Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

"Los celos entre hermanos conviven con el amor"

Miriam Tirado es periodista especializada en maternidad y crianza

Silvia Fornós

Whatsapp
Imagen de Miriam Tirado. FOTO: ERE FERRÉ

Imagen de Miriam Tirado. FOTO: ERE FERRÉ

- ¿Son normales los celos entre hermanos?

- Sí. Porque hay un cambio muy importante en la familia. Llega un bebé y el niño o la niña deja de ser el centro de atención. Es un cambio evidente para todos los miembros de la familia y nos tenemos que adaptar.

- ¿Qué reacción debemos esperar?

- Los celos son una reacción adaptativa a un cambio muy importante. Esta reacción existirá seguro. Hay niños que se excitan mucho y que durante el primer mes de vida de su hermano están muy inquietos. Hay otros que se encierran en sí mismos, están enfadados. Otros aparentemente no les pasa nada, pero fuera de casa o en la escuela están tristes, etc. Hay muchas maneras de expresar los celos.

- ¿Nos tenemos que preocupar?

- No. Lo que tenemos que hacer es observar, actuar y gestionar lo que nuestro hijo siente. Si nos preocupamos lo gestionaremos bastante mal. Desde la preocupación cuesta tener una cierta perspectiva de lo que realmente ocurre. Generalmente preocuparse no ayuda a resolver conflictos, sino que en ocasiones los empeora.

- ¿Y qué tenemos que hacer?

- Ayudarle a gestionar todas las emociones.

- ¿Y cómo podemos?

- Dependiendo de cómo se exprese y cómo se sienta con esta nueva situación tendremos que hacer unas cosas u otras. Por ejemplo si el niño está hipercontento le podemos dar más tiempo libre, para que libere todo el exceso de energía. Lo que hay que hacer es acoger en cada momento las emociones que surjan y validarlas, ya sea excitación, enfado, etc. Hay que empatizar con el niño, sin reñirlo, y darle espacios de exclusividad con los padres.

- ¿Nos hemos empeñado en que los celos son algo negativo?

- Sí. Tenemos el mundo de las emociones muy clasificado. Hay unas que son buenas y otras malas, que nadie quiere sentir. Y a pesar de sentirlas las negamos.

- ¿Se pueden positivizar los celos?

- Se puede normalizar la emoción. Explicar a nuestro hijo que el malestar que siente se llama celos y que los tiene de su hermano. El niño tiene que saber qué le pasa para entender qué siente. La culpa a veces acompaña a los celos. Los celos entre hermanos conviven con el amor.

- ¿Caducan?

- Evolucionan. Los celos son una emoción que existe, como la alegría, la tristeza, etc. En diferentes momentos de la vida nos podemos encontrar con esta emoción, del mismo modo que la rabia o el miedo. El miedo no lo podemos eliminar, habrá épocas que tendremos más o menos, igual que los celos.

- ¿Por qué nos empeñamos los padres en que nuestros hijos no tengan celos?

- Para mí lo más importante es que sepamos gestionarlos. Hay momentos en que los hermanos tendrán celos pero si les ayudamos a gestionarlos se irán, y tal vez volverán más adelante. No es algo contra lo que tengamos que luchar.

- ¿Cómo le explicamos a nuestro hijo que el amor de sus padres será compartido con otro hermano?

- Ayuda mucho que el hijo mayor haya tenido durante un tiempo la mochila emocional muy llena. Cuanto más cargada y menos carencias haya tenido en esta primera etapa en exclusiva podrá tolerar mucho mejor la llegada de un hermano y tener que compartir a los padres.

- ¿Cómo podemos garantizar que la mochila está llena?

- Teniendo claro cuáles son las necesidades de nuestro hijo hasta los tres años. Necesitan mucho contacto, presencia, que les escuchemos, que les hablemos, que empaticemos, etc. Si se lo damos, más llenos estarán emocionalmente y no sentirán miedo de compartir a los padres.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También