Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La guardia catalana de Constantinopla

El torrense Enrique Grangel publica su tercera novela histórica, ‘Miklagard’, ambientada a principios del siglo XIV

Diari de Tarragona

Whatsapp
Enrique Grangel, en la plaza del Castell de Torredembarra

Enrique Grangel, en la plaza del Castell de Torredembarra

Enrique Grangel toma prestado el término Miklagard, con el que los nórdicos se referían a Constantinopla, para dar título a su tercera novela. La trama transcurre a principios del siglo XIV con la llegada de los almogávares a la antigua capital de Imperio Bizantino, acosado por los turcos selyúcidas en sus fronteras orientales.

En esa Constantinopla confluyen tres personajes de distintas procedencia e intereses similares: Biel, un joven pastor del Pirineo catalán enrolado en la Compañía Catalana que, bajo el mando de Roger de Flor, llega contratada a la ciudad para defenderla; Leif, un nórdico descendiente de los vikingos  que forma parte de la guardia personal del basileus (rey); y Osman, un orfebre de Bagdad que huye del ataque de los mongoles.

«Siempre me ha llamado la atención que 6.500 almogávares derrotaran en todos sus enfrentamientos a los turcos selyúcidas. Y luego, sin superar los 1.500, a los ejércitos griegos tras su traición», explica el autor de Torredembarra.

Miklagard es una novela histórica al uso. El marco en el que se plantea la historia es real, la ficción están en la relación de los personajes. «La Edad Media es lo que nos marca como país. Terminamos de definirnos a inicios del siglo XVI con la muerte de Fernando el Católico y la acumulación en manos de un único rey de los distintos reinos peninsulares», dice.

Grangel sacó su faceta de historiador –es diplomado en Historia Moderna y Criminología por la Universitat de Barcelona–. y tiró de internet para complementar su documentación. «En la red puedes encontrar mucha información sin quedarte en las primeras páginas que aparecen. Hay muchos datos en las webs de las comunidades autónomas, que son de historiadores locales y tienen mucho valor. Además, dispongo de más de quinientas revistas de historia, una gran fuente de información», asegura.

Narra la llegada de los almogávares al Imperio Bizantino

Miklagard es su tercera novela. Antes publicó El mapa de Callípolis y Caballero de espuela dorada, ambas con tintes históricos. «Todavía no me considero escritor, aunque sí algo más que cuando inicié esta actividad hace siete años», cuenta. Su inquietud por la escritura, recuerda, se fraguó cuando leyó en la prensa una noticia sobre un barco encontrado cuando se construía un aparcamiento en Barcelona.

Grangel tiene a sus espaldas una amplia carrera política: fue once años concejal y uno alcalde de Torredembarra por el PSC. Tomó el mando en el Ayuntamiento, en julio de 2014, en un momento convulso tras la detención por corrupción del exalcalde Daniel Masagué. «No es fácil encontrarte a políticos que escriban algo que no sean sus memorias. En mi caso, el hecho de haber estudiado historia y mi afición por leer pueden haber influido en que me decidiera a escribir», señala. 

La presentación de la novela es este jueves, a las 19.30 horas, en la Sala Lluís d’Icart del Ayuntamiento de Torredembarra e irá a cargo del periodista y escritor Antoni Batista. 

Temas

Comentarios

Lea También