Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Goyo Jiménez: 'Soy como una prostituta de lujo'

Entrevista al popular humorista
Whatsapp
Goyo Jiménez presentará en Tarragona su espectáculo ´Evoluzión´.  foto: Cedida

Goyo Jiménez presentará en Tarragona su espectáculo ´Evoluzión´. foto: Cedida

- Estudió Derecho, una disciplina muy distinta a lo que hoy en día se dedica. ¿Le ha servido de algo?

- Bueno, a veces he estudiado sentado. Ahora en serio. De absolutamente nada, aunque es bastante habitual entre los actores esto de estudiar Derecho. Me ha servido para tranquilizar a mis padres.


- ¿De qué tema le gusta más hacer reír?

- Me gusta hacer reír para aliviar el sufrimiento. Sobretodo hablo de la miseria humana espiritual y de los ruines que somos los humanos.


- ¿Por qué somos ruines?

- Es cosa de la naturaleza. Esto pasa porque no sabemos quién somos, entonces no podemos dejar de ser.

 

- ¿Quién es Goyo Jiménez?

- Me defino como un policía del absurdo. Me dedico a vigilar lo que hacen los humanos, y luego lo expongo en el escenario. Todo esto acompañado de la felicidad. Mi trabajo hace que la gente sea feliz, y yo lo soy si ellos lo son. Soy como una prostituta de lujo.

 

- ¿Es más monologuista o guionista?

- Me gusta más estar encima del escenario que escribir. Soy más bicho de escena que de mesa.

 

- ¿Qué es necesario para ser un buen humorista?

- Hay que tener gracia, la técnica se aprende. Cualquiera puede ser político, pero no humorista, tal y como lo demuestran la mayor parte de los políticos.

 

- ¿Cuál es el tipo de humor que sobrevive con el tiempo?

- Ese que aporta algo sobre la ciencia, el que te hace evolucionar. Si una risa es fácil no perdura, como es el caso de los chistes bombillas, que brillan mucho pero por dentro están vacíos.

 

- ¿Qué siente cuando está encima de un escenario?

- Antes de empezar deseo que empiece, y cuando llega no quiero que se acabe. Es una sensación muy placentera. Se diferencia del sexo masculino porque cuando actúo no quiero que se acabe.

 

- ¿Cree que necesitamos mucho más de humor hoy en día?

- Sí, pero para nosotros mismos. Estamos demasiado crispados. Todo se plantea contra alguien. A veces es mejor mirarse a uno mismo; se descubren muchas cosas.

 

- ¿La fórmula para acabar con esto?

- La tengo. Es asumir la culpa. Por ejemplo, si te roban el dinero en casa porque no quieres ingresarlo en el banco para que no descubran tu fraude fiscal, la culpa de que te hayan robado es tuya.

 

- ¿Y a usted, qué le hace reír?

- Las personas con ingenio, aquellas personas que consiguen que veamos el mundo desde una perspectiva diferente.

 

- ¿De qué trata el espectáculo que trae el próximo 18 de julio en Tarragona llamado Evoluzión?

- De conocernos a nosotros mismos. Me apetece recordar a los humanos que venimos de los monos. Hay muchas decisiones que no las toma el ser racional que parecemos ser, sino el mono que llevamos dentro. Hemos evolucionado, pero no siempre a mejor.

 

- ¿Y cómo ha evolucionado usted?

- Hacía mejor persona, cosa que es difícil ya que por naturaleza soy mala persona. Mi esposa y yo trabajamos para que yo sea más bueno.

Temas

  • CONTRAPORTADA

Comentarios

Lea También