Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La primera operación sin ingreso de Catalunya se realizó en la ciudad de Tarragona hace 25 años

En 1990, el Hospital de Santa Tecla practicó una cirugía ambulatoria a un paciente de hernia inguinal
Whatsapp
El doctor Francesc Marsal, actual jefe clínico de cirugía del centro sanitario, intervino en la primera operación sin hospitalización

El doctor Francesc Marsal, actual jefe clínico de cirugía del centro sanitario, intervino en la primera operación sin hospitalización

Hoy, 6 de junio, se cumplen 25 años de la primera intervención quirúrgica en la que el paciente no fue hospitalizado, sino que realizó la recuperación en su domicilio, lo que se conoce como Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA).

Era la primera vez que tenía lugar en Catalunya y se realizó en el hospital de Santa Tecla. Considerado como un procedimiento revolucionario, las principales ventajas de la CMA son que contribuye al descenso del gasto sanitario, a la descongestión de los hospitales y a una mayor rotación en quirófano, además de aportar mayor comodidad al paciente y su familia.

Un cuarto de siglo después, los centros hospitalarios del territorio realizan ya más de 10.000 intervenciones en CMA. Aquel día de 1990, el equipo formado por el Dr. Manuel Giner y el Dr. Francesc Marsal, entonces jefe de Servicio y adjunto del Servicio de Cirugía General respectivamente, intervinieron en el Hospital de Sant Pau i Santa Tecla al primer paciente de hernia inguinal en el marco de un programa de Cirugía Mayor Ambulatoria, siendo el primer hospital de la red sanitaria pública de Catalunya en realizarlo.

Se aplicó la metodología que habían descrito en 1988 los doctores Rivera y Giner en la que pacientes que hasta entonces eran intervenidos bajo anestesia general y hospitalización ahora eran operados con anestesia local y régimen ambulatorio, retornando a su domicilio el mismo día.

"La puesta en marcha de programas de CMA fue revolucionaria, por el hecho de que el paciente podía volver a casa el mismo día de la intervención, cuando anteriormente y por la misma patología estaba ingresado un promedio de seis a siete días", afirma el doctor Marsal, uno de los miembros de aquel equipo. "La repercusión que tuvo esta intervención se puede ver reflejada en los medios de la época, que la calificaron de hito histórico para nuestro sistema sanitario", asegura el facultativo.

Procedimiento revolucionario

La Cirugía Mayor Ambulatoria, como concepto de tratamiento quirúgico, nació a mediados del siglo XX en Gran Bretaña con el fin de adecuar la demanda asistencial a los recursos disponibles. Poco a poco su popularidad se fue expandiendo, sobre todo en Estados Unidos, donde, en 1969, se puso en marcha un centro exclusivo para tratamientos quirúrgicos de corta estancia, el Surgicenter de Phoenix. El objetivo principal era minimizar la hospitalización de los pacientes, pero también un mayor ahorro económico por parte del sistema público de salud, sin disminuir la calidad asistencial. 25 años después, se puede decir que este sistema ha contribuido a disminuir listas de espera y costes hospitalarios sin afectar a los resultados de los procesos quirúrgicos. Actualmente los tres centros hospitalarios adheridos a TGN Salut Aliança Estratègica en el Tarragonès y el Baix Penedès realizan más de 10.000 intervenciones de CMA, que ya representan más de la mitad de todos los procesos quirúrgicos que se realizan en los quirófanos de Joan XXIII, Hospital de Santa Tecla y Hospital del Vendrell.

La doctora Rosa Jorba, directora clínica de los Servicios de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Universitario Joan XXIII y coordinadora de la Unidad Funcional Territorial de Cirugía General de la TGN Salut AE, confirma que con la CMA el "sistema es mucho más rentable, ya que no hay gasto de ingreso hospitalario y el volumen de intervencione es más alto. Además consigue que los quirófanos funcionen con un mayor volumen de pacientes, ya que la rotación es continua. Con un menor tiempo de ingreso, más paciente pueden operarse porqe tienen libre el espacio de recuperación". Según la doctora, "antes cualquier intervención quirúrgica mayor implicaba la ocupación de una cama hospitalaria, con la consiguiente masificación de los hospitales y de las listas de espera. Ahora, además de un grado de resolución más alto, se consigue un mayor bienestar y comodidad para el paciente y la familia, ya que acorta el tiempo de estancia en el hospital, se evita el riesgo de infecciones intrahospitalarias y las consecuencias negativas de estar en cama por un tiempo prolongado".

Actualmente los centros de TGN Salut Aliança Estrtègia en el Tarragonès y el Baix Penedès realizan más de 10.000 intervenciones de CMA

Mas tratamientos de CMA

En cuanto al número de patologías que pueden ser operadas actualmente con CMA, la coordinadora de la Unidad Funcional de Cirugía de TGN Salut AE recuerda que "la mayoría de las especialidades quirúrgicas realizan procedimientos para CMA, no sólo la cirugía general, sino también oftalmología, urología, ginecología, cirugía vascular, traumatología, etc. En el caso de la cirugía general, se puede ampliar la cartera de servicios con algunas cirugías de tiroides, antirreflujo gastroesofágico, eventraciones, colecistectomía... que no se efectúan todavía en muchos hospitales".

Siguiendo esta línea de trabajo a medio plazo, TGN Salut AE se plantea aumentar el volumen de ambulatorización, incrementar el número total de cirugías por CMA e introducir otras patologías en la cartera de servicios.

 

Temas

  • SALUD

Comentarios

Lea También