Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La banda que no descansa

Los Aliados, liderados por el cambrilense Erik López y Marc Koöel, salen a unos 200 conciertos al año 

Javier Díaz

Whatsapp
El cuarteto de Los Aliados

El cuarteto de Los Aliados

Los turistas holandeses, belgas y alemanes flipan con Chuck Berry, Elvis Presley y Jerry Lee Lewis. Se vienen arriba cada vez que Los Aliados les tocan rock and roll primigenio, del de los cincuenta y los sesenta. La banda liderada por el cambrilense Erik López y el puertollanero Marc Koöel se ha recorrido este verano buena parte de los hoteles y campings de la provincia de Tarragona. Sin apenas descanso, con hasta dos y tres bolos al día. Desde su formación en septiembre de 2015 sale a unas 200 actuaciones al año, ya sea en  formato acústico a dúo o en eléctrico como cuarteto –el bajista Raül López y el batería Álex Merino son los refuerzos–

Pero que nadie se confunda, no son un grupo de animación ni de versiones. Tienen un disco con sus propios temas, 'Y si no, nos cabreamos', publicado el pasado mayo, y tan pronto revolucionan una sala, como un pub, una fiesta motera, un restaurante, una tienda de ropa o hasta una boda. Sus conciertos pasan habitualmente de las dos horas y media –han llegado a tocar más de cuatro horas del tirón– y mezclan sus canciones con covers de sus referentes: Johnny Cash, The Black Crowes, Los Rodríguez... 

Manejan una bolsa unos sesenta temas para elegir. «El público se cree que los músicos nos sabemos todas las canciones del mundo y nos hacen peticiones de todo tipo. Nos han llegado a pedir que toquemos Despacito y una de Cher, pero evidentemente nos negamos», bromea López. El rock clásico con raíces blueseras y sureñas es su seña de identidad. Aportan un toque latino y se aproximan al country, el rockabilly y el swing, estilos muy de moda ahora.

Tanto ajetreo ha permitido a Los Aliados ganarse la vida con la música –aunque no se dedican exclusivamente al grupo–. No es una trabajo estresante, más bien al contrario, comentan. «Agota porque hay temporadas en las que casi no paramos. A veces llevas veinte día seguidos tocando y necesitas un descanso, pero para nosotros todos los días son una fiesta, nos llevamos muy bien», asegura López. Ensayan lo justo, más bien nada. No tienen tiempo. Dejan las probaturas para los directos. No son unos novatos, los cuatro integrantes llevan casi dos décadas metidos en diferentes proyectos. 

Presentan  disco en Barcelona

Su disco  'Y si no, nos cabreamos' fue grabado y producido por ellos  mismos en el estudio que Koöel tiene en su casa de Alforja. El tarraconense Miguel Zanón se encargó de la mezcla. Este sábado, a las 19.00 horas, lo presentan en Barcelona, en Highway 61. Es el inicio de una gira fuera de la provincia de Tarragona que les llevará por Madrid, Granada, Jaén, Ciudad Real, Zaragoza o Murcia. Yno descartan, más adelante, dar el salto a Estados Unidos y México. «Queremos estar en primera línea y tocar en los principales festivales y salas», concluye López. 

Temas

Comentarios

Lea También