Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Juan Antonio Moreno: "En esta sociedad tecnológica aún hay quien valora el papel"

Tarragona acoge este sábado el primer Feztival, una feria de fanzines, editoriales y discográficas. Habrá más de una docena de expositores y conciertos

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
Juan Antonio Moreno en el bar 12 Topos. FOTO. Pere Ferré

Juan Antonio Moreno en el bar 12 Topos. FOTO. Pere Ferré

- Creía que los fanzines eran cosa del pasado

- Nos hemos sorprendido bastante del éxito de convocatoria de este Feztival. Internet y las redes sociales conectan a la gente que hace fotos e ilustraciones. Es como una puerta abierta que les hace de tienda online.

 

 - ¿De qué temáticas son?

- La suerte de los fanzines es que, como es una publicación que haces tú mismo, puedes abordar los temas que te interesen. Hay de ilustración, cómics, texto, poesía, fotografía... El límite es la idea que tú tengas.

 

- ¿Son autoeditados y sin financiación publicitaria?

- La mayoría de autores trata de autogestionarse para no depender de la publicidad. Ellos mismos van a la imprenta y sacan las copias que creen que van a vender. Si les va bien, vuelven y hacen más.

 

- ¿Qué ha sido de los fanzines fotocopiados y grapados?

- Muchos fanzines están hechos por diseñadores o gente que ha salido de la escuela de arte. Además, la impresión ha mejorado mucho con el tiempo, ahora se puede imprimir en digital con una calidad que antes no se tenía y es más barato. No hace falta tirar de offset y hace 500 ó 1.000 copias.

- ¿Han perdido su espíritu punk?

- Sigue siendo un elemento para hacer crítica, pero también tiene un punto muy artístico. No necesita esa connotación de los años setenta, cuando era un medio alternativo que no pasaba por los cauces y hablaba de cosas que los otros medios no cubrían. Ahora se ha abierto y hay propuestas meramente artísticas y otras más reivindicativas.

-¿Sigue siendo contracultura?

- Sí. Pero la línea entre la autoedición y la edición es muy fina: hay fanzines que igual tiran 500 copias y editoriales grandes que sacan 1.000.

 

- ¿Cuál es el perfil de los autores de fanzines?

- Al ser tan variados no hay un perfil estándar. Hay jóvenes que acaban de hacer la carrera de Bellas Artes o Ilustración y que en vez de hacerse un portafolio e ir llamando a puertas para que les publiquen prefieren publicarse ellos mismo. También hay gente que tiene su trabajo y se dedica a esto por amor al arte.

 

- ¿Dónde los escriben?

- Generalmente, todos curran en casa y luego bajan a la imprenta que tienen más cerca o le sale más barata. Ahora hay una técnica en alza que se llama risografía, que es como si la serigrafía y la fotocopiadora tuvieran un hijo.

 

- ¿Son obras individuales o colectivas?

- Suelen ser colectivas. Hay fanzines con muchos colaboradores, aunque también hay quien los hace solo.

 

- ¿Cómo son los lectores?

- Nos encontramos desde gente de cincuenta o sesenta años que sigue fanzines desde la década de los setenta hasta chavales de quince que van al instituto.

 

- ¿Por qué están otra vez de moda los fanzines?

- Todo el mundo tiene la necesidad de contar historias a través del medio artístico que sea. Y en una sociedad tecnológica en la que todo está en Instagram, también hay quien da valor a lo físico, al papel.

 

- ¿Y coleccionistas?

- Quizá no es un coleccionismo como el de superhéroes o discos, pero una vez que entras en el mundo del fanzine cada vez vas conociendo más autores y editoriales.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También