Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mitsubishi presente en el Salón del Automóvil de Shanghai 2015

Mitsubishi ha contribuido de forma activa con el Concept XR-PHEV y con el Outlander PHEV Concept-S, al éxito que está cosechando el Salón del Automóvil de Shanghai, una cita que gana fuerza edición tras edición.
Whatsapp
El Salón del Automóvil de Shanghai, una cita que gana fuerza edición tras edición.

El Salón del Automóvil de Shanghai, una cita que gana fuerza edición tras edición.

El Mitsubishi Concept XR-PHEV es un SUV crossover urbano que conjuga motor de gasolina delantero y sistema híbrido enchufable, un vehículo de alta eficiencia que protege el medio ambiente proporcionando a los pasajeros una vida a bordo superior. Exteriormente, el vehículo demuestra un vibrante dinamismo, con una silueta que refleja musculatura. El Mitsubishi Concept XRPHEV II es un híbrido urbano que utiliza un sistema PHEV de tracción delantera con motor delantero ligero, compacto y de alta eficiencia que ofrece un rendimiento medioambiental y de conducción superior.

El nuevo Concept XR-PHEV II expresa un dinamismo vibrante con una silueta que refleja la forma de un velocista y una carrocería con una línea característica que se recorta bruscamente en sus laterales y se funde con los guardabarros traseros que sobresalen. La parte frontal se ha desarrollado a partir del motivo que históricamente se ha visto en el Montero. La rejilla central negra expresa el potente comportamiento del Montero, con la tradicional “protección” de los laterales y de los bajos que se extienden hacia adentro y hacia arriba, respectivamente. Además, este motivo se reproduce en la parte trasera, con un piloto montado en la parte alta de la zona posterior para una visibilidad trasera mejorada.

El interior expresa fortaleza a través de un bastidor de aluminio que se extiende hacia los lados desde la consola central que soporta el minimalista panel horizontal de instrumentos. Ofrece un gran contraste en la parte frontal con tonos negro y plata. La cabina de mando del vehículo se ha diseñado para fijar mejor la atención por parte del conductor sobre los controles que se concentran en la consola central y en el volante.

El nuevo sistema PHEV está diseñado para su uso en modelos de tracción delantera con motor delantero e incorpora un motor MIVEC, un nuevo motor/generador eléctrico y una nueva unidad de potencia montados en la parte delantera. La nueva unidad de potencia consta de un convertidor compacto de alta eficiencia y de un sistema de voltaje variable para lograr una alta potencia y un par elevado. Las emisiones de CO2 se sitúan por debajo de los 40 g/km cuando el vehículo está en marcha, entre los mejores en cuanto a comportamiento medioambiental para un PHEV.

El sistema PHEV está diseñado para funcionar predominantemente en modo totalmente eléctrico, con el motor actuando como un generador o suministrador adicional de energía motriz cuando sea necesario. Dependiendo de las condiciones de conducción y de la carga restante de batería, el sistema cambia automáticamente entre el modo totalmente eléctrico, híbrido en serie e híbrido en paralelo. Seleccionando el modo Ahorro de Batería o Carga de Batería, el conductor puede conducir en modo totalmente eléctrico cuando así lo desee. Al tiempo que ofrece un comportamiento potente y deportivo, el sistema proporciona una conducción suave y elegante con un interior sumamente silencioso y sin sacudidas en la transmisión, lo que supone una mejora adicional en el placer de la conducción.

Por su parte, el Mitsubishi Outlander Concept-S es un modelo concept que presenta un paquete de diseño especial destinado al Outlander PHEV de producción. El diseño interior y exterior se ha creado en virtud del lema “Deportivo y sofisticado”. El diseño expresa el placer de conducción mediante una entrega de potente y ágil rendimiento, así como de un funcionamiento silencioso que proporciona una calidad de conducción muy alta gracias, en parte, al gran trabajo que realiza el sistema híbrido enchufable combinado con la tracción a las cuatro ruedas.

El diseño exterior simboliza la funcionalidad y la seguridad inherentes a los SUV de Mitsubishi. El poderoso frontal protege el logo de los tres diamantes con audaces molduras cromadas a cada lado, lo que le confiere un sugerente efecto tridimensional a cada uno de sus movimientos. Los faros envolventes contribuyen también a dar una sensación de dinamismo tanto hacia arriba como hacia el exterior.

El “efecto protector” que manda en el frontal, continúa en la parte trasera, donde los acentos cromados tienen su razón simbólica y van de extremo a extremo tratando de expresar un estilo dinámico e innovador que refuerzan al vehículo para remarcar su seguridad. Para el color de la carrocería se ha utilizado el brillante “Platinum White” con acabado en escamas de vidrio.

Al contrario que el contundente y llamativo color de la carrocería, para el interior se ha empleado el “Black & Burgundy”, para ofrecer a los pasajeros una sensación refinada de calidad. El diseño del habitáculo expresa detalladamente precisión, categoría, artesanía y sofisticación mediante distintos detalles en plata, una consola central inspirada en las tradicionales cajas laqueadas de color negro japonesas y un cuero fino y suave cosido a mano por artesanos para la tapicería de los asientos. Además, la tapicería del asiento tiene una forma tridimensional con amortiguación horizontal, que proporciona un ajuste superior y sus suaves contornos permiten a los ocupantes obtener siempre la mejor y más cómoda postura.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También