Más de Naltros

La 'monstrua' que hace que te rías de tus miserias

Anastasia Bengoechea, 'Monstruo Espagueti', convierte en viñetas de humor esas situaciones cotidianas que bordean el ridículo

Norián Muñoz

Whatsapp
La 'monstrua' que hace que te rías de tus miserias

La 'monstrua' que hace que te rías de tus miserias

Lo primero que hago tras colgar el teléfono después de entrevistar a Anastasia Bengoechea es ir directa a Google a buscar qué es eso de la Religión del Monstruo del Espagueti Volador... Y alucino. No sólo existe y tiene seguidores, sino que leo titulares del tipo: «Nueva Zelanda autoriza las bodas de la Iglesia del Monstruo del Espagueti Volador», u «Holanda reconoce la religión ‘anticreacionista’ del Monstruo del Espagueti Volador»... Ahora, además de alucinar, me siento ignorante.

Ya con una idea, más o menos clara, de por qué esta humorista gráfica ha decidido transmutarse en ‘Monstruo Espagueti’ para firmar sus viñetas, descubro que es un auténtico fenómeno en las redes sociales:68.000 seguidores en Instagram y 35.000 en Facebook. Ahora, además, acaba de sacar un libro: ‘¡Estás fatal!’ (Lunwerg Editores), donde analiza con acidez la vida moderna.

Cuenta la ‘monstrua’ que sus primeras viñetas coincidieron con el boom de Instagram, lo que se convirtió, sin proponérselo, en un laboratorio inmediato para testar lo que el público pensaba. «Fue inmediato, comencé a compartir lo que hacía en las redes sociales y la gente lo compartía a su vez y les gustaba», relata.

Una de las virtudes de sus dibujos y lo que más llama a la risa es, justamente, conectar con las realidades más cotidianas y universales. Le preguntamos cuándo descubrió que tenía esa conexión y dice que «siempre he sido ocurrente, me sale un poco natural... Voy tomando notas en el móvil o en la libreta y cuando llego a casa las pongo en un archivo que visito cuando me pongo a dibujar».

Frustración=inspiración

Anastasia, que estudió publicidad y estuvo trabajando en Londres, no está segura de que su humor esté marcado por la generación a la que pertenece (nació en 1982) y que a pesar de ser la mejor formada, apenas ve oportunidades. «Estudié publicidad, que era una carrera de moda y supuse que al final ganaría mucho dinero... Y nos encontramos haciendo prácticas a 400 euros por 10 horas de trabajo al día. Supongo que esa frustración sale por alguna parte».

A pesar de que las ilustradoras están ganando terreno, ella se resiste a pensar que hay un humor femenino. «Simplemente es que yo dibujo y da la casualidad de que soy mujer», argumenta.

Eso sí, está comprometida con la idea de visualizar el arte de las mujeres. De hecho, es una de las responsables de Chicas Internet, un colectivo de mujeres artistas. «Nos pusimos a investigar sobre la presencia de la mujer en los museos y ferias arte y vemos que hay mucho por hacer».

La entrevista acaba como terminó, salpicada de risas. Anastasia explica que aunque para su trabajo se convierte en un personaje más exagerado, «yo en la vida real soy muy feliz y me río mucho. Consumo mucho humor, cómics, de todo, y casi todo me da risa».

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También