Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La lírica se abre al mar en Cambrils

El barítono Àngel Òdena impulsa el primer festival Daurada Escena 

Javier Díaz

Whatsapp
Crexells, Òdena y Rafael Moreno, ayer en el Estival Eldorado. Foto: Alba Mariné

Crexells, Òdena y Rafael Moreno, ayer en el Estival Eldorado. Foto: Alba Mariné

Un binomio: turismo y cultura. Y dos grandes conocedores de estas áreas, el cambrilense Rafael Moreno, exgerente de  la Asociación Española de Estaciones Náuticas, y el barítono tarraconense Àngel Òdena. Son los impulsores del nuevo festival lírico Daurada Escena, que se celebrará este verano en el Estival Eldorado de Cambrils. 

Esta primera edición –o Edició Zero, como la denominan ellos– constará de dos recitales: el primero, el 26 de julio, a cargo del propio Òdena y la pianista Anna Crexells y el segundo, el 16 de agosto, con la soprano de Darmós Sara Blanch, el tenor Albert Casals y nuevamente Anna Crexells. 

Los referentes de este festival son el Arena di Verona (Italia) o el Aix-en-Provence (Francia). «Este tipo de certámenes son frecuentes en el centro de Europa, pero en Catalunya sólo hay de Barcelona para arriba. En la Costa Daurada no había nada así», explica Òdena, que ayer ofreció una gala en el Estival Eldorado para presentar su nueva propuesta –eran un pase para patrocinadores, autoridades y prensa–.

Las actuaciones estarán precedidas de un cóctel

El Daurada Escena quiere atraer a autóctonos y foráneos. «Antiguamente los turistas veían a la Costa Daurada por el sol y la playa, pero, en los últimos años, con PortAventura, la Tarragona Romana o el Reus Modernista también vienen atraídos por la oferta cultural», destaca Òdena. Los organizadores han llegado a acuerdos con touroperadores y hoteles para promoverlo entre sus clientes.

Las veladas, que tendrán lugar junto al  mar, se iniciarán con una cena-cóctel. La actuación empezará a las 21.30 horas y después los asistentes podrán tomarse una copa en los jardines con la presencia de los artistas. «En pocos sitios se puede ver  un concierto sentado con el mar detrás. Es un toque de glamour mediterráneo», destaca el barítono. El aforo máximo es de 400 personas. 

Esta primera edición se centrará exclusivamente en la lírica, pero la idea de Òdena es que evolucione en el futuro hacia otros estilos como la danza o la ópera.  

También pretende abarcar más espacios y celebrar espectáculos en otras localidades. «Me haría especial ilusión que el festival llegara a Tarragona», concluye.

Temas

Comentarios

Lea También