Más de Naltros

La Semana de la Moda de Nueva York se pone reivindciativa

Protestas contra Trump, contra los recortes sanitarios o contra la extrema delgadez de las modelos marcan las tendencias en EE UU

Colpisa

Whatsapp
En varios desfiles, como este de Tommy Hilfiger, las modelos han llevado la

En varios desfiles, como este de Tommy Hilfiger, las modelos han llevado la "banda de la tolerancia", una cinta blanca anudada en la muñeca. Foto: EFE

Los Trump, Donald y Melania, son lo que son (léase matrimonio) gracias a la Semana de la Moda de Nueva York. En una de las selectas fiestas que se celebran entre desfile y desfile se conocieron. Bueno, más bien, él le echó el ojo, luego consiguió hacerse con su número de teléfono, más tarde la convenció para comer juntos, algún que otro encanto tuvo que mostrarle para que ella dejara a su marido y... Llegar a donde hoy están. Por aquel entonces -estamos hablando de 1998-, Melania Knauss era una cotizada modelo y Donald Trump era Donald Trump, aunque su prioridad pasaba por organizar concursos de miss mundo, no por levantar muros.

Sí, los Trump, pese a que no estén de moda, son tendencia. Y estos días acaparan protagonismo entre las propuestas de la Semana de la Moda de Nueva York para el siguiente otoño-invierno. Son motivo de inspiración para alzar la voz, para reivindicar la tolerancia. Tal parece que la pasarela se ha revolucionado, que se utiliza ahora este escaparate para mostrar repulsas, para eliminar discriminaciones o para denunciar presiones.

No todas las quejas van dirigidas al flamante presidente de los EE UU. No. Pero los diseñadores negros, que han venido a decir "ya está bien" de que se les vea como diseñadores negros, que ellos quieren ser vistos como diseñadores, y punto, saben que con el nuevo inquilino de la Casa Blanca no lo tendrán más fácil que con Barak Obama. Al revés. Por eso, y hasta mayo, han programado debates y exposiciones para que se hable de ello, para abrir ojos y eliminar prejuicios. Porque, y es una realidad, los diseñadores negros representan un 1% de todos los creadores exhibidos por VogueRunway.com, la gran pasarela web donde seguir las colecciones de moda de todo el mundo.

Precisamente en ese portal se puede apreciar lo que ya no es un secreto a voces: que hay modelos que deambulan famélicas. No poco tiempo se lleva hablando de este asunto, no pocas veces se ha señalado al mundo de la moda como causante de relacionar belleza con extrema delgadez. Pero ni así. Sigue ocurriendo. Y por eso, porque están hartas, más de 70 modelos han estampado su firma para denunciar la presión de la industria de la moda estadounidense para perder peso. Porque, ojo, el 81% de las modelos, según un reciente estudio, están por debajo de su peso normal, un 71% está siempre a dieta y más del 50% reconoce que se salta una o varias comidas al día para perder peso de forma rápida y lucir como esas modelos tipo alambre que siguen pisando las pasarelas.

Lo dicho, la Semana de la Moda de Nueva York ha empezado reivindicativa. Creadores, modelos e influencers lucen ya chapas de color rosa en apoyo de una asociación que defiende la libertad sexual y reproductiva, a la que los legisladores republicanos quieren sacar de la financiación gubernamental. Pero, sin duda, la voz que se escucha más fuerte es la que se alza contra Trump y su decreto que prohíbe la entrada de refugiados y ciudadanos de siete países musulmanes. Ya se han visto en varios desfiles a las modelos con la ya conocida como "banda de la tolerancia", una cinta blanca con arabescos en negro anudada en la muñeca. Tommy Hilfiger, Calvin Klein y alguno más se revuelven así contra la política de un presidente que tal parece que se ha quedado anticuado.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También