Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

La banda mítica Fresones Rebeldes regresa al Cau

La formación, exponente del punk pop naif, se juntó en 2014 y hoy recala en la sala donde ya tocó en 1999. Temas como 'Al amanecer' o 'Soy inocente' sonarán esta noche en Tarragona
Whatsapp
La formación actual de Los Fresones Rebeldes. El grupo barcelonés alcanzó el éxito en el mundo indie a finales de los años 90.  Foto: DT

La formación actual de Los Fresones Rebeldes. El grupo barcelonés alcanzó el éxito en el mundo indie a finales de los años 90. Foto: DT

«No es que me emocione otro amanecer / es que es el primero en que me vienes a ver». ¿Se acuerdan? Son los primeros versos de Al amanecer, la canción que hizo populares a Los Fresones Rebeldes, un grupo barcelonés nacido en 1995, en plena efervescencia indie, y disuelto en 2001. Aquel tema con toques del pop de los 60, del punk y la new wave, fue el empujón para que la formación, que grabó tres discos, llegara a primera fila del panorama alternativo.

Recuperando aquellos temas, esta noche, Los Fresones Rebeldes actuarán en la Sala El Cau (21.30 horas, 10/12 euros), precisamente el local en el que hace 16 años tocaron por última vez en Tarragona, que hoy vivirá la vuelta a los escenarios de la formación. «Todo ha sido dejarse llevar. El año pasado Subterfuge intentó reunir a la mayoría de sus grupos históricos. Ensayamos e intentamos retomar el nivel. Nos juntamos para un día, la cosa fue bien y seguimos haciendo algunos conciertos más», explica Joaquín Felipe, guitarra y principal compositor. Desde verano de 2014, los autores de temas como Soy inocente o ¿Por qué me tengo yo que enamorar? han vuelto a la actividad disfrutando de esta nueva etapa. «Ya no hay la presión de un disco nuevo. El tiempo te enseña que no vale la pena enfadarse con algunas cosas. Ahora todo es mucho más fácil», reconoce Felipe.

Les acreditan varios conciertos recientes por la geografía española y hasta actuaciones por América Latina, donde se han convertido, sin quererlo y sin saberlo, en una referencia. «Fue un fenómeno extrañísimo. Hacia 2005, cuando ya llevábamos cuatro años retirados, las emisoras alternativas de allí empezaron a poner nuestra música y nos convertimos en un grupo de culto, sin ni siquiera haber ido a tocar», narra el compositor. El año pasado, por fin, sí viajaron a Latinoamérica para hacer las delicias de un público entusiasta con su repertorio.

Mucho han cambiado las cosas en estos 15 años: «Vienen a vernos los fans de antes, más mayores, y también sus hermanos pequeños. Evidentemente, el mundo de la música ha cambiado muchísimo. Ahora no se venden discos pero en la mayoría de las salas los técnicos son mucho más competentes. Antes, a un grupo como nosotros, con una manera de tocar bastante limitada, nos aborrecían. También los hoteles son mejores. Algunas cosas han cambiado para mejor».

Los Fresones Rebeldes fueron un exponente del llamado pop naïf o tontipop, etiqueta con ciertos aires peyorativos: «Sólo intentábamos ser ‘superclaros’ en una época en la que el indie era un inglés. Queríamos que se entendiera lo que decíamos». Sentimientos cantados sin pudor, romanticismos de adolescencia y relatos de amoríos transitan por las canciones que esta noche sonarán en Tarragona en el regreso de los Fresones. «No teníamos pretensiones ni ahora ni antes. Éramos un grupo de amigos que se reunían. Uno traía una caja de Dunkin’ Donuts, otro se ponía a cantar... Nuestra única aspiración era que nos pinchara Juan de Pablos –mítico locutor de Radio 3–. Le enviamos la maqueta y nos puso dos días seguidos».

La banda barcelonesa estará acompañada hoy por Los Animalitos del Bosque, un grupo de punk-pop rápido y divertido.

Temas

  • MÚSICA

Comentarios

Lea También