Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘Los millennials consumen música fácil de digerir’

El músico tarraconense Samuel O'Kane lanzará en septiembre con Universal Music su primer disco, ‘Good News for Bad Boys’

Javier Díaz

Whatsapp
‘Los millennials consumen música fácil de digerir’

‘Los millennials consumen música fácil de digerir’

- Tiene tatuada la frase ‘The new religion’ (la nueva religión).
- Uno de los temas que me colocaron en el top urbano fue Hello I’m a Young God (hola, soy un joven Dios). Mi primer disco gira en torno a eso, a buscar tu propia manera de brillar y no ser como la gente quiere que seas. En España la música que renta es el pop y el reguetón y, sin embargo, yo hago rhythm and blues.

 - Un tipo del barrio de Torreforta que canta música negra.
- Mi madre es mi principal influencia. Ella siempre ha tenido inclinación por artistas como Whitney Houston o Michael Jackson. Desde pequeño he escuchado esta música, así que el rhythm and blues es mi género por aplastamiento.

- ¿Cuándo se soltó a cantar por primera vez?
- Recuerdo que una tarde en casa mi madre estaba cantando un tema de Céline Dion y yo empecé a imitarla. Debía tener seis años.

- Le gusta destacar que es un chico de barrio.
- He crecido en un entorno que es diferente al de la capital. Los barrios son de gente obrera que se busca el pan sea como sea. Yo sabía que tenía talento para la música y he ido a por ello.

- ¿Cuándo se planteó dar ese paso?
- Vino de rebote. Al acabar el bachillerato hice la Selectividad, pero no pude acceder a la universidad porque la crisis nos pasó factura en casa. Empecé a trabajar y un día Nil Martínez, de Bonavista, me propuso grabar un tema con él. Al ver la repercusión que tuvo en Tarragona decidí empezar a componer mis propias canciones y a hablar con productores.

- Su carrera se ha fraguado a base de singles.
- Al principio es difícil defender un disco cuando tus únicas herramientas eres tú e internet. Los millennials consumen música fast food, algo que sea fácil de digerir y tenga su propio videoclip, y el formato single se adapta a eso. Pero tenía muchas ganas de poder explayarme en un larga duración y que la gente me escuche al 100 %.

- ¿Cómo son sus seguidores?
- La gran mayoría de mi público está en Latinoamérica, sobre todo en México, Colombia y Chile.   Y luego, en España, Estados Unidos y Canadá. Los latinoamericanos son gente muy fan, que enseguida espera que saques algo nuevo y quiere saber qué pasa en tu día.

- ¿Le da vértigo que Universal Music haya apostado por usted?
- Cuando tienes claro hacia dónde vas no puedes asustarte. Es una oportunidad muy grande. Estoy muy orgulloso de ser de una ciudad como Tarragona  y poder llegar a una multinacional tan grande que avale tu trabajo y lo defienda de la mejor manera. Hemos afrontado muchas cosas solos y tener ahora una escudería detrás, relaja. 

- Usted usó internet como plataforma de lanzamiento.
- Es una plataforma muy potente, pero peligrosa a la vez. Es fácil hacer que tu música suene en Youtube, pero internet es tan masivo y hay tanta  gente haciendo música que es difícil destacar. Mi generación ha subido el nivel de los videoclips con menos presupuesto que antes.

- ¿‘Good News for Bad Boys’ es autobiográfico?
- Este disco habla de mis inquietudes, de cosas que he vivido, de amor... De vivir tu vida, tomar decisiones, equivocarte y saber dónde están tus límites para seguir adelante.

‘Los millennials consumen música fácil de digerir’
- Espero que recogiendo un Grammy Latino, sacando más discos y siendo feliz con lo que hago, como estoy siéndolo ahora.

Temas

Comentarios

Lea También