Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Naltros Estrenos

'La leyenda de Tarzán', un clásico que nunca muere

Alexander Skarsgard y Margot Robbie protagonizan una espléndida versión contemporánea

Eduard Castaño

Whatsapp
'La leyenda de Tarzán', un clásico que nunca muere

'La leyenda de Tarzán', un clásico que nunca muere

Tarzán, el célebre personaje creado por el novelista Edgar Rice Burroughs, regresa ahora con esta superproducción de Warner Bros. que confía en la atracción de Alexander Skarsgard y Margot Robbie para llevar la historia a las nuevas generaciones.

Skarsgard (Tarzán) y Robbie (Jane) buscan ofrecer una versión contemporánea del hombre-mono de la selva y de su compañera, formando una pareja icónica que aporta un toque realmente sexy pero también entrañable.

La clásica narración del hombre que quedó huérfano de niño y se crió en la selva ha dado pie a 24 novelas, medio centenar de películas, más de 30 series de dibujos animados y casi 500 cómics, y ahora Hollywood tiene ante sí el reto de convertir a Tarzán en objeto de interés para los más jóvenes.

Para ello, Warner Bros. invirtió un presupuesto de 180 millones de dólares para un rodaje que, a pesar de los paisajes selváticos del filme, se rodó, mayoritariamente, en los estudios de Warner Bros. de Leavesden (Inglaterra).

Skarsgard se une así a otros intérpretes que se han puesto en la piel del mítico personaje, como Elmo Lincoln, Ron Ely, Lex Barker, Miles O’Keefe o Christopher Lambert, aunque el nombre más ligado al de Tarzán en el séptimo arte es, indiscutiblemente, el de Johnny Weissmuller, cuyos gritos se escucharon en la jungla hasta en doce películas.

La leyenda de Tarzán cuenta cómo Tarzán, años después de abandonar la jungla de África y de asentarse en Londres junto a su amada Jane, regresa al Congo como emisario del Parlamento británico sin saber que forma parte del maquiavélico plan orquestado por el rey de Bélgica para hacerse con los diamantes de la zona.

El filme está bellamente fotografiado, con excelentes efectos digitales y una buena carga dramática, algo que se ausentaba en recientes largometrajes que tenían al hombre-mono como protagonista. La leyenda de Tarzán logra que desempolvar una novela clásica de aventuras no sea una labor horrenda. La saga de las obras de Tarzán, las más conocidas de Rice Burroughs por encima de las de John Carter, han sido llevadas al cine con suerte desigual. Pero esta merece la pena. Es una versión cara y entretenida. Propone una gran aventura llena de corazón y emotiva. Aparte de rodearse de gorilas, elefantes y leones y de saltar de liana en liana, el rey de los monos se presenta ahora como un hombre frágil y vulnerable, que convierte a uno de los personajes más interpretados en la historia del cine en un papel interesante.

El filme está dirigido por David Yates, director de las últimas cuatro entregas de la saga Harry Potter. La cinta, además, se beneficia de un reparto donde intervienen también Samuel L. Jackson, Christoph Waltz y Djimon Hounsou. Una espléndida versión y revisión del mito.

Temas

  • CINE

Comentarios

Lea También