Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Naltros Estrenos

'La conspiración de noviembre', exceso de tópicos para ser un clon de Bond

Pierce Brosnan vuelve a enfundarse el traje de espía, aunque sin el glamour de 007 en un filme irregular y con abundancia de clichés del género
Whatsapp
'La conspiración de noviembre', exceso de tópicos para ser un clon de Bond

'La conspiración de noviembre', exceso de tópicos para ser un clon de Bond

Deseosos de ver nuevamente a Brosnan, Pierce Brosnan, en un papel de espía, los fans del actor irlandés saldrán satisfechos por la propuesta de ‘La conspiración de noviembre’.

Sin embargo, este thriller de acción acaba siendo una retahíla de clichés típico-tópicos del género. Una buena ocasión desperdiciada para conseguir que el clon de Jason Bourne y James Bond logre hacerse un hueco entre los espías más conocidos del mundo mundial.

Una verdadera lástima porque contaba a priori con alicientes suficientes para centrar la atención de los seguidores bondianos. Por un lado, su director, Roger Donaldson, un experto en el género del thriller que ha dirigido, entre otras, películas tan interesantes como ‘La prueba’, ‘Arenas blancas’, ‘La huida’ o ‘No hay salida’. No es la primera ocasión en que Donaldson y Brosnan, Pierce Brosnan, coinciden en un filme. Ya lo hicieron en ‘Un pueblo llamado Dante`s Peak’, una entretenida película de volcanes y catástrofes de 1996. Por cierto, Donaldson estuvo a punto de dirigir un filme de la saga Bond. Sonó en varias ocasiones: ‘GoldenEye’ (de 1995), ‘El mañana nunca muere’ (1997) y ‘El mundo nunca es suficiente’ (1999). Con todo ello, Donaldson, que se vio a las puertas de hacer una de espías a lo grande, debió quedarse con tantas ganas que quince años después se ha visto ‘recompensado’.

Una trama muy vista

‘La conspiración de noviembre’, que llega a su estreno en España con casi medio año de retraso, es un tanto frustrante y, en ocasiones, incomprensible. Mantiene la emoción, pero al final, no acaba de ser satisfactoria. El filme atraviesa algunos baches de guión y su resultado final deja al espectador descontento. Sí, el argumento roza la vulgaridad del género de espionaje. Escasa creatividad de guión (¡que poco piensan últimamente los guionistas de Hollywood!) y una historia que ya nos parece haberlo visto antes (tropecientas mil veces) . Y puestos a pedir, Roger Donaldson podía haberle dado algo más de gracia, agilidad y salsa a la trama narrativa. Se echa en falta.

¡Qué le vamos a hacer! Un buen director de acción, actores que encajan perfectamente en la trama que esperamos pero... falla el guión. Y ahí se demuestra que, para entretener al espectador, hacen falta más cosas que un buen equipo técnico y artístico. Lástima de recursos desaprovechados en un filme irregular que termina sin convencer.

Peter Devereaux (Pierce Brosnan), alias ‘The November Man’, es un veterano y peligroso exagente de la CIA, que disfruta de unas vacaciones y lleva una vida tranquila en Suiza. Pero, de repente, se le reclama para una última misión: proteger a la bella Alice Fournier (Olga Kurylenko), una testigo clave para la Agencia. Con crecientes sospechas de la presencia de un infiltrado en la agencia, no hay nadie en quien Devereaux pueda confiar, nadie en absoluto. Deberá enfrentado a su antiguo protegido en un juego mortal que implica a oficiales con importantes cargos dentro del Gobierno de Estados Unidos y al Presidente de Rusia. ¿Les suena algo de esto?

Temas

  • CINE

Comentarios

Lea También