Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Hábitat submarino al lado de la sombrilla

Vandellòs i l´Hospitalet de l´Infant crea tres rutas submarinas con el objetivo de que la gente descubra la fauna que vive en su fondo marino
Whatsapp
Un submarinista colocando los plafones que los usuarios pueden leer. Foto: Submon

Un submarinista colocando los plafones que los usuarios pueden leer. Foto: Submon

Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant tiene una de las franjas litorales mejor conservadas de la costa de Tarragona con fondos marinos que albergan praderas de posidonia oceánica, que es un hábitat de protección europea que solo se encuentra en el Mediterráneo. Es una planta con raíces, talles, hojas y flores. Forma praderas dentro de las cuales muchas especies las utilizan para esconderse de sus depredadores, reproducirse o alimentarse, entre otras cosas. Además, provoca que el agua sea más oxigenada y que tenga más transparencia.

Por la riqueza de su fondo marino, a lo largo de la costa de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant se han creado tres itinerarios diferentes en los que practicar snorkel y observar las diversas especies que habitan en las praderas de posidonia, la arena y las rocas. Los recorridos se encuentran en la Platja de l’Arenal y la Cala Bea, que pertenecen al núcleo de l’Hospitalet de l’Infant; y también en la Platja de l’Almadrava, al núcleo de L’Almadrava.

Las rutas se acompañan de plafones submarinos sobre cada una de las especies más características de la playa o la cala que se visita. Están en 4 idiomas –catalán, castellano, inglés y francés– para que estén abierto a todo el mundo y no haya barreras de idioma. Además, se han colocado tres tipos diferentes de boyas en la zona de los bañistas según la información que aparezca en los plafones. En el fondo de roca, boya roja; en el fondo de arena, amarilla; y en el de posidonia, boya blanca.

 

Fauna en la posidonia oceánica

En la posidonia de las playas de Vandellòs i Hospitalet de l’Infant podremos encontrar 6 especies distintas. Empezando por los peces, la cabrilla es parecida al mero, de unos 20 cm de longitud y que se esconde entre las hojas de posidonia para capturar a sus presas. La salema nada en grupos y deja mordiscos en las hojas en forma de media luna. El sargo es un pez muy común en el Mediterráneo.

Dejando de lado los peces, tenemos el pepino de mar, que tiene el cuerpo alargado y blando. La nacra es una especie amenazada de molusco, algunos de los ejemplares que se pueden visualizar tienen más de 20 años. Por último, en la posidonia también se pueden detectar el erizo de mar común, que se sube a las hojas para alimentarse durante la noche.

 

Especies escondidas en la arena

El tipo de fondo de arena va cambiando cada cierto tiempo a consecuencia de las corrientes que afectan al litoral. Los animales que viven en la arena se esconden de los seres humanos para protegerse a sí mismos y pasar desapercibidos. En los peces, el salmonete busca alimento en la arena con sus bigotes. El podas se camufla en la arena para no ser detectado por sus depredadores.

Pasando a los moluscos, en la arena podemos visualizar tres especies diversas. El berberecho se encuentra normalmente enterrado en la arena y se va desplazando poco a poco por esta. La sepia es de carácter tranquilo y con cuerpo ancho y aplanado de 30 o 40 cm, las células de su piel le permiten cambiar de color y camuflarse en la arena. También se puede visualizar el caracol luna localiza a sus presas por el olfato, para alimentarse perfora conchas de almeja.

La última especie que se puede en la arena es la estrella de mar espinosa que se alimenta de conchas y pequeños erizos.

 

Conviviendo en las rocas

Las boyas rojas señalan el fondo con rocas, que es una prolongación de las formaciones rocosas que hay en tierra firme. Gracias a que se encuentran a poca profundidad, se pueden localizar muchas especies de algas y también de diversos animales que viven en agujeros, grietas o pequeñas cuevas de las rocas. Comenzando por los peces, la doncella tiene el cuerpo alargado y la boca puntiaguda, que al nacer todas son hembras –color marrón anaranjado– y después se convierten en machos –color verde con una línea naranja–. El otro pez que se puede ver en las rocas es la mojarra y es fácil de diferenciarla por las bandas oscuras que tienen en la cola y en la nuca.

Por otro lado, tenemos los equinodermos con la estrella roja como protagonista, esta se caracteriza porque suele ser de un color rojo intenso. También el erizo de mar común, citado anteriormente porque también se encuentra en la posidonia. Para finalizar, se puede detectar el plumero de mar que es un gusano que extiende una especie de penacho –agrupación de plumas– para alimentarse y respirar.

La riqueza del fondo marino de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant es lo que se quiere dar a conocer con estos tres itinerarios. Los recorridos están abiertos a todos los públicos y no se necesita nada especial para realizarlos, simplemente unas gafas y un tubo de buceo. De momento, tal y como comenta la regidora de turismo Elidia López, no se hacen visitas guiadas; pero si este verano se ve que el asunto funciona, podrían llegar a montarlas en un futuro.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También