Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Naltros #seriesenvena

La superheroína que nunca quiso serlo

No es casualidad que se haya estrenado esta serie el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Yolanda Fernández

Whatsapp
Krysten Ritter interpreta a Jessica Jones, una investigadora privada con superpoderes. FOTO: Netflix

Krysten Ritter interpreta a Jessica Jones, una investigadora privada con superpoderes. FOTO: Netflix

El pasado jueves Netflix puso a nuestra disposición los 13 capítulos de los que consta la segunda temporada de Jessica Jones.

El universo Marvel puede llegar a parecer infinito y a la vez que crea superhéroes como Iron Man o Thor, mucho más luminosos, también da cabida a algunos más oscuros y ‘normales’ como es el caso que nos ocupa, Jessica Jones.
Krysten Ritter da vida a una investigadora privada, malhumorada, deslenguada, ruda, con chupa de cuero, botas de militar, alcohólica, con una engañosa apariencia de mujer débil y con superpoderes de los cuales reniega constantemente aunque los tenga que utilizar para poder llevar a cabo sus investigaciones y poder salir indemne de ellas.

Me declaro megafan de toda serie que implique la aparición de un superhéroe y todo el mundo que lo rodea. Pero si hay una que me ha robado el corazón, esta es Jessica Jones.

El personaje de Jones no es una heroína al uso, partiendo de la base de que no quiere sus poderes y que no sabe cómo los ha conseguido.

Este punto es muy relevante ya que esta búsqueda de la verdad, de saber cómo tiene su superpoder será la línea principal sobre la cual se desarrolla la segunda temporada que parte desde el punto en que finalizó The Defenders, la serie mega crossover de Marvel donde unió a Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist.

Parte importante en la trama es Patricia Walker (Rachael Taylor), una antigua modelo y actriz infantil, quien es la mejor amiga de Jessica Jones y ahora trabaja como conductora de un programa de radio, donde es conocida como «Trish» Walker.

Trish ayudará a su amiga en la búsqueda incansable de la verdad y en intentar superar los traumas existenciales que cada vez acucian más a Jones. Son inseparables.

Estos traumas todavía se agravarán más durante esta segunda temporada tras la aparición de una relevante persona de su pasado y que le obligará a tomar decisiones para las cuales no se siente para nada preparada.

El tono de toda la serie es mucho más oscuro de lo que se podría esperar de una de superhéroes ya que nos los muestran como gente con una gran vida interior y problemas de personalidad y aceptación de su extraordinaria situación, lo que nos lleva a ver en pantalla un ambiente por momentos lúgubre y deprimente.

Pero no nos llevemos a engaño, Jessica Jones es una superheroína y cuando se decide a actuar como tal no defraudará a nadie, aunque lo haga en contra de sus propias convicciones.

Krysten Ritter interpreta a su personaje haciéndonos olvidar que en otro tiempo fue una mujer delicada y socialmente correcta para mostrarnos una heroína de carne y hueso, que intenta sobrevivir al duro día a día que le ha tocado vivir y hasta llega a ir a terapia. ¿Un superhéroe yendo a terapia? Pues eso.

Cabe destacar también la aparición de Carrie-Anne Moss como Jeryn Hogarth: una abogada autoritaria y una potencial poderosa aliada de Jones. Puede parecer al principio que su trama es prescindible pero iremos viendo a lo largo del transcurrir de los capítulos que no será así.

El desarrollo de los personajes secundarios es fundamental para ver hasta qué punto puede llegar a conseguir su objetivo nuestra protagonista que, como he dicho, no es otro que saber cómo consiguió sus superpoderes y todo lo que ello conlleva.

El día indicado y perfecto

No es una cuestión baladí que se haya estrenado la segunda temporada de esta serie el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, ya que Netflix ha otorgado la dirección de los 13 capítulos a 13 directoras diferentes y los guiones también están escritos principalmente por mujeres.

En su espíritu de rendir homenaje a la mujer, Netflix, con motivo del lanzamiento de la segunda temporada, también encargó un póster promocional para cada uno de los capítulos que fueron elaborados por mujeres. Toda una declaración de intenciones.

En resumen, Jessica Jones es una serie protagonizada por una mujer con superpoderes, dirigida y escrita por mujeres pero que desde luego no es solo para mujeres. Nada más lejos de la realidad.

Temas

Comentarios

Lea También