Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

La aprobación del PIVE 7 supone un balón de oxígeno para los vendedores, según Ganvam

Más del 91% de la dotación está ya comprometida para cubrir la prórroga de la sexta edición. Los concesionarios venían adelantando las ayudas a cuenta del Estado desde finales de noviembre.
Whatsapp

El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), Juan Antonio Sánchez Torres, afirmó hoy que la aprobación del PIVE 7 supondrá un respiro para los concesionarios que desde finales de noviembre venían adelantando los 1.000 o 1.500 euros –en caso de vehículos para familias numerosas o discapacitados- por vehículo que le correspondía aportar al Estado, siempre que las operaciones realizadas durante la prórroga, pero con cargo al PIVE 7, respeten las condiciones de la anterior edición.

De hecho, más del 91% de los 175 millones de euros de dotación del PIVE 7 se destinarán a cubrir estos anticipos realizados por las redes de distribución, ya que la prórroga de la sexta edición no ha contado con presupuesto específico, sino que “ha estado operando a crédito” a la espera de que se habilitara esta partida.

De esta forma, con la dotación prácticamente agotada, el presidente de Ganvam -que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas- confió en que, tal y como le confirmó el propio secretario de Estado, Jaime García-Legaz, el sector tenga garantizada la continuidad de los planes durante este ejercicio para evitar un parón en el mercado, que acumula 17 meses de crecimientos continuados.

Además, si se mantiene la exigencia de que el vehículo que se entrega a cambio para achatarrar tenga la ITV en vigor y titularidad de al menos un año se asegurará que no sólo se dinamizan las ventas sino también que se contribuye a un parque más joven y seguro.

Según Sánchez Torres, “como todos sabemos, estos programas no pueden tener una continuidad indefinida. Tampoco nosotros lo pedimos porque somos un sector corcho que se recuperará de forma natural en cuanto las mejoras macro se trasladen al bolsillo de las familias. Mientras, serán los incentivos a la compra los que sostengan el mercado, teniendo en cuenta que actualmente vendemos 18 coches por cada mil habitantes, cuando tendríamos que alcanzar un ratio de 25/1.000, unos 1,2 millones de unidades anuales”.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También