Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Jordi Fenosa: 'El cómic da una libertad más amplia que la literatura infantil'

Entrevista con el dibujante de cómics y literatura infantil
Whatsapp
Jordi Fenosa Tatay estará mañana en Creixell para pronunciar el pregón de la Festa Major.  Foto: CEDIDA

Jordi Fenosa Tatay estará mañana en Creixell para pronunciar el pregón de la Festa Major. Foto: CEDIDA

- ¿Quería ser dibujante desde pequeño?

- Sí, es una de esas cosas que crea adicción desde pequeño.

- ¿Cuándo descubrió que su hobby se podía convertir en su profesión?

- Fue a los trece años, cuando decidí que no podía ser veterinario porque no soportaba la sangre. Simplemente fue algo natural, pensé que si me pasaba tantas horas dibujando podía convertirlo en mi trabajo.

- ¿Qué diferencia encuentra entre dibujar para cómics y dibujar para niños? ¿Hay la misma libertad?

- No, lo que pasa es que profesionalmente soy dibujante infantil y eso hace que mis dibujos tengan un aire blando e inocente. Con los niños hay que tener mucho cuidado, lo políticamente correcto ha entrado con mucha fuerza y lo tienes que tener muy en cuenta. El cómic da una libertad más amplia.

- ¿Cómo nace, en 2009, Hotel Porquí?

- Hice intentos de publicar Hotel Porquí, no encontraba el lugar y creé un blog en Vilaweb. Finalmente aparecí en un diario digital -el Diari Gran del Sobiranisme- e hice tiras hasta que me di cuenta de que valía la pena hacer mi autoedición.

- ¿Qué ha cambiado desde la primera viñeta de Hotel Porquí hasta la última?

- A mí me parece que ha cambiado el país (risas), eso es obvio. Ahora seguramente sea más mordaz, la ilusión de todo el movimiento de estos años se filtra y también esa paciencia que se agota y acaba por convertise en ira porque todo tendría que ir mas rápido.

- ¿Por qué eligió un cerdo y no otro animal?

- Porque es un animal muy catalán, viene con un refranero muy completo vinculado a los cerdos en Catalunya. El paralelismo que quería conseguir era obvio, es un animal del que siempre ha habido la creencia que todo se puede aprovechar y que siempre ha estado en la granja esperando dócilmente que lo lleven al matadero.

- ¿Si tuviera que quedarse con uno de sus personajes, cuál sería?

- Creo que me quedaría con Silvia, la cerdita protagonista. Como les pasa a muchos dibujantes que dibujan una serie coral con muchos personajes, no sabes có9mo pero siempre hay un personaje que “se te gana” y va apartando a los demás personajes para hacerse su lugar. Todo eso me ha pasado con Silvia, que se ha ganado con méritos propios ser la protagonista de Hotel Porquí.

- Después de unos meses, Charlie Hebdo ha reconocido que no publicará más caricaturas. ¿Qué opina como dibujante satírico?

- No lo juzgo, lo considero humano. Yo posiblemente no me atrevería a hacer dibujos tan provocativos. De todos modos, hay que tener cuidado con la libertad absoluta del dibujante a hacer humor de todo tipo de cosas. A mí me preocupa ofender a las personas y tengo mucho cuidado en ese aspecto. Aunque como digo, no lo juzgo porque es una decisión personal de cada dibujante.

- ¿Cree que el mundo del cómic catalán goza de buena salud?

- Tiene una “mala salud de hierro” como decimos aquí. Hemos pasado un agujero muy profundo, en los años 80 percibimos la llegada masiva del manga japonés, lo que acabó por echar abajo el panorama europeo tan rico que teníamos, después de tener que “luchar” con la industria del superhéroe americano. De momento continuamos, aunque en nuestra cultura parece que todo se ha de hacer a base de voluntarismo y que el sacrificio añadido ya se presupone, cosa que en otras culturas no pasa.

- ¿Qué proyectos tiene en un futuro?

- Espero consolidar mi faceta de escritor juvenil con mi primera novela que sale este otoño. Voy publicando cuentos, tengo dos novelas más en el cajón que esperan encontrar editor, estoy muy ilusionado.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También