Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Pirañas de los negocios

Alrededor de 60 empresarias de Tarragona se reunieron en el restaurante Sol de Mar de La Pineda para celebrar la octava edición de las Dones de Baco. Y, de paso, conocer a Manel Fuentes

Pablo Latorre

Whatsapp
Sesenta empresarias acudieron a la séptima edición de las Dones de Baco, que pretende introducirlas en el mundo de la enología. Foto: pere ferré

Sesenta empresarias acudieron a la séptima edición de las Dones de Baco, que pretende introducirlas en el mundo de la enología. Foto: pere ferré

Si bien a los grandes hombres de negocios se les tilda de ‘tiburones’ por su solitaria y depredadora forma de comerciar, ¿qué referente debería atribuirse a las mujeres empresarias? Sin duda, las pirañas. Y no lo digo con ningún matiz ofensivo. En absoluto. Si no por los parecidos que éstas –ahora hablo de las mujeres– comparten con los peces carnívoros cuando nadan en el mar de los negocios. Aunque ambas parecen inofensivas, son igual de voraces que los temidos tiburones y hombres de negocios; y a pesar de parecer minoría, perduran más que ellos gracias a que tienen un objetivo claro y saben trabajar juntas creando sinergias.

Lo pensé anteayer por la noche, cuando me vi rodeado de un banco de sesenta empresarias de Tarragona de distintos sectores. Todas ellas, emprendedoras y madres de una empresa propia, se habían reunido en el restaurante Sol de Mar, de La Pineda, para celebrar la octava edición de las Dones de Baco. Se trata de una velada impulsada por la Associació de Dones Empresaries i Emprenedores de Tarragona-Business Profesional Women Tarragona y organizada por la empresa Vintage Marketing&Co., en la que se invita a las miembros a conocer el mundo de la enología a través de una experiencia única y en un entorno distendido. Es decir, fuera de los despachos pero con mucho glamour.

También se encontraba algún tiburón. Y es que a pesar de ser una ‘noche de chicas’–y señoras–, también se permite la asistencia de ciertos hombres. Únicamente aquellos que han sido invitados de honor en alguna de las siete ediciones anteriores y han ofrecido una ponencia en relación al mundo empresarial. Se encontraban el CEO del Port de Tarragona, Josep Andreu; el presidente de la Cambra de Comerç de Tarragona, Andreu Soriol; su homónimo de Tortosa, Francesc Minguella; y el que ha sido el invitado –y estrella– de esta última edición, el presentador Manel Fuentes, que acabó siendo un trozo de carne entre pirañas. Literalmente.

Por suerte, el periodista no fue el único protagonista de la noche. Como él, lo fue la enóloga Pepa Menchón. Nos acompañó a lo largo de la cena para explicarnos los cinco caldos que la ADEE-BPW Tarragona había traído desde Francia, Canadá, Nueva Zelanda, Chile y Argentina para el disfrute exclusivo de nuestros paladares. Lo sorprendente, además de los vinos, fue el maridaje. Vino de la mano del joven chef Quach, que elaboró el menú, y el músico tarraconense Xavier Pié, que tocó con su saxofón los distintos temas que cada vino le habían evocado.

Fue una experiencia sensorial completa que se disfrutó gracias a la presidenta de la asociación de empresarias, Laura Roigé, que tuvo la idea hace siete años. Como agradecimiento por ello, y siendo una total sorpresa para Roigé, aparecieron en la sala su hija Elena, su yerno y su nieto pequeño, que interpretaron para todos los presentes un par de piezas con la flauta travesera, la trompeta y la guitarra. Fue una emotiva sorpresa de la mano de la vicepresidenta, Sonia Mateo.

El esporádico recital puso el punto y final a una noche muy especial para estas ‘pirañas de los negocios’, que salieron por unas horas de sus peceras para pasarlo en grande entre amigas y, en algunos casos, compañeras de trabajo. Al fin y al cabo, qué mejor que unidas para lograr un bien mayor para todas.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También