Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Misión a la luna: Audi con el equipo alemán en el proyecto Google Lunar XPRIZE

Audi pone rumbo a la luna. Casi 45 años después de que el Apolo 17 de la NASA completara la última misión tripulada a la Luna, los participantes en el proyecto han seleccionado el antiguo lugar donde aterrizó el Apolo 17 como su nuevo objetivo.
Whatsapp
Audi aporta su experiencia y tecnología en el vehículo lunar

Audi aporta su experiencia y tecnología en el vehículo lunar "Audi lunar quattro".

El grupo de ingenieros alemanes integrados en el equipo de

científicos dedicados al proyecto está trabajando en la competición Google Lunar

XPRIZE para llevar un vehículo lunar no tripulado a la superficie de la Luna. Audi

proporciona apoyo al equipo de científicos con su experiencia y conocimiento en

distintos campos tecnológicos, como la tracción permanente a las cuatro ruedas

quattro, la construcción ultraligera, la movilidad eléctrica y la conducción pilotada.

“La idea de una misión a la luna financiada con recursos privados es fascinante”, afirma

Luca de Meo, director de Ventas y Marketing de Audi, al anunciar el apoyo de la marca de

los cuatro aros a este proyecto en el encuentro internacional dedicado a la innovación

Cannes Innovation Days. “Y las ideas innovadoras necesitan seguidores que las apoyen y

promuevan. Al involucrarnos con este equipo de científicos queremos enviar un mensaje y

motivar a otros socios para que contribuyan con su experiencia y conocimientos”, continúa

Luca de Meo.

Ulrich Hackenberg, responsable de Desarrollo Técnico de Audi, comenta: “Estamos

satisfechos de apoyar este proyecto con nuestra experiencia y conocimientos en materias

como las tecnologías de construcción ligera, electrónica y robótica”.

Con una dotación de 30 millones de dólares, la Google Lunar XPRIZE es una competición

que busca desafiar e inspirar a ingenieros y empresarios de todo el mundo para desarrollar

métodos de exploración robótica espacial de bajo coste. Para ganar el Google Lunar

XPRIZE, un equipo financiado con fondos privados tiene que situar sobre la superficie

lunar un robot que explore al menos 500 metros y transmita videos e imágenes en alta

definición de vuelta a la tierra.

 

Audi incorpora su experiencia y conocimientos tecnológicos a la optimización del vehículo

lunar del único equipo alemán que compite en el Google Lunar XPRIZE. Durante el curso

de la competición, el grupo de investigación ya ha sido reconocido por un jurado

compuesto por expertos en tecnología aeroespacial con dos premios por los hitos

alcanzados.

Como socio colaborador, Audi apoya al equipo con su experiencia y conocimientos en la

construcción ligera y la movilidad eléctrica, con la tracción quattro permanente a las

cuatro ruedas y con la conducción pilotada. La marca de los cuatro aros también está

proporcionando amplia asistencia en materia de pruebas, ensayos y certificación de la

calidad. Además, el Estudio de Diseño Conceptual Audi en Múnich está revisando el

vehículo lunar, al que se ha bautizado como “Audi lunar quattro”, para asegurar las

condiciones ideales para su construcción ligera.

El vehículo lunar que transportará el Audi lunar quattro será lanzado al espacio en el año

2017 a bordo de un cohete y viajará más de 380.000 kilómetros hasta la Luna. El viaje

durará aproximadamente cinco días. La zona de aterrizaje elegida está situada al norte del

ecuador lunar, cerca de donde aterrizó en 1972 la expedición Apolo 17 de la NASA, la

última misión tripulada que visitó la Luna. Las temperaturas fluctúan allí hasta los 300

grados centígrados.

Los científicos desarrollarán el vehículo lunar, que será construido en su mayor parte con

aluminio, durante varios recorridos de pruebas que se llevarán a cabo en diferentes

localizaciones, como los Alpes austriacos y Tenerife. Un panel solar ajustable captura la luz

solar y la dirige a las baterías de iones de litio, que suministran energía a los cuatro

motores encargados de mover las ruedas. Un cabezal en la parte delantera del vehículo

transporta dos cámaras estereoscópicas que funcionarán a modo de cámaras científicas

para examinar materiales. La velocidad máxima teórica del vehículo es de 3,6 km/h; pero

lo más importante para su funcionamiento sobre la rugosa superficie de la Luna son sus

posibilidades off-road y su capacidad para una orientación segura.

“Con Audi hemos conseguido un fuerte compañero de viaje que nos permitirá dar un gran

paso adelante, gracias a su avanzada capacidad tecnológica y sus conocimientos en

materia de movilidad” afirma Robert Böhme, fundador y director del equipo de científicos

del proyecto. “Esperamos una fructífera colaboración e interacción futuras”.

El equipo de científicos dedicado a tiempo parcial en el proyecto se creó a finales de 2008

por Robert Böhme, quien trabaja como consultor de Tecnologías de la Información en

Berlín. La mayoría de los 35 ingenieros que actualmente componen el grupo proceden de

Alemania y Austria. Expertos de tres continentes apoyan al equipo, entre los cuales se

encuentra el ex dirigente de la NASA Jack Crenshaw, de Florida. Además de Audi, apoyando

al equipo se encuentran numerosas instituciones de investigación y compañías de alta

tecnología, entre las que se encuentran NVIDIA, la Universidad Técnica de Berlín, el Forum

Spacial Austriaco (DeWF) y el Centro Aeroespacial Alemán (DLR).

El Google Lunar XPRIZE, que se inició con más de 25 equipos, se encuentra actualmente

en su fase final. Además del grupo de científicos alemán quedan actualmente en

competición otros 15 equipos de todo el mundo, procedentes de países como Brasil,

Canadá, Chile, Hungría, Japón, Israel, Italia, Malasia y los Estados Unidos.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También