Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La carrocería del nuevo Audi A8: Space Frame con una combinación exclusiva de materiales

Audi escribe un nuevo capítulo en su exitosa historia de diseño de automóviles basado en la construcción ligera. Para la nueva generación del Audi A8 se utilizará por primera vez una combinación de cuatro materiales en la estructura de su carrocería, más que en ningún otro modelo de producción hasta la fecha.

Redacción

Whatsapp
Experiencia basada en más de un millón de vehículos producidos con carrocería Audi Space Frame.

Experiencia basada en más de un millón de vehículos producidos con carrocería Audi Space Frame.

La berlina de lujo de alta gama vuelve a ser pionera en construcción ligera, una tradición

que se remonta al año 1994, cuando el Audi A8 causó sensación con su carrocería de

aluminio Audi Space Frame (ASF).

Los expertos en construcción ligera de Audi abandonaron hace mucho tiempo la

construcción convencional de carrocerías de automóviles utilizando un único material Con

una combinación de aluminio, acero, magnesio y polímero reforzado con fibra de carbono

(CFRP), han establecido una nueva etapa en la aplicación de múltiples materiales para la

fabricación de la carrocería Audi Space Frame (ASF) en la nueva generación del Audi A8,

siguiendo el principio “el material adecuado en el lugar correcto y en la proporción

adecuada”.

Audi aplica constantemente nuevas tecnologías de materiales y diseños que benefician

directamente al cliente no sólo en términos de peso. La rigidez torsional del nuevo buque

insignia de la marca, el parámetro crítico de cara al confort acústico y el comportamiento

dinámico, supera los valores de su predecesor en aproximadamente un 25 por ciento

Innovador proceso de producción: panel trasero en fibra de carbono

En términos totales, el componente más grande que conforma la célula del habitáculo del

nuevo Audi A8 es un panel trasero de alta resistencia y elevada rigidez torsional realizado en

CFRP, que contribuye en un 33 por ciento a la rigidez torsional del vehículo. Para absorber

de forma óptima la cargas longitudinales y transversales, así como las fuerzas de

deformación, en la fabricación de este panel se colocan entre seis y diecinueve capas de

fibras una encima de la otra, garantizando un diseño optimizado de cara a soportar las

cargas. Estas capas de fibra individuales están formadas por cintas de 50 milímetros de

anchura que pueden colocarse en finas capas formando cualquier ángulo y con un recorte

mínimo. El innovador proceso de estratificación en capas de las fibras, diseñado

especialmente para este propósito, permite prescindir por completo del paso intermedio

normalmente necesario a la hora de fabricar paneles completos de fibra de carbono.

Utilizando otro proceso también de nuevo desarrollo, el panel resultante se cubre con resina

epoxi y se somete a un proceso de curación que dura apenas unos minutos.

La estructura de la célula de habitabilidad que conforma el habitáculo está realizada con

una combinación de componentes de acero de alta resistencia, que comprenden la sección

inferior del mamparo delantero, los travesaños laterales, los pilares B y la sección delantera

del techo. Algunos de estos elementos de chapa metálica se fabrican a medida en

diferentes espesores, mientras que otros se someten a un tratamiento térmico parcial. Esto

reduce el peso y aumenta la resistencia, principalmente en áreas del vehículo que resultan

particularmente críticas para la seguridad.

Componentes de aluminio en forma de nodos fundidos, paneles y perfiles extruidos,

elementos característicos del diseño Audi Space Frame, constituyen la mayor parte de la

estructura de la carrocería del nuevo Audi A8, con un 58 por ciento. Y aquí también la

competencia de los materiales ha impulsado el progreso: las nuevas aleaciones de fundición

tratadas térmicamente, por ejemplo, alcanzan una resistencia a la tracción de más de 230

MPa (megapascasles). El límite de elasticidad correspondiente en los ensayos de tracción

supera los 180 MPa, y para los perfiles se sitúa entre 280 y 320 MPa, valores

significativamente superiores a los conseguidos con anterioridad.

Completando la inteligente combinación de materiales empleada se encuentra la viga de

refuerzo de magnesio, que en comparación con el modelo predecesor permite un ahorro de

peso del 28 por ciento. Pernos de aluminio aseguran la conexión con las torretas,

contribuyendo a garantizar la alta rigidez torsional. En caso de colisión frontal, las fueras

generadas se distribuyen a tres elementos de absorción de impactos en la zona delantera.

Beneficios para el cliente y en entorno – el nuevo taller de carrocería para el Audi A8

Además del rediseño completo del Audi Space Frame para la próxima generación del A8, los

talleres para la producción de carrocerías del nuevo buque insignia de la marca de los cuatro

en Neckarsulm también se han construido específicamente. Sólo para la construcción de la

nueva instalación, de 41 metros de altura, han sido necesarias 14.400 toneladas métricas

de acero, el doble del utilizado para la Torre Eiffel en París.

En el proceso de producción altamente eficiente se utilizan hasta 14 métodos diferentes de

unión y ensamblado, incluyendo el engatillado por roldana para las puertas. Este proceso

mecánico de ensamblado en frío se utiliza para unir los marcos de aluminio a la chapa de

acero de ultra alta resistencia conformada en caliente que se utiliza para fabricar los pilares

B, la línea del techo y los umbrales. Los ingenieros realizaron así mejoras de hasta 36

milímetros en los recortes de la silueta de las puertas en comparación con el modelo

predecesor, lo que a su vez hace que entrar y salir del coche sea aún más cómodo y amplía el

campo de visión del conductor alrededor del pilar A, un aspecto clave para una conducción

segura.

En cuanto a los procesos de unión en caliente, Audi se convierte en el único fabricante

premium de automóviles en utilizar la soldadura de aluminio con láser de forma remota, un

nuevo desarrollo. El posicionamiento exacto del rayo láser en relación con el cordón de

soldadura reduce considerablemente el riesgo de rotura en caliente de la soldadura debido a

que el calor generado puede controlarse con precisión. El tamaño de la separación entre las

partes a unir puede así determinarse de forma inmediata y rellenarse eficazmente mediante

estrategias de control del proceso. La alta velocidad de alimentación del rayo láser y el bajo

consumo de energía reducen las emisiones de CO2 aproximadamente en un 25 por ciento.

Este nuevo proceso también da como resultado un ahorro de un 95 por ciento en los costes

recurrentes en la producción en serie, ya que elimina la necesidad de los costosos controles

requeridos en un proceso convencional de soldadura por láser. La tecnología de soldadura

remota mediante láser representa a la perfección la innovación aplicada en la producción

del nuevo Audi A8.

En 1994 fue la primera generación de este sedán de lujo, con su carrocería de aluminio, la

que hizo que la construcción Audi Space Frame se estableciera como una referencia en la

industria automotriz. Desde entonces la compañía ha fabricado más de un millón de

automóviles de acuerdo con este principio de diseño, y ha avanzado de forma continua en su

conocimiento y experiencia en la utilización de materiales y técnicas de unión.

Temas

  • MOTOR

Lea También