Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las revistas ganan en diversidad pero no en tallas

El año pasado las portadas retrataron más diversidad de raza, edad o condición sexual, pero todavía se resisten a incluir tallas grandes

Norián Muñoz

Whatsapp
Vogue (UK)de este mes de enero protagonizada por la modelo de talla 44 Ashley Graham. Foto: Instagram

Vogue (UK)de este mes de enero protagonizada por la modelo de talla 44 Ashley Graham. Foto: Instagram

Una niña transgénero y una modelo de tallas grandes saludan este mes de enero desde la portada de dos revistas de alcance internacional: National Geographic y Vogue (Reino Unido). Ninguna de las dos ha pasado desapercibida, pero no hay que engañarse, la diversidad sólo ha ido ganando peso a medias. Así lo ha dejado claro el estudio realizado por el portal especializado The Fashion Spot, que se dedicó a analizar 677 primeras páginas de 48 publicaciones (en este caso todas de moda) internacionales.

En cuestiones de raza, por ejemplo, se va mejorando. En 2016 el 29% de las modelos de portada fueron de color, frente al 22,8% de 2015 o el 17,4% de 2014.

Además hay cierto avance en cuanto a la edad. El año pasado en el 5% de las publicaciones aparecieron mujeres de más de 50 años.

Las modelos transgénero también tuvieron presencia y según el estudio representan el 0,7% del total. Un fenómeno seguramente impulsado por la discusión global al respecto y por personajes como Caitlyn Jenner. La portada con la estrella televisiva (antes William) fue la más vendida de 2015 de Vanity Fair.

Donde decididamente las cosas no mejoran, a pesar del interés por las modelos curvy, es en lo que se refiera a la diversidad de tallas, porque sólo un 0,9% exhibieron mujeres de la talla 40 o superior.

Un ejemplo de lo que cuesta romper estereotipos en esta materia lo ha retratado la propia editora de la revista Vogue, Alexandra Shulman. En su carta de este mes de enero, que se ha hecho viral, ha relatado las dificultades con las que se encontró para encontrar marcas que colaboraran para vestir a a la modelo de talla 44 Ashley Graham para la portada. Al final sólo una, el sello Coach, cedió las prendas.

Temas

  • NALTROS

Lea También