Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

No sin mi teléfono móvil

Con el verano llegan las escapadas y los planes improvisados, y uno de los acompañantes que no puede faltar, sin lugar a dudas, es nuestro smartphone

Sonia Fenoy Garcia

Whatsapp
Un hombre hablando por teléfono en la playa del Miracle de Tarragona. Foto: lluís milián

Un hombre hablando por teléfono en la playa del Miracle de Tarragona. Foto: lluís milián

Nos  hemos acostumbrado tanto a la tecnología que se ha vuelto indispensable, para nosotros, comprobar cada dos por  tres, que la llevemos encima, incluso cuando vamos a la playa. Tablets, ordenadores y, sobre todo, smartphones forman parte ya del vestuario de nuestro día a día, sin embargo no debemos olvidar, que como cualquier tipo de tecnología, requieren de un cuidado para mantenerlos sin rasguños, y a buen rendimiento.

Hemos de andar con cuidado con ellos, y más cuando se trata de áreas con arena, en las que el viento es imprevisible y puede que sople con fuerza. Estas zonas pueden ser las más perjudiciales porque las pequeñas motas que se levantan con el aire pueden colarse entre los espacios de nuestra Tablet o smartphones y acabar repercutiendo gradual y gravemente, aunque no sea en el momento, pero si con el tiempo, sobre el pequeño motor de estos aparatos. 

Prepara tu smartphone para ir a la playa o te puedes quedar sin él

En la playa podemos encontrarnos a algunos, que les  encanta fardar de sus vacaciones en la costa, y ni que sea un momento tras echarse una foto junto su pareja o amigos, disponen su móvil sobre la toalla, e incluso los más descuidados lo colocan directamente sobre la arena. No solo lo vemos en esta situación, hay otros que prefieren fotografiar la puesta del sol cerca de la orilla, y por factores ajenos o no, se les resbala el móvil y se les escapa de entre las manos, de forma que cae inevitablemente contra el agua, dañando así su mecanismo. En estos casos no iría mal una funda sumergible, ya que no podemos evitar que esos accidentes sucedan. 

En la playa hay muchos factores de riesgo, el principal y más común es el sol. Como no podemos proteger nuestros dispositivos electrónicos de su efecto, lo que puede suceder es que el excesivo calor sobrecaliente y repercuta sobre el funcionamiento de nuestros smartphones.  A largo plazo, puede ser el causante de que la batería de este dure menos. Por ello, lo más aconsejable, es mantenerlos a la sombra.

Jóvenes con móvil en una playa de Cambrils. Foto: lluís milián

Otro punto a tener en cuenta es la arena. Aunque queramos pensar que con un simple protector de pantalla es suficiente, no sirve de mucho. Así que si queremos disfrutar de nuestros teléfonos móviles, las distintas tiendas de telefonía nos ofrecen determinados accesorios que nos pueden ser de gran ayuda, en ese sentido.

En el caso de la arena, una carcasa acorazada, es la mejor opción que tenemos para evitar que por el jack de audio, el puerto USB, o las altavoces puedan colarse esos minúsculos, pero realmente dañinos, granitos de arena.  

Las carcasas acorazadas son el mejor accesorio para ir a la playa con móvil

¿Quien no se ha quedado sin batería en medio de un lugar sin enchufes? ¿Quién no ha deseado poder disponer de un cargador portátil, que no necesite de electricidad para funcionar? Pues, hoy en día podemos llevarnos nuestros smarthpones o tablets a la playa sin el temor de ir con poca batería gracias a las baterías externas

Altavoces, lentes y trípodes, entre otros accesorios, que nos pueden venir bien si vamos a la playa a disfrutar del día. Tampoco pueden faltar las bolsas de plástico herméticas, que aunque limitan el uso de nuestro dispositivo mientras está en su interior, son cruciales.

Temas

Comentarios

Lea También