Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Inteligencias Colectivas y Wecyclers ofrecen una nueva mirada al ´frugal design´ y a la autoproducción en el Mazda Space

El FAD y Mazda organizan el ciclo de conferencias Xarxes d´Opinió con Mazda Rebels que tiene como eje común el diseño y la transformación social
Whatsapp
Lograr más con menos recursos. Esta es la filosofía del

Lograr más con menos recursos. Esta es la filosofía del "frugal design" y la autoproducción.

Lograr más con menos recursos. Esta es la filosofía del “frugal design” y la autoproducción, dos prácticas que buscan reducir el coste de los bienes y servicios con la idea de que sean más accesibles y permitan mejorar la vida de las personas. El Mazda Space fue, ayer, el escenario de la presentación de Inteligencias Colectivas y Wecyclers, dos iniciativas que demuestran como el “frugal design” y la autoproducción, habitualmente asociados a países en vías de desarrollo y gente con pocos recursos, trascienden los límites económicos y geográficos, pudiendo contribuir a la transformación social. Esta sesión forma parte de Xarxes d’Opinió con Mazda Rebels, el ciclo de conferencias sobre diseño y transformación social que organiza el FAD, el centro de referencia sobre diseño y arquitectura en Cataluña y España, en colaboración con Mazda, la compañía de automoción de Hiroshima.

Juanito Jones, networker del grupo de arquitectos y diseñadores Zoohaus, presentó a los asistentes la plataforma Inteligencias Colectivas, que nació con la voluntad de crear una gran base de datos libre sobre diferentes tecnologías y sistemas constructivos usados en todo el mundo. Este colectivo, que se opone a la veneración del conocimiento científico, pretende legitimar el saber popular o tradicional en el ámbito del diseño y la arquitectura. En palabras de Jones: “Cada lugar del mundo posee su propio abanico de técnicas y tácticas constructivas. De las viejas soluciones sin planificación arquitectónica o urbana y con improvisación e imaginación se pueden generar nuevos procedimientos que permiten que el diseño evolucione”.

El networker también destacó que Inteligencias Colectivas es un espacio donde metodologías y recursos en red pueden aplicarse y servir de inspiración para nuevos proyectos colectivos mediante las sinergias entre usuarios procedentes de diversas disciplinas. “Disponemos de un catálogo de construcciones diseñadas a través de evolucionar distintas ‘inteligencias’ encontradas por todo el mundo y que se han desarrollado en talleres horizontales con la participación de agentes locales”, explicó.

En esta jornada, conducida por el reconocido diseñador industrial Curro Claret, también se presentó el proyecto de la empresa nigeriana Wecyclers de la mano del periodista Carlos Bajo. Esta organización promueve el reciclaje de residuos en la ciudad de Lagos mediante el uso de bicicletas –las wecycles- diseñadas y autoproducidas localmente. Los jóvenes de la ciudad recogen los residuos a domicilio y gracias a un programa de incentivos, basado en SMS, recompensan a los usuarios con puntos que pueden ser canjeados por productos y servicios como minutos en telefonía móvil, alimentos básicos o artículos para el hogar.

Bajo subrayó que “la capital de Nigeria ha experimentado en los últimos años un importante crecimiento urbano, convirtiéndose en uno de los centros económicos más importantes de África, pero los problemas fruto de la contaminación y la escasa infraestructura se han mantenido”. Una de las problemáticas más graves en la ciudad es la crisis de gestión de residuos ya que el gobierno municipal tan sólo recoge actualmente el 40% de la basura de la ciudad. “Esta iniciativa no sólo contribuye a la recogida de basura y al reciclaje, sino también a reducir el desempleo y a mejorar la vida de las personas”, añadió el periodista.

Por su parte, la investigadora Blanca Callén compartió con los asistentes varias respuestas ciudadanas, basadas en la reutilización, la reducción y el reciclaje, que están surgiendo para afrontar el problema de la basura electrónica desde fuera de los circuitos institucionales. “Estas prácticas hablan de aprovechar al máximo los objetos y apuntan a la cultura del mantenimiento y la reparación frente a la cultura del usar y tirar a la vez que nos desafían a pensar que hay muchas formas de sostenernos”, remarcó Callén.

Tanto Mazda como el FAD encarnan a la perfección el espíritu de retar apasionadamente los convencionalismos para hacer las cosas mejor. La pasión por el diseño, la innovación y la experimentación en áreas como la tecnología y la creatividad también son rasgos que la compañía japonesa comparte con el FAD.

El Mazda Space, el espacio único en el mundo plataforma de la expresión cultural de Mazda, acoge este 2015 una intensa programación integrada por tres referentes del panorama cultural internacional de Barcelona: Sónar+D, el congreso internacional sobre creatividad y tecnología; el FAD, el centro de referencia sobre el diseño y la arquitectura en Cataluña y España; y TEDxBarcelona, plataforma que promueve la difusión y el debate de ideas innovadoras.

La próxima cita del ciclo Xarxes d’Opinió con Mazda Rebels, que tendrá lugar el próximo 2 de julio, girará en torno al “Diseño colaborativo y democracia”. La construcción del patio de la escuela La Pau, a cargo de Raons Públiques, y las soluciones digitales low cost de Frugal Digital serán los dos proyectos que se van a presentar.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También