Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Recomendaciones para la puesta a punto del coche en Semana Santa

Como todos los años, la llegada de la Semana Santa marca el inicio de infinidad de viajes. Hay previstos 14,8 millones de desplazamientos, casi 300.000 más que el año pasado.

Redacción

Whatsapp
Se aconseja revisar los neumáticos, discos de freno, aceite, batería e iluminación antes de emprender un viaje.

Se aconseja revisar los neumáticos, discos de freno, aceite, batería e iluminación antes de emprender un viaje.

Como todos los años, la llegada de la Semana Santa marca el inicio de infinidad de viajes, siendo el coche el principal medio de transporte. Debido al gran número de desplazamientos, el tráfico y los atascos son “enemigos” comunes en estas fechas, por lo que la correcta preparación y adecuación de los vehículos para afrontar se hace más importante que nunca.

Este año, la Dirección General de Tráfico ha previsto 14,8 millones de desplazamientos, casi 300.000 más que el año pasado. Por este motivo, ofrecemos una serie de consejos para un correcto mantenimiento del coche, con el fin de que viajar en estas fechas sea sinónimo de seguridad y disfrute.

1. Revisión de neumáticos

Los elementos motrices del vehículo y sus derivados tienen una gran relevancia en estos desplazamientos, especialmente la presión de los neumáticos y el desgaste de discos y pastillas de freno. En cuanto a los neumáticos, no sólo hay que fijarse en la presión sino también en el dibujo de los mismos. La altura del dibujo debe encontrarse como mínimo en 1,6 mm (se recomienda no bajar de 2mm), ya que una profundidad menor supone perdida de agarre. Asimismo, las llantas no deben tener ningún golpe o deformación, puesto que afecta a la estabilidad del vehículo durante la conducción. En lo referente a la presión, el manual de uso del vehículo indica los parámetros idóneos para un rendimiento óptimo.

2. Discos y pastillas de frenos

Por otra parte, es conveniente vigilar la parte interna de los neumáticos, es decir, los discos y pastillas de freno. Se recomienda revisar el estado de las pastillas de freno cada 10.000km.

3. Liquido de freno y anticongelante

Se recomienda vigilar también los niveles del líquido de frenos, que debe encontrase entre el mínimo y el máximo, debiéndose reemplazar cada 2 o 3 años. Sin embargo, este no es el único nivel a vigilar para una correcta puesta a punto, puesto que el líquido anticongelante es de gran relevancia, “máxime si decidimos pasar las vacaciones en la sierra o nuestro destino tiene una climatología compleja”, indica José Antonio Sanchez, de Endado.com.

4. Calidad y nivel de aceite

El aceite es sin duda uno de los aspectos más relevantes para el vehículo, se recomiendan cambiarlo antes de los 15.000 km, y además, pone énfasis en la elección del producto, puesto que la calidad del mismo debe estar muy presente a la hora de tomar una decisión.

5. La batería

La batería es considerada el corazón del vehículo, y aunque no requieren de un mantenimiento específico, en algunos casos hay que supervisar los niveles de los vasos y añadir agua destilada, así como comprobar el estado de los bornes de la batería, que deben estar bien atornillados y limpios.

6. Iluminación

“Una correcta iluminación es necesaria para garantizar la seguridad durante la conducción, ya que no sólo sirve para que nosotros podamos ver, sino para que también seamos visibles para el resto de los conductores”, comenta José Antonio. En este sentido, se hace necesario comprobar el alineado de los faros, así como a correcta iluminación de todos los faros. “Recordad que es obligatorio tener un juego de repuesto”, añade.

La puesta a punto de un vehículo no consiste en una mera revisión de parámetros, sino que también incluye incorporar al equipaje determinados elementos de seguridad aparte de la caja de herramientas y llaves básicas. En este contexto, el líquido anticongelante juega un papel fundamental, por lo que llevar una garrafa de repuesto nunca está de más. De igual modo, llevar líquido de limpiaparabrisas de repuesto siempre es recomendable, y por supuesto, no olvidar la documentación (tanto del vehículo como del conductor) así como los elementos de señalización en caso de accidente: el chaleco reflectante y los triángulos.

Fomentar el respeto a las normas de seguridad vial por parte de todos los conductores, maximizando la toma de precauciones y minimizando riesgos para poder disfrutar del viaje y las vacaciones.

 

Temas

  • MOTOR

Lea También