Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La nueva Sala Trono se estrena con la comedia realista ‘Fairfly’

La compañía La Calòrica cuenta la historia de cuatro amigos afectados por un ERE

Javier Díaz

Whatsapp
La Calòrica represantará ‘Fairfly’ tres veces en la Sala Trono: hoy, mañana y el domingo.  FOTO: Anna Fàbrega

La Calòrica represantará ‘Fairfly’ tres veces en la Sala Trono: hoy, mañana y el domingo. FOTO: Anna Fàbrega

La Sala Trono Armanyà estrena hoy su nueva ubicación, en el Teatre Metropol de Tarragona, con una comedia realista sobre el lado oscuro del emprendimiento. La Calòrica, una de las compañías independientes más destacadas de Catalunya, representará por partida triple (hoy y mañana a las 20.30 horas y el domingo a las 18.30 horas) la obra Fairfly, escrita por el dramaturgo Joan Yago y dirigida por Israel Solà.

La historia trata de cuatro amigos treintañeros, interpretados por Queralt Casasayas, Xavi Francés, Aitor Galisteo-Rocher y Vanessa Segura, que intentan organizarse después de que la empresa de potitos para niños donde trabajaban les comunique la aplicación de un expediente de regulación de empleo (ERE). Su primer impulso, como es lógico, es defender sus puestos de trabajo, pero les surgen dudas: ¿Realmente les vale la pena luchar por ese empleo o es mejor dejarlo y convertir en realidad aquella idea revolucionaria que tuvieron años atrás?

«Es una divertida comedia que enseña las bondades del emprendimiento, pero también la parte mala que no nos explican. Gira en torno a esa gran burbuja que se ha creado en torno a que emprender es la solución a todos nuestros problemas laborales. Algo que no es cierto», afirma Solà.

Fairfly, ganadora en 2017 de los premios Butaca al mejor espectáculo de pequeño formato y al mejor texto, transita por momentos en el drama. «Los personajes evolucionan a lo largo de la obra. Pasan de ser amigos a socios y se van dando cuenta de que no tienen los mismos intereses. Las relaciones personales van cambiando y surgen conflictos», añade.

La trama transcurre con los cuatro personajes sentados siempre alrededor de una mesa. «Debaten constantemente, unas veces acaloradamente y otras menos. Pero, durante hora y media, no se levantan de la mesa salvo en momentos puntuales, para aligerar», comenta el director.

Para Solà, inaugurar el nuevo escenario de la Sala Trono en la caja escénica del Metropol -la entrada es por la calle Armanyà-, es «un honor». Ya dirigió el último espectáculo de la Trono en su anterior local en la plaza de Dames i Vells, hace un año. Ahora vuelve de nuevo con la compañía La Calórica, fundada en 2010 por un grupo de licenciados del Institut de Teatre de Barcelona y experta en tratar problemáticas serias bajo el prisma del humor.

Las entradas para las funciones de mañana y el domingo están a la venta en la web www.salatrono.com por 16 euros (12 para los Amics de la Sala). Los menores de 25 pueden adquirirlas por solo cinco euros en taquilla.

Temas

Comentarios

Lea También