Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Muere el Elvis francés

El rockero Johnny Hallyday falleció ayer a los 74 años víctima de un cáncer de pulmón que le diagnosticaron hace un año
 
Whatsapp
Seguidores rinden tributo al cantante francés Johnny Hallyday en el Place Massena en Niza, Francia. FOTO: EFE

Seguidores rinden tributo al cantante francés Johnny Hallyday en el Place Massena en Niza, Francia. FOTO: EFE

Los viejos rockeros nunca mueren. En Francia ingresan en el panteón eterno de las glorias nacionales. Johnny Hallyday, el rock hecho carne francesa, falleció ayer a los 74 años víctima de un cáncer de pulmón.

El autor de ‘Rester Vivant’ (seguir vivo), título de su último álbum en estudio, se subió por última vez a un escenario en julio, ya mermado por la quimioterapia. La acompañaron en la gira de los ‘Viejos Canallas’ sus amigos Jacques Dutronc y Eddy Mitchell, que lloran desconsoladamente su pérdida como la nación de los fans huérfanos. 

Jean-Philippe Smet, nombre con el que nació en París en 1943 de padre belga, deja una monumental obra condensada en 50 álbumes de estudio y 27 en directo de los que se han vendido más de 110 millones de ejemplares. El ‘Elvis francés’ firmó un millar de canciones en 57 años de carrera por las cimas de la fama, ganó 18 discos de platino y rodó ocho películas, algunas a las órdenes de prestigiosos directores como Jean Luc Godard, Costa Gavras o Leconte.

El trovador galo del rock and roll y el twist acumuló éxitos originales y versiones de clásicos anglosajones de los que se apropió con su voz poderosa y desgarrada. Cualquier francés recibe incrédulo la revelación de que su canturreado ‘Noir c’est noir’ es en realidad una adaptación del arrollador ‘Black is black’ de Los Bravos.              

Desde su primer microsurco a 45 revoluciones de 1960, el repertorio del ídolo de la chupa de cuero, los tatuajes, el tupé y las motos de gran cilindrada abunda en himnos generacionales y melodías que conforman la banda sonora del metal alternativo a la ‘chanson’: ‘Allumer le feu’, ‘Que je t’aime’, ‘Ma gueule’, ‘Requiem pour un fou’, ‘Souvenirs, souvenirs’, ‘Gabrielle’, ‘Retiens la nu'

Temas

Comentarios

Lea También