Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mel Gibson: "Un ataque de ira con 8 tequilas dictó mi camino"

Agencias

Whatsapp
El actor, en los premios de la Academia Australiana de Cine. FOTO: EFE

El actor, en los premios de la Academia Australiana de Cine. FOTO: EFE

María Estévez

Han pasado diez años desde que Mel Gibson sufriera un ataque de ira fruto de una borrachera. Su problema, el de un alcohólico, fue desahogarse frente a un policía, maldiciendo a los judíos. Por aquel desgraciado incidente Gibson fue sentenciado al ostracismo en Hollywood, apartado y juzgado como antisemita. Ahora acaba de estrenar la película ‘Hasta el último hombre’, que narra la historia de Desmond Doss, un médico del Ejército que en la batalla de Okinawa, en 1945 fue el primer objetor de conciencia, salvando la vida de 75 soldados de ambos bandos.


¿Cómo calificaría esta película?

No creo que debamos considerar esta cinta del género bélico porque no lo es. Desmond Doss era un hombre creyente que vivió siempre según sus creencias. Es una historia de amor porque Desmond atraviesa el infierno sin dudar nunca de sus motivos. Para mí es un ejemplo .

En la narración se relata cómo un médico del Ejército se vuelve objetor de conciencia por ser cristiano devoto. Siendo usted creyente, ¿le influyó personalmente esta narración?

Muchísimo. Todas las guerras son horribles pero uno debe amar al soldado, al guerrero que se juega la vida y rendirle honores. Este filme está dedicado a todos aquellos que se han sacrificado y sufren por los demás. Creo que debemos prestar atención a nuestros veteranos, a nuestros soldados, darles cariño, entenderles. Mi película se la he dedicado a todos los que han ido a la guerra.

Usted acentúa las imágenes de violencia. Es un retrato muy crudo de la guerra.

He querido mostrar lo que se siente cuando los soldados viven esas cruentas batallas. ¿Qué sienten los veteranos al regresar? Creo que nos falta empatía en nuestra sociedad hacia todos aquellos que han ido a la guerra. Desmond demuestra que la violencia no convierte en animales a las personas. Él fue capaz de encontrar equilibrio gracias a su fe. Iba armado solo con su fe, sin armas. Sin miedo puso su vida en peligro una y otra vez salvando soldados.

¿Le cuesta encontrar buenas historias que contar?

Se escriben guiones brillantes pero muy pocos se ruedan. En Hollywood se hacen cada vez menos películas y las que se hacen carecen de sustancia. A mí me parece bien, porque hay una audiencia para ese tipo de filmes. Sin embargo, hay miles de historias maravillosas que nunca terminan de ver la luz porque no son rentables.

Se le ha cuestionado mucho. ¿Le costó encontrar la financiación para realizar la película?

He tardado diez años en construir y desarrollar este proyecto. Ha sido una gran experiencia, pero, de nuevo, vivimos en una realidad diferente en la que tienes que rodar una historia épica, épica a la velocidad que se graban las películas de televisión. Ese es el juego ahora, porque nadie quiere apoyar un filme sin superhéroes y si vas a dirigir una película no te dan mucho dinero, tienes que ser muy juicioso con cada decisión que tomas...

Usted siempre ha sido un director independiente.

Sí, estoy acostumbrado a pelear por cada céntimo, aunque siempre dirijo en mis propios términos. Es bueno trabajar tan intensamente ya que aprendes y te exige que tomes atajos.

Se considera un superviviente en Hollywood...

Quiero dejar el pasado en el pasado. He logrado mantenerme bien, creo. Un ataque de ira en la parte de atrás de un coche de Policía con ocho tequilas dobles dictó mi camino, mi trabajo, mis creencias. Sin embargo, supe encontrar mi lugar y mantenerme. Creo que aquello fue una injusticia.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También