Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los 10 mejores restaurantes donde comer calçots en el Alt Camp

Hay opciones para todos los gustos con precios que oscilan entre los 30 y 50 euros

Montse Plana

Whatsapp
Los restaurantes son una de las mejores opciones para disfrutar de una calçotada. Foto: DT

Los restaurantes son una de las mejores opciones para disfrutar de una calçotada. Foto: DT

Se podría decir que una auténtica calçotada es aquella que se hace en la masía o al menos, ensuciándose las manos y la ropa ya desde primera hora de la mañana con la puesta en marcha del fuego, cociendo los calçots a la parrilla y luego aprovechando las brasas para la carne. 

Pero hay un inconveniente: no todo el mundo dispone de masía o de un amigo enrollado que le invite. Quizá simplemente le da un poco de pereza poner en marcha todo el despliegue necesario para una calçotada, o también podría ser que estuviera harto de ser el único que trabaja, mientras los otros miran como cocer los calçots y le recuerdan que tienen hambre. Sea cual sea el caso, hay que saber que siempre hay una opción alternativa que le ahorrará toda esta faena y dolores de cabeza, y esta se la ofrecen los restaurantes. Únicamente hay que hacer una llamada, reservar y problema solucionado.

De restaurantes que hagan calçotades los hay a puñados, pero teniendo en cuenta que el calçot es un producto culinario originario de Valls, es en esta zona, en la comarca del Alt Camp, donde encontramos la oferta más importante y variada, también en cuestión de precios. En este sentido, la horquilla es bastante amplia, desde los 20 a los 50 euros, aunque la mayoría de ofertas se encuentran alrededor de los 30 euros.

1-Masia del Pla (El Pla de Santa Maria). A partir de 29,95 €

Entre los restaurantes con más renombre durante la temporada de calçots encontramos la Masia del Pla, situado en el Pla de Santa Maria, en el kilómetro 19 de la carretera C-37, a 5 minutos de Valls. Ambientados en una masía de estilo catalán, aquí cada uno puede escoger el menú de calçotada que más le convenga. ¿No tiene demasiado tiempo o no tiene demasiada hambre y quiere un precio ajustado? El menú express sería lo ideal. Por 29,95 euros (IVA incluido) tiene una teja de calçots cocidos acompañados con su salsa, longaniza y morcilla de Valls a la brasa con alubias, crema catalana, pan, agua y vino de la casa.

Si no le importa rascar un poco más el bolsillo, por 37,50 euos (IVA incluido) podrá disfrutar de lo que se denomina 'la auténtica calçotada', que incluye calçots cocidos sin límite acompañados con salsa, y que respecto del express se añade carne de cordero del Alt Camp, guarnición de alcachofa a la brasa y patata, Cava Brut Nature y cafés o infusiones.

Para los que son más sibaritas, en la Masia del Pla también encontrarán su opción por 49,50 euros (IVA incluido) con la 'calçotada gourmet' donde, además de los calçots, podrán degustar solomillo de ternera a la brasa con guarnición o, si prefieren pescado, bacalao a la antigua al horno con tomate y alubias, cocido en lata. El menú también da a elegir entre vino tinto de selección o vino blanco de cosecha, e incluye rollito de pan con chocolate, además de cava brut nature, café o infusión, pan y agua.

La última opción de menú es para aquellos que están hartos de carne, y para ellos está la 'calçotada vegetariana', que tiene un coste de 32,50 euros (IVA incluido). En este caso, la parrillada se cambia por un surtido de verduras con patata, escalibada de pimiento y berenjena, alcachofa y tomate a la brasa, espinacas a la catalana y alubias; y de postre, la crema catalana se intercambia por fruta del tiempo.

2-Casa Fèlix (Valls) 35,20 €

Si hablamos de Valls es indispensable hacer referencia a Casa Fèlix, uno de los clásicos en calçotadas. Se encuentra en el kilómetro 7 de la carretera N-240, justo a la entrada de Valls, muy bien comunicado con Tarragona. Uno de los espacios más emblemáticos del restaurante donde disfrutar de la calçotada son las tinas, unas botas de madera con capacidad para hasta 16 personas donde podrá degustar los calçots más vallencs en un ambiente cálido e íntimo, entre amigos y familia. El menú, que tiene un precio de 35,20 euros (IVA incluido), incluye calçots con salsa, salchichón con alubias, carne de cordero a la brasa con guarnición y alioli, crema catalana y vino blanco o negro del Penedès. Y si alguien se queda con hambre, que todo puede ser, puede repetir todo lo que quiera y pueda, que el precio será el mismo.

3-Casa Gurí (La Masó) 36 €

Saliendo de la capital del Alt Camp, a 10 minutos en coche nos situamos en el pequeño pueblo de La Masó, de poco más de 280 habitantes. Más allá de la iglesia, la gente conoce el municipio por su restaurante, Casa Gurí, en la calle Sant Sebastià, número 20. Aquí la calçotada se vive de la forma tradicional con el menú típico compuesto por los calçots, salchichón, cordero y carne a brasa y de postre la crema catalana, sin que falte el porrón de vino, que es así como se debe beber según marca la tradición, no con copa. El precio es de 36 euros, todo incluido, también el pan y el agua.

4-Hostal Grau (Santes Creus) 37 €

Comer calçots junto al monasterio de Santes Creus también es posible. Es el caso del Hostal Grau, en la calle Pere el Gran, número 3, donde se sirven calçots desde 1962. Rodeados de la tranquilidad característica del monasterio cisterciense, sirve por 37 euros (IVA incluido) calçots cocidos a fuego vivo acompañados de salsa, salchichón del Alt Camp y butifarra negra con alubias del 'ganxet', carne de cordero a la brasa con guarnición de patata y alcachofa al calor, pastelito de crema quemada casero y, el postre más típico de una calçotada, la naranja. Si vais en fin de semana, podrán degustar los calçots en la terraza del jardín observando cómo se cuecen al fuego. Posteriormente, la fiesta se traslada al interior del hostal, donde se sirve la carne y los postres sentados en la mesa.

5-Esportell del Bou (Picamoixons, Valls) 39 €

Alejándose de la centralidad de Valls, pero sin dejar el término municipal, encontramos Picamoixons, donde hay una de esas casas de pueblo reconvertida en restaurante: el Esportell del Bou ubicado en la calle del Diputat Orga. En este caso, el menú tiene el precio de 39 euros (IVA incluido) y consta de aperitivo, calçots cocidos con salsa, salchichón, morcilla, alubias y alioli, carne de cordero a la brasa con alcachofa y patata. Hay que decir que aquellos que aún no estén llenos podrán repetir la carne que quieran. De postre, hay crema catalana y naranja. Además, el precio incluye pan, agua, vino, cava brut nature y cafés.

6-Masia Bou (Valls). A partir de 39,6 €

En Valls, las calçotadas también son un gran sinónimo de Masia Bou, todo un emblema de esta fiesta. El restaurante, que se encuentra en el kilómetro 21,5 de la carretera de Lleida (N-240-A), en las afueras de Valls, ofrece tres menús de calçotada, para que todos puedan encontrar su lugar. El más clásico es el 'Calçotada Masia Bou' que por 39,6 euros (IVA incluido) ofrece secallona y aceitunas para picar acompañadas por una caña, calçots con salsa y pan de payés, morcilla y longaniza a la brasa con alubias, carne de cordero a la brasa con patata y alcachofa, crema catalana con carquinyolis, porrón de vino blanco y vino tinto, agua, café y copa de cava. Para los más atrevidos, también existe la opción de cambiar la parrillada de carne por un 'chuletón' de un kilo para dos personas acompañado con patatas, pimientos del Padrón y pimientos del piquillo. En este caso, el menú cuesta 44 euros (IVA incluido). Y si el paladar es aún más refinado, Masia Bou ofrece la calçotada con 'Burbujas de Lujo', en la que se añade al menú clásico, naranja de postre, botella de Cava Oriol Rosell rosado y otra de Cava Gramona la Cuvee, todo por 48,4 euros (IVA incluido). 

7-Cal Mosso (Santes Creus) 39,6 € 

En Santes Creus no únicamente se sirven calçots en el Hostal Grau. Unos metros más allá, en la plaza Santa Llúcia y al lado de la entrada del monasterio, se sitúa Cal Mosso. El establecimiento únicamente tiene capacidad para 80 plazas, así que reservar mesa previamente es indispensable. El aperitivo a base de vermut de la casa y secallona da paso a los calçots con salsa, pero este es únicamente el inicio. Después, la carne a la brasa, la morcilla, las alcachofas, alubias del ganxet y el alioli se convierten en los protagonistas de una fiesta que termina, como es tradicional, con la crema catalana, la naranja y para todos aquellos que lo deseen, cafés e infusiones. El precio, que es de 39,6 euros (IVA incluido), también prevé el vino de la casa, el cava y el agua.

8-Cal Ganxo (Valls) 40,7 €

Si alguien ha sabido encontrar la fórmula de las calçotadas, éste ha sido Cal Ganxo, en Masmolets, en el término municipal de Valls. Tan es así, que el restaurante se dedica exclusivamente a los calçots. En un ambiente idílico y acogedor, los calçots son cocidos sobre la llama de las sarmientos y se sirven envueltos en papel de periódico y sobre tejas. A continuación, se da paso a la carne de cordero, la longaniza y la morcilla de Valls, servidas sobre una parrilla con brasas. Para acompañar, alubias del ganxet, alcachofas y alioli, pan de payés, vino y cava brut nature. La crema catalana, la naranja y el café cierran la fiesta. El precio es de 40,7 euros (IVA incluido). Para aquellos que no quieran la carne, también existe la opción de cambiarla por verduras. En este caso, el menú cuesta 35,20 euros (IVA incluido).

9-Les Espelmes (Valls) 40,7 € 

Si lo que desea es disfrutar de una calçotada con buenas vistas, Les Espelmes es la opción ideal, restaurante ubicado en el Coll de la Isla (kilómetro 28 de la N-240) con una buena perspectiva privilegiada sobre el Camp de Tarragona . Por 40,7 euros (IVA incluido) podrá disfrutar de calçots con salsa, carne de cordero a la brasa con longaniza, butifarra negra, alcachofas y judías. La naranja y la crema catalana darán el toque dulce de la comida y, para terminar, café. El menú también incluye pan tostado, agua, vino tinto y cava.

10-El Vinyet (Vila-rodona) 42 € 

La típica calçotada también se puede disfrutar en Vila-rodona, en el pequeño restaurante familiar El Vinyet ubicado en el kilómetro 2,5 de la carretera TP2002, justo al lado del municipio, con una capacidad de tan sólo 48 personas. El menú, de 42 euros (IVA incluido) consta de calçots y su salsa, salchichón y morcilla negro con alubias del ganxet, carne de cordero con alcachofa y patata. Por último, crema catalana y naranja y todo acompañado de vino y cava de la comarca y café. Pero aquí la calçotada va más allá y los clientes tienen carta blanca para poder escoger el menú que los apetezca, más allá de los calçots. El precio irá en función de lo que se elija.

Temas

  • NALTROS

Lea También