Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Otoño a la carta

El chef vilasecano Eduard Xatruch, que cuenta con una estrella Michelin, recomienda dos restaurantes de la provincia: Can Bosch de Cambrils y L´Esportell del Bou de Picamoixons

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
Otoño a la carta

Otoño a la carta

El chef vilasecano Eduard Xatruch es un maestro de la cocina. Su restaurante Disfrutar, que abrió en 2014 en Barcelona junto con Oriol Castro y Mateu Casañas, recibió el pasado noviembre la máxima distinción gastronómica: una estrella Michelin. Sus fogones dan forma a recetas creativas, menús degustación de vanguardia con fuertes raíces mediterráneas. Innova, investiga, conoce lo que pasa a su alrededor. Prueba las propuestas que preparan sus colegas de profesión. Otoño es una buena época para salir a comer fuera de casa. «Es una de mis estaciones preferidas en cuanto al producto. Las setas, la caza y el marisco están en su mejor momento», afirma.

Es exigente. Lo que más valora de un restaurante es el trato y atención, la comida, el espacio y la limpieza del local. Y, por supuesto, la calidad. «Aunque vaya en contra de la tendencia actual, siempre he dicho que escojo los productos por su calidad, no por su origen o método de cultivo. Está claro que prefiero el producto de proximidad y a poder ser ecológico, pero siempre que sea de calidad organoléptica óptima». Si es de temporada, mejor, pues es «cuando encontramos los productos en su estado óptimo».

Los restaurantes Can Bosch de Cambrils y L’Esportell del Bou de Picamoixons cumplen sus exigencias. Son dos de los restaurantes de la provincia de Tarragona preferidos por Xatruch. El primero es de alta cocina, para ocasiones especiales, y el segundo más tradicional y económico. «Son muy diferentes entre sí, pero los dos tienen el mismo objetivo: dar cariño, un buen servicio, hacer que el comensal se sienta como en casa y disponer de una oferta gastronómica de primerísimo nivel cada uno en sus características».

Can Boch es uno de los cuatro restaurantes de la demarcación con una estrella Michelin. Xatruch lo define como un espacio precioso, cuidado, acogedor y «con un confort en la mesa de aquellos que cuando terminas el café te da lástima tener que levantarte de la mesa». Destaca su bodega «extensa y completísima» y su trato «familiar, profesional pero cercano a la vez». «Y por supuesto, un producto de primer nivel, cocinado de forma que consigue complejidad gustativa pero siempre respetando y potenciando el sabor del producto principal. Una cocina moderna pero con gran respeto a la tradición. Es un restaurante donde se vive una experiencia gastronómica de primer nivel».

El chef aconseja acudir con personas que valoren la gastronomía y disfruten con ella. «Lo ideal es ir con tu pareja siempre que a ella le interese la gastronomía. En mi caso tengo la gran suerte de que a mi esposa, Isabel, le encanta; al igual que a mis padres».

L’Esportell del Bou es más para ir en familia. «Desde que entras por la puerta te sientes como en casa. El espacio es cálido, acogedor. El trato, excepcional en todos los sentidos. Y la comida, excelente por su relación calidad/precio. Cocina tradicional de la de sucar pa», apunta Xatruch, que destaca las carnes a la brasa y, sobre todo, la calçotada: «Simplemente la mejor que se puede encontrar en la zona».

«Está dirigido a un público muy plural. Es un restaurante que cuenta con una carta muy variada, por lo que mucha gente puede encontrar la opción deseada. A parte tiene salones privados muy bonitos que para celebraciones y eventos resultan ideales», concluye.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También