Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Naltros Astronomía

Lluvia de estrellas a la vista

La noche de mañana será la mejor para ver las Perseidas, aunque este año el brillo de la luna dificultará un poco la observación

Norian Muñoz

Whatsapp
Imagen de archivo de una lluvia de estrellas desde Ulldemolins (Priorat)

Imagen de archivo de una lluvia de estrellas desde Ulldemolins (Priorat) David Jiménez

«Es tan sencillo como tirarse en el suelo, tener paciencia y mirar al cielo», explica Estefanía Blanch, Investigadora Física de l’Observatori de l’Ebre de Roquetes. Y es que justamente esa es una de las ventajas de las Perseidas, el espectáculo que en estos días nos regalará el firmamento: que no hacen falta ni artilugios ni conocimientos de astronomía; basta con encontrar un sitio lo más oscuro posible y tener los ojos bien abiertos para verlo.

Pero, ¿qué es lo que se verá en realidad? Las lluvias de estrellas se producen cuando el rastro de partículas de polvo y rocas que dejan los cometas en su órbita alrededor del Sol entran en la atmósfera de la Tierra y se volatilizan produciendo un efecto luminoso.

La gracia es que estos fenómenos se pueden prever con antelación, ya que todos los años la Tierra en su camino alrededor del Sol atraviesa la trayectoria de varios cometas, en el caso de las Perseidas, el 109P/Swift-Tuttle.

Así, cada año a principios de agosto nuestro planeta cruza la órbita de este cometa que pasó cerca del Sol por última vez en 1992.
La mayoría de las partículas que deja el cometa son tan pequeñas como un grano de arena y cuando se cruzan con nuestro planeta chocan contra la atmósfera a una velocidad de más de 210.000 kilómetros por hora. Es el equivalente a recorrer España de norte a sur en menos de veinte segundos.

La noche más propicia para ver esta lluvia de estrellas será la de viernes al sábado, aunque en realidad es visible desde el 23 de julio y terminará el 22 de agosto. Blanch explica que se estima que en noches como la de mañana puedan verse unos 100 objetos por hora, pero este año es posible que se vean menos debido a que el fenómeno ha coincidido con la luna llena.

No obstante, las Perseidas siguen despertando el interés cada verano. De hecho, en el observatorio organizan un taller para ver la lluvia de estrellas  mañana y se llenó a los pocos días de abrir las inscripciones.

Ideal para los niños

Y es que este es uno de esos fenómenos que, a pesar de su sencillez, siguen entusiasmando a los aficionados a la astronomía. Es el caso del tarraconense Carlos Uriarte, experto en astrofotografía, quien cuenta que, justamente, estas lluvias de estrellas son un buen momento para iniciarse en eso de fotografiar el cielo. Con una cámara réflex, un gran angular, un trípode y un temporizador se pueden hacer fotos magníficas, asegura.

Para poder ver mejor el fenómeno recomienda alejarse de ciudades como Tarragona y Reus e ir hacia Prades y el Priorat. Blanch, por su parte, recuerda por ejemplo que el Parc Natural dels Ports (mire el mapa adjunto) tiene una calidad del cielo nocturno excelente. No obstante, para quienes no se pueden desplazar, cualquier terraza es buena, dice la investigadora. Si no, que se lo digan a Uriarte, que hace muchas de sus impresionantes fotografías desde su terraza en el barrio de Sant Pere i Sant Pau de Tarragona.

Y si por lo que sea no puede asomarse al cielo, sepa que también el portal sky-live.tv, en colaboración con el proyecto europeo STARS4ALL, emitirán en directo la lluvia de estrellas desde el Observatorio del Teide (Tenerife) y el Parc Astronòmic del Montsec (Lleida). 
Tanto Blanch como Uriarte están convencidos de que esta lluvia de estrellas es una gran oportunidad para inculcar en los niños el interés por la astronomía en general y la ciencia en particular.

Todo son ventajas; es verano, así que no hace falta abrigarse para estar de noche a la intemperie; muchos están de vacaciones, así que grandes y pequeños tienen menos miramientos para quedarse despiertos hasta tarde, y en el descanso estival los padres tienen más tiempo para pasarlo con los niños.

Eso sí, si se queda con ganas de ver más estrellas o simplemente le ha cogido el gusto, sepa que el Instituto Geográfico Nacional estima que las condiciones de observación serán mucho mejores en 2018.

Els Ports, un cielo excelente

Justo esta semana La Generalitat publicaba un informe sobre  la última campaña de medición de la calidad del cielo nocturno en los parques naturales. En el mapa de la provincia de Tarragona lo más destacable es la calificación de ‘excelente’ que obtiene el Parc Natural dels Ports. Así que si se trata de ver las Perseidas, es uno de los sitios que podrá tener en cuenta.  Además verá que  hay otros muchos parajes naturales teñidos de diferentes tonos de azul, es decir, con poca contaminación lumínica. El informe de la Generalitat destacaba además  que «en algunos lugares ha mejorado la calidad del cielo respecto a hace una década, debido a la sustitución de las lámparas de vapor de mercurio por las de vapor de sodio, que presentan un efecto de dispersión de la luz mucho menor».

Puede mirar el mapa completo en este enlace

Cómo verlas en cinco claves

1-Busque un sitio oscuro que tenga pocos obstáculos para la vista, como edificios, árboles o montañas. En el mapa podrá ver los parajes naturales con menos contaminación lumínica de Tarragona. No hace falta telescopio.

2-Aunque la lluvia de estrellas será visible en todo el firmamento, la mayoría de ellas suelen provenir en la dirección de la Constelación de Perseo (de ahí el nombre), que podremos encontrar cerca del horizonte, hacia el noreste. Si quiere ubicarlo y no sabe hacerlo puede consultar alguna App para el móvil como Google Sky Map o Stellarium Mobile.

3-Deje tiempo, unos 20 minutos o media hora para que la vista se acostumbre a la oscuridad.

4-Túmbese y a esperar, mejor en esta posición que sentados, lo que puede ocasionar dolor de cuello.

5-Tenga en cuenta el medio. Lleve algo de abrigo si hace falta, repelente de mosquitos...

Las lágrimas de San Lorenzo
Cuenta la tradición cristiana que San Lorenzo sufrió un auténtico calvario el 10 de agosto del año 258.  Aquel día,  en el que hoy se celebra su santo,  fue quemado vivo en una hoguera en Roma. Una muerte lenta, en una parrilla, a manos de sus captores. La leyenda dice, incluso, que San Lorenzo llego a mencionar mientras se quemaba en la hoguera: «Dadme la vuelta, que por este lado ya estoy hecho».
Debido a la coincidencia en el tiempo, las lágrimas de ese cruel martirio han pasado a la historia y son las que dan nombre precisamente a la lluvia de estrellas más popular del verano: las Perseidas.

Temas

Comentarios

Lea También