Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mark Burgess, vocalista de ChameleonsVox: "Tomábamos drogas, pero no éramos unos matones"

La legendaria formación inglesa, uno de los iconos del post-punk, llega este domingo a la Sala Zero de Tarragona

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
Mark Burgess lidera a la legendaria formación inglesa. Foto: Cedida

Mark Burgess lidera a la legendaria formación inglesa. Foto: Cedida

De los ochenta dicen que vuelve todo menos las hombreras. Son tiempos de revival. The Chameleons, uno de los iconos del post-punk, está de nuevo en la carretera. El lunes aterrizaron en España, donde tienen cinco conciertos cerrados esta semana: Sevilla, Valencia, Valladolid, Orihuela y Tarragona. Ya no son The Chamaleons, ahora son ChamaleonsVox. Tocan las mismas canciones de siempre, pero sólo queda un miembro de la formación original de este grupo montado en Middleton, cerca de Mánchester, en 1981: su líder y cantante Mark Burgess. El vocalista ejerce de portavoz y nos dedica un rato para contestar a nuestras preguntas.

 

- ¿Es cierto que le robaron el coche a New Order para ir al aeropuerto?

- Bueno, no lo robamos, no forzamos la puerta con un destornillador ni nada de eso. Nos alojábamos en el mismo hotel, ellos tenían un concierto en Brixton y nosotros estábamos esperando un taxi para ir al aeropuerto para coger un avión a Lisboa. Saalimos del hotel y un chico de uniforme gris vio las guitarras en nuestra mano y preguntó: «¿Sois la banda de Manchester?» Naturalmente, dijimos que «sí» y nos llevó.

 

- Le echaron cara.

- Estábamos un poco desconcertados porque un Daimler –marca de automóviles– viniera a recogernos, pero nos fuimos con él. A medio camino del aeropuerto nos dimos cuenta de que habíamos entrado en el coche de New Order. Ojalá pudiera haber visto sus caras cuando salieron y vieron el cubo de óxido que debería habernos llevado a nosotros.

 

- ¿Eran un gamberros en los años 80?

- No. Obviamente, éramos chicos de la calle, pero inteligentes y nunca pillamos ninguna mierda de nadie. Tomamos un montón de drogas, como la mayoría de jóvenes de Manchester en esa época, pero no éramos unos matones. No eramos gangsters ni nada de eso.

 

- ¿Chamaleon Vox se han moderado?

- Nos los seguimos pasando muy bien. Estar de gira es un poco como tener 30 noches de sabado seguidas.

 

- ¿Cómo vive la música?

- La música es mi vida, es todo lo que hago. Es más difícil en los últimos años, pero estoy bien. Viajo mucho y realmente no tengo muchas responsabilidades. Si tuviera una familia quizá tendría que hacer otras cosas.

 

- ¿Ha vivido siempre de la música?

- Dejé la música temporalmente hace unos 15 años y trabajé para el Manchester City Football Club durante unos tres años, pero perdí demasiado mi vieja vida, así que vendí la casa y me fui a Hamburgo.

 

- ¿Qué trabajo desempeñaba para el City?

- Estaba en las oficinas de venta de entradas.

 

- ¿Qué es el post-punk para usted?

- Todo lo que vino inmediatamente después, Factory Records, Zoo, 4AD, Cherry Red, Rough Trade, Creation, la escena indie. Demasiadas bandas y artistas para mencionar.

 

- ¿Se siente cómodo con esa etiqueta?

- No me interesan las etiquetas, pienso que son perezosas. Supongo que la gente necesita sus preconcepciones, «soy esto» o «soy eso», pero nunca tomé nada de eso en serio. Solía molestarme que nos etiquetaran como góticos, porque no lo éramos, pero atrajimos a las chicas góticas con sus encajes negros, botas de cuero y fetichistas. Y eso me parecía bien.

 

- ¿Por qué tuvieron tantos problemas con las discográficas?

- Al principio, porque queríamos un control total sobre nuestro arte y no confiábamos en el juicio de las personas que llevaban las sellos discográficos. Luego el problema fue que nos pagaban muy poco o nada en absoluto por las ventas de nuestros discos. De todos modos, en gran medida es culpa nuestra, siempre nos dejamos getsionar por gente que nos hizo trampas.

 

- ¿Son más libres ahora?

- Sí. No firmaría con otra discográfica, no la necesito. He encontrado a gente honesta que apuesta por mi trabajo y con la que he hecho algo de dinero, no mucho, pero algo.

 

- ¿Se siente suficientemente valorado o cree que merece más éxito y popularidad?

- La música me ha dado una vida interesante y la libertad de hacer casi todo lo que elijo, así que no tengo quejas. Si hubisese tenido un mejor management, las cosas podrían haber ido mejor, pero eso no me quita el sueño. Me centro en la personas que apoyan nuestra música y nuestros shows, no en las que no lo hacen.

 

- ¿Cuál es el ritual que nunca falta antes de uno de sus conciertos? ¿Tiene superspticiones?

- Ya no. Solía necesitar veinte minutos en la ducha antes de cada actuación, pero ahora ya no soy tan ritualista. Quizá un trago de aguardiente, eso es todo.

 

- ¿Su repertorio en vivo se basa en el material antiguo de la banda o incorpora novedades?

- El propósito de esta banda era tocar la música de The Chameleons, así que eso es lo que hacemos. Las nuevas canciones que he estado escribiendo realmente no encajan.

 

- ¿Disco nuevo?

- Algunos de los chicos tocarán en un nuevo disco, estoy seguro, y otros con los que quiero trabajar también, pero no será un disco de The Chameleons. Ya no existen, esto es ChameleonsVox , la voz de The Chameleons.

Temas

  • NALTROS

Lea También