Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los cazadores de Capçanes de hace 10.000 años

Las pinturas rupestres de esta localidad del Priorat se han abierto al público con visitas guiadas. Nos llevan a períodos como el postpaleolítico, neolítico o la edad de bronce. Y ahora pueden visitarse a pie

Roger Deblanch

Whatsapp
Excursionistas yendo hacia los yacimientos. Foto: Pere Iglesias

Excursionistas yendo hacia los yacimientos. Foto: Pere Iglesias

Pinturas de Capçanes. Foto: Pere Iglesias

Pinturas de Capçanes. Foto: Pere Iglesias

Excursionistas practicando tiro con arco. Foto: Pere Iglesias

Excursionistas practicando tiro con arco. Foto: Pere Iglesias

Guía mostrando un conjunto de pinturas. Foto: Jaume Sàez

Guía mostrando un conjunto de pinturas. Foto: Jaume Sàez

El conjunto de pinturas rupestres de Capçanes, en el Priorat, ha sido museizado y se ofrecen visitas guiadas los primeros sábados de cada mes. Datan de entre 3.000 y 10.000 años atrás y están situadas en siete abrigos de dos barrancos de la sierra de Llaberia. Fueron descubiertas por dos escaladores, Juan Antonio Serrano y Laura Martínez, en 2006. Desde entonces, tanto la Generalitat de Catalunya, mediante el Servei d’Arqueologia i Paleontologia del Departament de Cultura, como el Ayuntamiento de Capçanes han tratado primero de documentarlos y posteriormente de protegerlos y conservarlos.

Estos trabajos han permitido recuperar figuras que no se apreciaban bien así como documentar seis nuevos arqueros y una nueva explicación de la escena pintada. Además se ha recuperado y consolidado con carácter de urgencia una pintura de una escena de cacería donde aparece un ciervo rodeado de figuras humanas con piernas muy musculadas (descubierto en 2014) y una figura humana del abrigo de la Vall I. Otro de los hallazgos importantes y que le confieren una singularidad característica a este yacimiento son tres gravados de tres ciervos a 1,80 metros de altura respecto del suelo y que como el resto también ha sido protegido y documentado.

Entre las acciones realizadas en este lugar hay que destacar el alzamiento topográfico y la documentación de los abrigos y de los barrancos de la Vall y Parellada como principales puntos de interés. Según cuenta el Alcade de Capçanes, Joan Carles García, también se han limpiado de vegetación y adecentado los terrenos afectados por los cierres de protección y se han instalado paneles específicos para cada conjunto.

Las actuaciones que se han llevado a cabo permiten pues visitar, previa reserva, el conjunto pictórico rupestre más grande hallado en los últimos 35 años en nuestro país. Un total de más de 150 figuras humanas y de animales donde destacan el toro de Parellada III que mide más de 50 cm y la escena de la matanza de la Vall II, donde hay una veintena de figuras que recrean una emboscada, y que ha sido bautizada por los expertos como toda una rareza en el arte Levantino (que se extiende por el Mediterráneo desde Lleida hasta Almería, y es patrimonio de la humanidad desde 1998). Es además la mayor concentración de pinturas –en un radio de 2 km– de todo el país lo que hace de él un gran activo turístico por su singularidad y por la gran cantidad de pinturas que atesora. El Priorat es así la zona de la demarcación donde más conjuntos de este estilo se han encontrado, concretamente 43 conjuntos de un total de 120 que hay documentados actualmente en Catalunya.

«Una visita rigurosa, apasionante y lúdica para todos los públicos y que integra arte, cultura, naturaleza, paisaje y, seguro, algunas sorpresa que no se esperan», tal y como describe la experiencia Còdol educació, la agencia encargada de realizar las visitas guiadas. Estas se programan cada primer sábado de cada mes para grupos de 25 personas como máximo y su recorrido tieneuna duración aproximada de unas 3 horas. Y en ellas se pretende dar a conocer el modo de vida de nuestros antepasados. El alcalde de Capçanes, explica que el ayuntamiento hará una apuesta por las pinturas como un activo turístico más del municipio: «Queremos unirlo a eso que ya tenemos como el senderismo o el Carrasclet».

Las visitas tienen precios populares de 8 euros los adultos, 5 euros los jubilados, 3 euros los niños de 6 a 12 años y gratuito para menores de 5 años. La dificultad de la ruta está considerada muy baja y como recomendaciones solo dan la de llevar un calzado cómodo y adecuado para andar por senderos de montaña.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También