Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Hay una legión de mujeres de 40 y 50 que la crisis sacó del mercado"

El curriculum de Maria Rosa Llurba (Riudoms, 74 años), es casi tan extenso como su agenda semanal: «Nuestro trabajo no se mide en el PIB»

Norián Muñoz

Whatsapp
Presidenta de la Assocaciió de Dones Jubilades i Pensionistes de Tarragona

Presidenta de la Assocaciió de Dones Jubilades i Pensionistes de Tarragona

El curriculum de Maria Rosa Llurba (Riudoms, 74 años), es casi tan extenso como su agenda semanal. Este año el Ayuntamiento de Tarragona le dedicó uno de los puntos de libro con los que visibiliza la labor de tarraconenses destacadas.

Estudió magisterio y después trabajo social.Además es diplomada en técnica en gerocultura y tiene dos posgrados en temas relacionados. Actualmente está al frente de diversas entidades de mujeres en la provincia de Tarragona y es experta en el Observatorio de Violencia de Género en Bruselas... En definitiva, su jubilación del ayuntamiento de Tarragona, donde impulsó numerosas actividades para mayores, está siendo de todo menos tranquila.

Si se le pregunta si la sociedad aprovecha la experiencia de las personas mayores responde convencida que no:«estamos en una sociedad en la que sólo se valora lo que produce». Y añade que las personas mayores, «prestan sus servicios a la familia a los hijos y a los nietos y gracias a este trabajo hay muchas parejas en que pueden trabajar ambos. Es un trabajo que no aparece en el PIB, ni en ningún sitio». Y se da la circunstancia de que muchas de las mujeres que hacen esos trabajos cobran una pensión de viudedad que califica de «miserable».

Cuando se le comenta que las jubiladas actuales cobran un 42% menos que los jubilados, explica que lo peor es que las nuevas jubiladas no lo van a tener mejor. Calcula que en los próximos 10 años todavía se jubilarán las funcionarias y trabajadoras de grandes empresas que sobrevivieron a la crisis, pero que de aquí en adelante vendrá una legión importante de mujeres de 40 y 50 años a quienes la misma crisis dejó en el paro sin apenas posibilidades de salir de él. Y todo con una larga esperanza de vida por delante.

A esto suma el hecho de que la conciliación, apunta, sigue en manos de las mujeres «que siguen siendo las que menos cobran y por eso las primeras que toman las reducciones y la excedencias... Así le quedan reducidas las posibilidades de ascender, de formarse... Es el pez que s muerde la cola», apunta

Y mientras, explica, «No estamos haciendo nada... En Europa las mujeres ahora mismo estamos como una adolescente de 15 años, no hemos avanzado más», reclama.

Apunta que basta con ver la partida dedicada a trabajar en la igualdad de oportunidades en los presupuestos «es cero», señala.

Temas

  • NALTROS

Lea También