Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Nos creímos el cuento chino de la conciliación"

Laura Baena es fundadora del Club de Malas Madres, una iniciativa que ha pasado de la anécdota y el desahogo a hacer estudios y propuestas muy fundamentados

Norián Muñoz

Whatsapp

"Nos creímos el cuento chino de la conciliación"

El club de Malas Madres se autodefine como un lobby de presión «con mucho sueño, poco tiempo libre y ganas de cambiar el mundo, o al menos, de morir en el intento». Todo comenzó con los comentarios en Twitter de su fundadora, Laura Baena, que fue creando una red de mujeres con algo en común: no se creen el mito ñoño de la madre perfecta y están hartas de sentirse culpables. Hoy, explica, son una «comunidad emocional», tienen un blog y una legión de seguidores en las redes sociales (37.900 en Twitter y 98.700 en Instagram)... Pero no se han quedado en la catarsis llena de humor, en el desahogo, sino que están impulsando una red de mujeres emprendedoras, una asociación para luchar por la conciliación y hasta venden camisetas con sus lemas.

 

- Lo suyo comenzó con un blog en el que comentaba sus experiencias y terminó en un club. ¿Cómo lo han hecho?

- Todo comenzó con un avatar en Twitter y la necesidad de expresarme después de ver que la realidad de la maternidad era muy distinta de como nos la habían pintado... Fue un sentimiento individual que conectó muy rápido con una necesidad social que había de hablar de la maternidad real, de decir que nos habían engañado.

 

- Desde que se empezó a hablar de vosotras no paran de aparecer libros y blogs sobre la maternidad. ¿Habéis dado con un filón?

- Yo creo que movimientos como el nuestro abren una manera de ver la maternidad y hablar de ello... Que salgan más voces ayuda a ir creando otros modelos de maternidad y es interesante.

 

- Las madres de las malas madres, es decir, las abuelas, ¿cómo ven el movimiento?

-Hay de todo tipo, desde buenas abuelas que dicen que ellas ya fueron malas madres y que les habría encantado que en su época existiera lago así para no sentirse tan solas y madres como la mía que no trabajaban fuera, pero también sentían la presión social por ser la madre perfecta que llega a todo.

 

-¿Ser una mala madre puede ser bueno para los hijos?

- Ser mala madre, al final, es una manera de vivir la maternidad. Nosotras no apostamos por ningún tipo de crianza, respetamos a todo tipo de madres y creemos que todas lo hacemos lo mejor posible cada día. Tenemos un leitmotiv y es que si tú estás feliz y estás satisfecha con lo que haces tus hijos también... Vamos muy en contra del sentimiento de culpa que acompaña a las madres continuamente.

 

- Se lo preguntaba pensando en las niñas. Tal vez vean en ustedes referentes distintos de maternidad.

- Esa es la responsabilidad que tenemos todos de educar en la corresponsabilidad, en el cambio de roles y en ver que los hijos son cosa de dos... Nuestra idea se nutre de ese sueño de que nuestras hijas no tengan que renunciar y puedan elegir.

 

- Crearon una asociación #YoNoRenuncio para licgra por la conciliación ¿Por qué?

-Con la conciliación me di cuenta de que nos creímos un cuento chino, que somos una generación engañada por mensajes como ‘llegarás donde quieras llegar’, ‘serás lo que quieras ser’... Y luego la mujer se encuentra con ese techo de cristal real y verdadero que es la maternidad que te limita y te obliga a elegir.

 

- Y lanzaron un estudio, y una encuesta a 24.000 personas...

- Para trabajar de manera objetiva y seria, con Maite Egoscozabal socióloga del club, lanzamos una encuesta y salieron datos alarmantes como que el 80% de madres no pueden conciliar, más del 50% de las madres profesionales han vivido situaciones negativas derivadas de su maternidad y que las madres profesionales tenemos solo 54 minutos de tiempo libre al día...Inicamos una petición en Change.org que tiene casi 3000 mil firmas y que nos permitió hablar con todos los políticos, hacer campañas que se hicieron virales.

 

- ¿Qué medidas proponen?

- Vamos a luchar porque haya un plan nacional de conciliacion con una serie de medidas como permisos de maternidad y paternidad iguales e intransferibles. No lo decimos nosotras, lo defienden las personas que hemos entrevistado y muchas asociaciones. Eso implicaría un cambio radical en materia de corresponsabilidad ... También proponemos incentivos fiscales para PYMES, que representan el 90% del tejido empresarial, para que implanten jornadas continuas con flexibilidad horaria...Hablamos de flexibilidad bien entendida, de trabajos que se adaptan a la vida de las personas y de empleados responsables.

 

- Pero junto a las malas madres hay otras que viven compitiendo a ver quien hace las mejores manualidades para la clase de P3...

- Allí entra el sistema educativo.Si mandan deberes a niños de tres años que no pueden hacerlos están fomentando la competitividad entre padres. A mi me ha pasado también,de repente llega mi hija de tres años y tiene que hacer una figura de la señorita Rottenmeier en plastilina ¡pues no! ...Luego para mi hay un problema que es la falta de tiempo y la sobreprotección a los niños. Queremos hacerlo lo mejor posible para que ellos no se sientan frustrados y a veces nos equivocamos.

Temas

  • NALTROS

Lea También