Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

HERE, nueva base de datos para inteligencia en red

Cartografía actualizada como factor clave para el desarrollo de la conducción pilotada. Los sensores y el intercambio de datos entre vehículos permitirán una conducción más segura.

Redacción

Whatsapp
Más oportunidades en otras áreas, con posibles clientes fuera del automóvil.

Más oportunidades en otras áreas, con posibles clientes fuera del automóvil.

La base de datos HERE, adquirida conjuntamente por un consorcio formado por Audi AG, el grupo BMW y Daimler AG, será un instrumento esencial en el mundo digitalizado de la movilidad, una pieza básica en el desarrollo de la conducción autónoma y también una potencial herramienta de negocios en áreas productivas ajenas a la industria del automóvil.

El 4 de diciembre de 2015, el consorcio formado por Audi, BMW y Daimler adquirió a Nokia Corporation la división HERE, su base de datos de cartografía; uno de los más importantes suministradores de mapas digitales de navegación y servicios de localización para casi 200 países y en más de 50 idiomas. El ámbito de la digitalización abre nuevos

horizontes, y HERE, a través de sus mapas inteligentes en tiempo real y su nuevo entendimiento de los servicios basados en la localización, continuará su trayectoria de crecimiento como una compañía independiente y creadora de valor en beneficio de sus cientos de clientes de industrias de todo tipo.

La nueva estructura de HERE, con su consejo de administración representando a los tres grupos automovilísticos, pero también con presencia de especialistas independientes de la industria, separa bien los roles de los grupos como inversores y como clientes. La entidad, que seguirá abierta a todo tipo de nuevos usuarios, también podría aceptar la presencia de otros inversores para hacer más amplia la composición accionarial.

“Nuestro entorno está cambiando constantemente. Por ello, debemos actualizar continuamente la información con mapas digitales”, asegura dice Ricky Hudi, Vicepresidente Ejecutivo para Desarrollo de Electrónica en AUDI AG. “HERE provee los cimientos para nuevos sistemas de infotainment, conectividad y asistencia, nos da más independencia, y lo que es especialmente importante para el futuro, supone una excelente base de datos para ampliar aún más nuestro liderazgo en el campo de la conducción pilotada”. Los sistemas de conducción autónoma están experimentando actualmente un rápido desarrollo. Y ello requerirá un tipo de materiales cartográficos enteramente nuevo y de alta precisión. Los mapas estáticos de HERE en alta definición proveen modelos en 3D de la red viaria, infraestructura de transporte y entorno que son precisos casi al centímetro. Los datos proceden de más de 80.000 fuentes y miles de millones de puntos de comprobación diaria.

En la actualidad, cuatro de cada cinco coches nuevos matriculados en Europa o Norteamérica con sistemas de navegación incorporan cartografía HERE de alta calidad. “Nadie comprende mejor el potencial de los mapas digitales que el equipo de HERE con sus 6.500 empleados a nivel global. Los accionistas, por tanto, darán a HERE libertad para acelerar su estrategia de crecimiento”, comenta Rupert Stadler, Presidente de AUDI AG.

“HERE ha redefinido una y otra vez los niveles de calidad cartográfica a lo largo de los últimos 30 años. Nuestra expectativa es que continuará liderando la industria en su próxima fase de innovación, creando por tanto más valor”.

Tras la consecución de la mejor cartografía actualizada, el siguiente paso será enlazar los mapas con la información instantánea de incidentes reales de tráfico. Los propios coches adquieren esa información a través de sus cámaras, sensores y sistemas de control. Dicha información puede incluir límites de velocidad detectados por captadores de señales de tráfico o circunstancias de la vía como presencia de hielo. En la actualidad, ya existen más de dos millones de coches conectados que son capaces de recoger datos avanzados de localización de alta calidad, lo que supone un enorme potencial para acelerar el desarrollo de la plataforma HERE de localización.

En el futuro se añadirá mucha más información, que será enteramente verificada y evaluada como un flujo de datos desde la nube. La información relevante retornará continuamente a los vehículos participantes del esquema, aplicándose para ello estrictas normas de protección de datos. El enjambre de información proporcionará un enorme beneficio social. Posibilitará avisos de emergencias en tiempo real, como por ejemplo meteorología crítica, vehículos averiados, accidentes o formación de atascos. Otro de los próximos pasos podría ser preparar predictivamente los sistemas de control del coche para curvas o tramos de carretera en malas condiciones. Los coches virtualmente podrían “ver las curvas” por anticipado y reaccionar consecuentemente. Como resultado, la conducción sería más relajada y, sobre todo, más segura.

El intercambio futuro de datos entre los vehículos y la infraestructura también ofrecerá beneficios específicos en las ciudades. Mostrando e integrando las fases de los semáforos en los sistemas de control de los vehículos posibilitará que éstos circulen de forma más eficiente dentro del flujo del tráfico. Y usando datos disponibles, en el futuro será más fácil encontrar aparcamientos y planificar una ruta personalizada que también puede incluir transporte en tren o autobús.

Además de los mapas de alta definición, HERE suministra también una gran base de información sobre hoteles, negocios, plazas de aparcamiento y eventos. El volumen de datos siempre creciente de los alrededores del coche hace atractivos ciertos servicios de localización para el usuario, y podrá ser adaptado ajustándose a las necesidades individuales de cada conductor.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También