Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las pantallas pueden provocar daños oculares irreversibles

El 73 % de la población desconoce los peligros asociados a la luz de alta energía y sólo el 1 % toma medidas científicamente validadas para reducir estos riesgos

EFE

Whatsapp
Las pantallas pueden provocar daños oculares irreversibles

Las pantallas pueden provocar daños oculares irreversibles

Las pantallas digitales pueden provocar daños oculares irreversibles, según revelan dos nuevas investigaciones de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Los dos estudios, realizados en animales de experimentación y en personas, ratifican los graves efectos que la luz de pantallas digitales puede provocar en los ojos.

Dada la gravedad que para toda la población, y en especial la infantil, pueden tener los riesgos detectados, la doctora y profesora del Departamento de Óptica: Optometría y Visión de la UCM, Celia Sánchez-Ramos explica hoy en rueda de prensa los resultados detallados de las investigaciones.

Además de presentar los primeros datos mundiales disponibles de los efectos de las pantallas LED en la retina de animales, Sánchez Ramos explicará la efectividad de los filtros desarrollados por la Universidad y otros datos de interés relacionados con la intensidad de los riesgos en los niños.

Según avanza la universidad madrileña, la Comisión Europea ya está estudiando los riesgos y ha creado un comité científico para analizar las potenciales consecuencias para la salud visual de las personas.

Dada la gravedad de los efectos de las pantallas en los ojos, el organismo comunitario ha decidido poner en marcha de forma oficial un comité de estudio de expertos internacionales que analice las repercusiones que puede producir la luz de las pantallas LED en la salud ocular de los ciudadanos de los países miembros.

Pese al uso diario de las pantallas que hace gran parte de la sociedad, según The Vision Council, casi el 73 % de la población desconoce los peligros asociados a la luz de alta energía y sólo el 1 % toma medidas científicamente validadas para reducir estos riesgos.

Esta situación deja a más de 80 millones de niños europeos de entre 0 y 14 años sin protección para sus ojos ya que sus padres desconocen su existencia.

Temas

  • NALTROS

Lea También