Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Laura Santolaya: 'Prohibido escuchar canciones ñoñas'

La humorista gráfica y ‘antiinfluencer’ Laura Santolaya propone un recetario musical con mucho humor para afrontar las situaciones adversas que nos amargan la vida

Norian Muñoz

Whatsapp
Las redes sociales 'y lo que nos atontan' están muy presentes en el humor de Santolaya.

Las redes sociales 'y lo que nos atontan' están muy presentes en el humor de Santolaya.

La humorista gráfica Laura Santolaya reconoce que es una de esas personas cuya vida transcurre como en un musical: cada evento importante, cada emoción, va  asociada a una música determinada. «Es como lo que sucedía con el perro de Pavlov», cuenta sonriente mientras relata que desde bien pequeña ya se recuerda en su habitación, son su radiocasete de Fisher-Price.


Ya desde entonces la música  ha estado siempre allí, acompañando su trabajo, sus dibujos. Justo por eso ha decidido usar la música como hilo conductor en su último libro, ‘Prohibido escuchar canciones ñoñas. La vida es mejor con buena música’.

Ilustración de Laura Santolaya
Los iconos de la música encabezan cada capítulo del libro.

Así pues, la música de Janis Joplin, Elvis Presley, Prince, James Brown, Bob Marley... sirve de hilo conductor para sus relatos y viñetas. Le preguntamos si de verdad nunca cede a la música ñoña y asegura que no. «No la necesitamos para sufrir ni hundirnos en la miseria», aunque recuerda que durante la adolescencia sí que escuchaba alguna balada romántica.

En el libro propone Blues para la melancolía, rock para la tristeza, jazz para la frustración… hay música y canciones para combatir la falta de autoestima o para hacer frente a los celos; hay músicas que combinan con el amor y otras que se mezclan bien con el desamor…

La hora de ‘rajar’ del jefe
Laura la inspiración la encuentra en la vida cotidiana, muchas veces en el metro, pero más por la tarde que por la mañana porque a primera hora la gente va más enganchada al móvil y por la tarde son más propensos a hablar con otros, a poner a parir al jefe o al compañero de trabajo molesto.

Ilustración de Laura Santolaya
Una de las ilustraciones del libro.

Eso sí, asegura que en este libro P8ladas, que así se llama el personaje femenino protagonista de sus viñetas,  no se ciñe solo a lo cotidiano, a situaciones que pasan en la vida real, sino que se da la libertad de que aparezca, por ejemplo, un zombie.

P8ladas suele reflexionar sobre las redes sociales ‘y lo que nos atontan’


Lo que no falta, como en las viñetas que va compartiendo en las redes sociales, es su ácida reflexión sobre las mismas redes  «y lo que nos atontan». Se siente, de hecho, parte de una generación que vive para contar lo que hace en internet, así que ella prefiere erigirse en una especie de «antiinfluencer». Dice que, aunque ahora lo hayamos naturalizado, ir con el brazo estirado hablándole al móvil sigue siendo «muy ridículo».
Pero, paradójicamente, justo esas mismas redes sociales son las que le han dado más visibilidad a su trabajo y al de toda una generación de jóvenes ilustradoras. Eso sí, ella no está de acuerdo con lo que muchos medios han bautizado como un boom de ilustradoras y confiesa que en más de una mesa redonda o charlas se ha descubierto preguntándose si está allí sólo por ser mujer. Ella, que se siente más bien humorista gráfica, se pregunta por qué no las llaman más bien cuando se trata de hablar de humor, mesas en las que parece que sólo caben hombres. «El humor no es masculino ni femenino», remata.

La autora

Laura Santolaya
La humorista Laura Santolaya

Laura Santolaya, ‘P8ladas’ (Pamplona 1982) es licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Navarra. En 2008 inauguró su blog ‘Prohibido escuchar canciones ñoñas’, unas reflexiones ilustradas que con el tiempo se han plasmado en libros y que le han granjeado los más de 200.000 seguidores en redes sociales que tiene hoy. En 2013 fue seleccionada por el diario El País en su sección ‘Se busca talento’; en 2014 publicó su primer libro: ‘Los lunes me odian’ y en 2016 vio la luz el segundo, ‘Crónicas de la adolestreinta’, acaba de presentar ‘Prohibido escuchar canciones ñoñas’.

Temas

Comentarios

Lea También