Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La URV despierta vocaciones

Alumnos de bachillerato experimentan en la Escola Tècnica Superior d’Enginyeria Química con la energía solar fotovoltaica y la extracción de cafeína 

Gloria Aznar

Whatsapp
Alumnos de segundo de bachillerato atentos a la clase que ayer impartió Josep Maria Borràs sobre el análisis de la cafeína. FOTO: Pere Ferré

Alumnos de segundo de bachillerato atentos a la clase que ayer impartió Josep Maria Borràs sobre el análisis de la cafeína. FOTO: Pere Ferré

Despertar vocaciones e incentivar el interés por la investigación era el objetivo de los dos talleres que ayer tuvieron lugar en la sede de la ETSEQ (Escola Tècnica Superior d’Enginyeria Química), organizados por Cristina Urbina, profesora del Departamento de Enginyeria Mecànica y secretaria de la Escola.

Bajo esta premisa, estudiantes de segundo de bachillerato del Institut Els Alfacs de la Ràpita fueron ayer alumnos privilegiados en la Universitat Rovira i Virgili (URV) donde participaron en dos clases, de extracción de la cafeína y de fotovoltaica, dentro del programa Fem Recerca.

Análisis del café
El laboratorio de ingenieros químicos fue el medio natural del primero de los talleres, la extracción de la cafeína. Allí el profesor Josep Maria Borràs les dio una pequeña charla a modo de introducción sobre qué es un laboratorio, qué medidas de seguridad se deben tomar y con qué material iban a trabajar.

«Nuestros alumnos, cuando llegan aquí son como vosotros. Hay medio año de diferencia», les comentó. Y como estaban en terreno químico aprovechó para incidir en que «Tarragona es famosa por las ruinas romanas y por la petroquímica».

El objetivo de este taller era determinar la cantidad de cafeína en diferentes bebidas como café, té o en una lata de bebidas comerciales de cola. 

«La cafeína se encuentra presente en una proporción entre el 1 y el 3 por ciento en el café comercial y sobres de té», explicaba Borràs, información que aportó en un dossier especialmente elaborado para los alumnos. «Y se puede extraer del café porque es parcialmente soluble en agua a diferencia de otros componentes que lo forman».

Borràs desgranó   los componentes de la cafeína y los pasos a seguir para llevar a cabo el experimento con éxito, en muestras sólidas y en muestras líquidas. 

Una vez extraída y separada, los estudiantes procedieron a su análisis por cromatografía líquida.

Si el primer grupo experimentó en el laboratorio, algunos por primera vez, el segundo lo hizo bajo el sol matinal que se podía disfrutar en el patio, totalmente apropiado para la explicación que iban a oír. 

Energía solar
Los objetivos del taller de la energía solar fotovoltaica eran conocer los elementos principales de una instalación, identificar sus características, comprender su funcionamiento, saber ver los factores que tienen una mayor influencia y efectuar medidas de estos factores así como calcular las prestaciones energéticas del sistema solar fotovoltaico. 

Para ello, el jefe del Departamento de Enginyeria Mecànica, Manel Vallès, les explicó cómo funciona la energía solar fotovoltaica que «se basa en la captación de energía solar y su transformación en energía eléctrica mediante módulos fotovoltaicos».

Asimismo, entre otros muchos puntos, también les habló de las baterías, «muy sensibles a como las cargas o las descargas», así como sobre las medidas de seguridad, siempre tan importantes en todos los procesos.

"No lleves anillos, brazaletes, relojes o cadenas cuando trabajes cerca de las baterías ya que pueden provocar cortocircuitos que causarán graves quemaduras».

De esta forma tan práctica, los estudiantes de bachillerato y de ciclos formativos de grados superiores conocen de primera mano opciones que si en un primer momento no tenían contempladas, tras talleres como los de ayer las pueden encontrar atractivas y fascinantes para su futuro.

Opciones
Ayudarles a escoger

Algunos alumnos que realizan los talleres todavía no saben qué estudiarán, por qué profesión se decantarán, a pesar de que el siguiente curso muchos de ellos entrarán en la Universidad.

Los especialistas de la URV son conscientes, por lo que con estas clases miran de darles «una visión de las partes de la ingeniería, fomentar que se decanten por ella».

Tal y como explica Manel Vallès, jefe del Departamento de Enginyeria Mecànica, «pocos quieren estudiarla». Resalta que «hoy en día lo que más tirada tiene son los temas de salud. A veces se ponen de moda por una serie de televisión».

Destaca que «los estudiantes tienen muchas cosas que les llenan la vida y es difícil priorizar y la ingeniería es algo que necesita esfuerzo, la tienes que digerir».

Temas

Comentarios

Lea También