Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Ivory: 'El primer ensayo fue un desastre'

Entrevista al grupo de rock tarraconense
Whatsapp
Joel Calvo (bajista), Joan Torné (batería) y Albert Poll (guitarra y voz) son de Vilallonga y forman el trío Ivory.  foto: dt

Joel Calvo (bajista), Joan Torné (batería) y Albert Poll (guitarra y voz) son de Vilallonga y forman el trío Ivory. foto: dt

-¿Qué música escuchan?

-Es muy variada, pero la que tocamos es mucho por influencia de los padres. Nosotros hemos descubierto muchas cosas por Youtube o Spotify. Escuchamos mucho jazz, también Rosendo, rock sureño, y hasta bossa nova.

 

-Les marca la influencia paterna, lo que han oído en casa.

-Nuestros padres han escuchado de jóvenes la misma música y es lo que han querido inculcar inconscientemente a sus hijos. Les gusta Dire Straits, que no tiene mucho que ver con nosotros, pero quieras que no te acaba molando. Todo son influencias, ir cogiendo ese rollo.

 

-¿Cómo se fusiona todo eso?

-No decimos: ‘Vamos a hacer una canción como AC/DC’. La referencia siempre es el rock. Para llegar a Led Zeppelin has tenido que pasar por AC/DC, Dire Straits… Escuchas cosas y aunque no las practiques en casa, te acaban saliendo así.

 

-¿Se ven un poco solos, bichos raros entre su generación?

-Un poco, pero siempre hay gente. Si encuentras a alguien de tu edad al que le gusta Led Zeppelin, dices ‘ostia!’. Es raro. Se estila más la rumba, el ska, la fiesta mayor, la electrónica.

 

-Se dice que hacen música para gente con el doble de edad.

-No es que hagamos música para gente mayor, sino para el que la quiera escuchar. Lo que pasa es que cuesta encontrar a gente joven que apueste por el rock.

 

-¿Cómo se forma Ivory?

-Formábamos parte del mismo grupo de amigos. Hablábamos de música. Un día ensayamos, fue un desastre, claro, pero a partir de ahí montamos un local en Vilallonga, en una buhardilla, y empezaron a salir cositas.

 

-¿Han estudiado música?

-Hemos hecho clases, pero somos básicamente autodidactas. En lugar de estar en casa mirando una partitura preferimos ir al local, y ver que se te abre ante ti un mundo espectacular: puedo hacer un montón de cosas que nadie me ha enseñado.

 

-¿Por qué un trío?

-Hay una esencia. Intentamos que viniera una pianista, pero no acabó de funcionar. Ya nos conocemos. Tienes la etiqueta de power trío, como Hendrix, Cream, Stevie Ray Vaughan. Eres tres. Hay lo que hay. Somos tres músicos que nos sabemos llenar. No somos estáticos, uno hace una frase, el otro solea… Nos llenamos.

 

-La actitud es importante.

-Te sale solo, lo sentimos. Antes sí hacíamos más el payaso en los ensayos. Ahora lo dejamos para el directo. Si la gente está animada, te sientes bien, comienzas a tocar y te creces. Y dices: ‘Me lo voy a comer’.

 

-No dejan de ganar concursos.

-El concurso es una forma de selección. Si ganas, es por algo, significa que lo que hacemos lo estamos haciendo un poco bien. No eres el puto amo pero sí que la gente espera algo más de ti, y en eso estamos.

 

-¿Se ven experimentando con los géneros en el futuro?

-Sí. Hemos hecho algún funky pero al ser trío cuesta. El nuevo single no suena tan Hendrix pero tiene ese ambiente setentero. Nos fijamos mucho en otro trío, The Brew. Hendrix no hacía paradas: tiraba millas hasta acabar. Antes hacíamos la intro, alguien cantaba, un solo hippy total… ahora trabajamos más las canciones, hay más detalles.

 

-¿Han tenido algún momento de revelación musical?

-Muchos y ninguno en concreto. Escuchas canciones, del estilo que sean, y dices ‘buff’… hacer eso debe ser… Piensas: ‘ojalá yo pudiera hacer eso’.

Temas

  • CONTRAPORTADA

Comentarios

Lea También