Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Naltros BBVA con la cultura

Para mí es un privilegio llegar a los niños

Whatsapp

Júlia Prunés se dedica a dar charlas, talleres y formaciones para padres y docentes sobre Educación Emocional. Escribe cuentos de la misma temática. Para esta edición del Concurs BBVA de Dibuix Escolar, escribió 6 cuentos de convivencia. Es el tercer año que ella participa en esta iniciativa, convocada por primera vez en el año 1982, por la Fundació Antigues Caixes Catalanes, y con la ayuda de BBVA CX. La autora tiene publicada una colección temática, Los cuentos de Berta. Tiene 45 años y vive en la ciudad barcelonesa de Terrasa.

¿Qué es lo que le hace feliz participando en la iniciativa?

–Por un lado, la oportunidad de escribir, que es una de mis pasiones. Por el otro, sentir que estoy haciendo una aportación a la Educación Emocional en las escuelas, no solo con los cuentos sino también con el material que he preparado para que los puedan trabajar en el aula, y que pueden encontrar, junto con los cuentos, en el blog www.contesperaprendreaser.blogspot.com. Y, finalmente, trabajar con el equipo de personas que hay detrás del concurso, organizándolo todo… Es un lujo trabajar con ellas.

¿En qué consiste la importancia de este concurso?

–El objetivo del concurso es fomentar la expresión plástica y la lectura, en las escuelas y premiar su dedicación, a la vez que introducir temáticas de interés pedagógico. Estos últimos años, sobre valores, educación emocional y convivencia.

¿Qué transmiten estos seis cuentos?

–Se trata de seis cuentos de convivencia, así que tratan sobre diversidad cultural y funcional, estereotipos de género, comunicación, gestión de conflictos, cooperación… La idea era transmitir que todos tenemos un lugar en este mundo para aportar algo a los demás, que nadie está por encima de nadie, que debemos ser libres para ser nosotros mismos y respetar a los demás, espero haberlo conseguido.

¿Qué diferencia una escritora especializada en Educación Emocional de los demás escritores?

–En mi caso, cuando escribo un cuento, procuro utilizar un amplio vocabulario emocional para describir cómo se sienten los personajes que salen en él y cómo gestionan esas emociones, dando recursos al lector para hacerlo con las suyas. También tengo en cuenta que el lenguaje sea positivo, libre de prejuicios y estereotipos. Mis cuentos hablan de emociones, de gestión de conflictos, autoestima, empatía, asertividad… La idea es ayudar a los niños a conocerse mejor y aportarles recursos para gestionar mejor su día a día. Me apasiona escribir, y para mi, es un privilegio llegar a los niños a través de mis cuentos.

¿Qué cualidades se necesitan para escribir este tipo de cuentos?

–No sé si se trata de cualidades. En todo caso, para escribirlos solo ha sido necesario tener interés en estos temas y encontrar la forma de transmitirlo en forma de cuento. Mi formación y experiencia en el mundo de la Educación Emocional, también me han ayudado mucho.

¿Cuáles son las emociones que le acompañan mientras escribe sus cuentos?

–Todas las que salen en el cuento. Para mi, escribir implica convivir con los personajes y sentir lo que ellos. Los meses que dedico al proyecto, vivo saltando entre dos realidades, la nuestra y la suya, moldeándola a mi gusto. También me siento muy agradecida por todo lo que me aportan.

¿Haría cuentos basados en dibujos infantiles?

–Me parece una idea muy interesante. De hecho, uno de mis cuentos nació de una imagen que utilizo en mis talleres para hablar de la frustración. Fue toda una experiencia.

Comentarios

Lea También