Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La crónica del Concierto de Joe Cocker en Bonmont, en 2007: "Voz de leyenda"

El británico encandiló en Bonmont con sus temas más populares
Whatsapp
Joe Cocker, vestido rigurosamente de negro, al inicio del concierto que ofreció ayer en el Campo de Golf de Bonmont, en Mont-roig del Camp. FOTO: Txema Morera

Joe Cocker, vestido rigurosamente de negro, al inicio del concierto que ofreció ayer en el Campo de Golf de Bonmont, en Mont-roig del Camp. FOTO: Txema Morera

El Festival de las Nits de Bonmont, en Mont-roig del Camp no tiene nada que ver con el Festival de Woodstock en 1969, pero la voz de Joe Cocker, en su actual gira Cocker Power se mostró ayerigual de potente y desgarradora que lo hizo hace casi cuatro décadas en el festival norteamericano. Por Bonmont pasó Joe Cocker como un huracán, con un repertorio basado principalmente en sus grandes éxitos y alguna pieza, mínimas, de su último disco, Hymn 4 my soul, porque lo difícil es retirar de un repertorio de canciones algún clásico como los suyos para sustituirlos por un tema nuevo.

Cocker apareció en el escenario vestido totalmente de negro y liderando una potente banda. Empezó su brillante y almismo tiempo corta actuación, una escasa hora y veinte minutos, con dos temas contundentes Feeling alright y Chain of Fools, una pieza esta segunda que ya hizo vibrar al público. A partir de ese momento, el cantante -que ronda los 63 años- fue combinando piezas marcadamente soul pero con una fuerte base rítmica con alguna de las baladas quelo han popularizado entre el gran público. Así, sonaron potentes Passitono Up Where We Belong, canción de la banda sonora de Oficial y Caballero. Más tarde y tras otro estremecedor You are so beautiful y su versión del I Put a Spell on you, el galés también ofreció, como no podía faltar, la canción Leave your hat on, que se popularizó hasta la extenuación como música para acompañar el desnudo de Kim Bassinger en la película Nueve semanas y media.

Fue, esta canción, la previa de otro de los momentos brillantes del show, la elección de Unchain my heart, una pieza donde Cocker volvió a gritar como pocos son capaces de hacer y, al mismo tiempo, combinar esta potencia vocal con otras fases mucho más melódicas e, incluso, tremendamente sensibles. El final del concierto, antes de los bises, fue para la canción más emblemática de su repertorio With a Little Help From My Friends, donde la voz de Cocker, combinada conlas dos coristas, ofreció un contraste más que destacado.

Paralos bises, Cocker dejó cuatro canciones; Dellta Lady, Bathroom Window, Crymea river y un bis final con I can see the Light, una fase en la que la garganta de Cocker pudo descansar después del esfuerzo tremendo de la primera hora del concierto. Cocker, además del cariño del público, se llevó también a EEUU unas semillas de tomat eautóctonos de la zona para añadiralas tierras que cultiva.

Temas

  • MÚSICA

Comentarios

Lea También