Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las 'rarezas' también tienen su protagonismo en el mercado de ocasión

En el mercado nacional operan más de treinta marcas de vehículos. Sin embargo, los españoles siembre hemos visto con buenos ojos aquello que existía más allá de nuestras fronteras pero que no estaba disponible aquí. Y fueron muchos los que se aventuraron a buscarlos e importarlos. De esta manera, encontramos en nuestras calles gran número de turismos y todoterrenos que se pueden considerar 'rara avis' por la escasez de modelos similares en nuestro país. Pero los vehículos no son para toda la vida, y un importante número están disponibles hoy día en el mercado de segunda mano y en la versión española de AutoScout24, el mayor mercado de VO de Europa.
Whatsapp
Adquisiciones de marcas efímeras.

Adquisiciones de marcas efímeras.

Son ya varios los años en los que las marcas chinas ‘amenazan’ con entrar en el mercado europeo, aunque no terminan de desembarcar. Nombres como Brilliance, Chery, Great Wall o Lifran pronto serán habituales en la prensa especializada, pero los más avezados ya se pueden hacer en el mercado de VO con algunas unidades relativamente nuevas de estos fabricantes. Así, un Brilliance BS6, modelo eléctrico destinado al mercado del lujo, se oferta por 9.000 euros, un Chery M14, un cabrio biplaza que se puede comprar por 5.000 euros, un Lifan Breez, que supone la inmersión en el mundo de la automoción del segundo mayor productor de motos del mundo, se puede conseguir por 15.000 euros, o el pick up Great Wall Deer del año 94 y con una imagen muy similar al Ford Ranger de la época y que se puede adquirir por 2.000 euros. Todos ellos precios presentes en la plataforma experta en VO AutoScout24.

La caída del Muro de Berlín acabó con algunas de las marcas que imperaban en los países soviéticos. Skoda o Dacia sobrevivieron gracias a que fueron adquiridas por grandes grupos automovilísticos, pero otras quedaron para el mercado local con un futuro incierto ante la diferencia tecnológica que las separa de los fabricantes de los países occidentales. Sin embargo, algunas de las creaciones de aquella época están disponibles hoy en nuestro país, como es el caso del alemán Trabant P601 Tramp, el modelo que motorizó la República Democrática Alemana, a la venta en AutoScout24 desde 4.000 euros, o la furgoneta rusa UAZ 2206 Maraton, del año 1963, disponible por 4.900 euros.

Adquisiciones de marcas efímeras

En el mercado del VO también encontramos modelos de marcas europeas que tuvieron una breve existencia o que apenas se comercializaron más allá de sus países de origen. Así, podemos encontrar modelos de las italianas Autobianchi (desde 2.000 euros) o un Innocenti Mini de Tomaso (por 3.500 euros), o la británica Triumph con sus vehículos totalmente adaptados a la conducción continental con el volante a la izquierda. De ésta destacan el TR3 por 23.000 euros, y Spitfire, que se puede comprar desde 8.900 euros.

Las creaciones estadounidenses siempre han tenido un gran atractivo para el público nacional, influenciadas principalmente por el cine y la televisión. De entre los modelos que participaron en la época dorada de Hollywood destacan un Buick Riviera Special 48D de 1953 por 22.900 euros o un Cadillac Freetwood Series 62 de 1953 por 21.500 euros. A bordo de uno de estos sedanes uno se puede sentir cual gánster de los años de la ley seca, o galán del estilo de Humphrey Bogart o Clark Gable acompañado de Lauren Bacall o Ava Gardner. Estos y muchos más los podemos encontrar en AutoScout24, el mayor escaparate europeo de VO.

También hay espacio para la venta modelos de la denominada era ‘muscle car’, aquellos modelos que aparecieron en Estados Unidos mediada la década de los sesenta y que suponían una nueva revolución en la industria de la automoción: modelos deportivos, a bajo coste y con unos diseños agresivos que rompían con las formas vistas hasta el momento en el país. Así, podemos encontrar Dodge Charger de 1972 por 12.000 euros o el emblemático Ford Mustang de primera generación, del año 1965 y por 12.900 euros. Hay que recordar que la marca del óvalo ha necesitado esperar a la sexta generación para decidirse a comercializar en Europa uno de sus modelos legendarios. El resto de evoluciones hay que buscarlas en mercados y plataformas como AutoScout24.

Y si avanzamos en la historia hasta los años más recientes, también están disponibles las últimas creaciones de marcas como Buick, Pontiac, Cadillac, Plymouth o Lincoln, que por pertenecer a alguna de los tres gigantes de Detroit (Ford, Chrysler y General Motors) nunca fueron comercializadas en España por no hacer competencia a las marcas que aquí distribuyen. Si han dado el salto a este lado del Atlántico es gracias a importadores.

Pedacitos de la historia

En el mercado de ocasión, también están accesibles algunos de los modelos que pueden considerarse como los precursores del mundo de la automoción. No todos se encuentran en buen estado de conservación y en algunas ocasiones se recomienda su restauración previa para su uso. Aun así, uno se puede hacer a través de la plataforma AutoScout24 con un Ford GT T Roadster del año 1914 por 33.000 euros, un Dedion Buton Torpedo de 1918 por 49.900 euros, o un Essex Super Six de 1929 por 33.000 euros. Eso sí, de poco servirán los conocimientos de conducción que uno pueda tener, porque todos estos vehículos se fabricaron antes de que se universalizara la posición de los pedales, la palanca de cambios y los mandos, y se dispusieran en el puesto del conductor tal y como es encuentran hoy.

Finalmente, en el espacio para soñar se alzan algunos modelos con varios cientos de caballos y unas prestaciones no aptas para todos los conductores. Así, los mejores bolsillos podrían adquirir un Wiesmann MF 3 SMGII del año 1996 por 94.500 euros, un biplaza de origen alemán confeccionado a mano, o un Fisker Karma S Sport de 2012 por 98.000 euros, un modelo que se sitúa a la vanguardia de la tecnología eléctrica y la utiliza para colocarse como un superdeportivo de referencia, por encima de otros modelos que utilizan la convencional tecnología de combustión interna.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También