Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Qué hacer después de un accidente de tráfico

Redacció

Whatsapp
Qué hacer después de un accidente de tráfico

Qué hacer después de un accidente de tráfico

El Instituto Nacional de Estadística (INE) hizo público en el primer tercio de este 2016 su informe “Defunciones según la causa de muerte” en nuestro país, revelando que los accidentes de tráfico fueron la quinta causa externa de mortalidad. La mayoría de las muertes se producen por causas naturales, como enfermedad, pero reducir el número de fallecidos en accidentes de tráfico es la eterna asignatura pendiente.

Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), el año pasado se cerró con 1.126 fallecidos por infortunios en vías interurbanas, una cifra que descendía por duodécimo año consecutivo. A los accidentes mortales habría que sumar aquellos que no lo son.

En definitiva, cualquier ciudadano se expone a sufrir un percance en la carretera cuando se pone al volante. En caso de haberlo, la desinformación es algo generalizado.

Pasos a seguir tras un accidente

Como explica la propia DGT, tras un accidente de tráfico lo más recomendable es tratar de alcanzar un acuerdo amistoso con el otro conductor. En este caso, se trata de rellenar el documento con el que las compañías de seguros proveen a sus asegurados, que recoge todos los datos del accidente y que debe ser firmado por ambas partes. Si no hay entendimiento, habrá que llamar a la Policía Nacional o a la Guardia Civil para que elabore un atestado si los daños materiales son destacables, o si existen daños personales.

En caso de que las lesiones existan, entre quien conducía o entre los pasajeros, habrá que solicitar un parte de asistencia médica con los detalles, que será una prueba importante para la reclamación. Habrá que informar a la aseguradora en los 7 días posteriores al accidente. Además, si se considera que la culpa es del otro conductor, habrá que establecer una denuncia penal dentro de los 6 meses posteriores al siniestro. De no prosperar, el plazo para reclamar por la vía civil es de un 1 año.

La necesidad de asesoramiento

La DGT recomienda la contratación de un abogado para la realización de estas gestiones. Antes incluso de presentar denuncia, el profesional ayudará a decidir cómo establecer esas demandas, que cantidad económica se puede reclamar, las posibilidades de que prospere o incluso la idoneidad o no de presentar denuncia por la vía penal. Si la póliza de seguros cubre la defensa jurídica, será la compañía la que corra con los gastos.

Es mucho más lo que hay considerar si es la víctima del accidente. Hay dos vías para establecer la reclamación, extrajudicial y judicial, dependiendo de si se negocia o no la cantidad relativa a la indemnización con la compañía del otro conductor.

Para calcularla, habrá que considerar los daños del vehículo y otros materiales susceptibles de indemnización, como objetos perdidos o robados como consecuencia indirecta del accidente. El capítulo más importante es, sin embargo, el de los daños personales, en torno a los que existen múltiples factores a tener en cuenta para calcular la cantidad relativa a la indemnización.

Por ejemplo, en caso de existir incapacidad temporal habría que calcular el número de días de incapacidad multiplicado por la indemnización que corresponda por edad, y sumando otras cantidades. Y eso teniendo en cuenta el grado de tal incapacidad, es decir, si hablamos de incapacidad absoluta, gran invalidez, invalidez total o invalidez parcial. Luego está también el capítulo de indemnizaciones por muerte o por secuelas.

En el cálculo, además, habría que tener presente el tipo de seguro contratado, si es de responsabilidad civil obligatoria o si es a todo riesgo.

La opción de un abogado especializado

A todo lo anterior, que escapa a la mayoría de los ciudadanos, habría que sumar que a principios de año entró el vigor el nuevo baremo de indemnizaciones por accidentes de tráfico, algo que tiene que ver con la presión que ejercen las compañías aseguradoras.

La persona que defienda los derechos de la víctima por accidente en nuestra provincia, por lo tanto, debería ser un especialista en accidente de tráfico en Tarragona, como FM Abogados Tarragona. Así pues, más que la generalidad de “abogados Tarragona”, sería recomendable contactar con un profesional especializado en la materia, que controle bien cada parte del proceso porque, al dedicarse a ello, tendrá una experiencia específica.

Además de la experiencia en casos con diversas peculiaridades, a un abogado se le debe exigir que esté al tanto de los cambios en el marco legal. Es evidente que estará más preparado si sólo abarca un área.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También