Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Roba Estesa: 'Luchamos a través de la palabra'

Entrevista a los miembros del grupo de música folk y rumba
Whatsapp
Alba Magriñà, Gemma Polo y Anna Sardà del grupo Roba Estesa.  Foto: Pere Ferré

Alba Magriñà, Gemma Polo y Anna Sardà del grupo Roba Estesa. Foto: Pere Ferré

- ¿Cómo empezó la idea de hacer un grupo?

- Comenzamos tres amigas a hacer versiones y alguna canción propia y a partir de ahí decidimos presentarnos al festival La Nit d’Artistes de Cambrils donde tienes diez minutos para actuar y decidimos presentar tres temas que habíamos estado ensayando. Después de subir a un escenario empezamos a motivarnos y surgió la idea de añadir algún instrumento nuevo y fue cuando en la formación introducimos el bajo y la viola que después se sustituyó por el violín.

- Entonces, ¿los objetivos del principio son las mismas metas de hoy en día?

- Al principio no había objetivos. Éramos seis amigas que quedábamos para hacer unos temas, para cantar, para tocar en el garaje de Alba o de Clara… Era una cosa muy informal y si habían bolos eran igual de informales (ríen). Tocamos en todas las asambleas, grupos y baretos que hay. Cuando nos cambiamos el nombre y cada una cogió un rol marcado facilitó que nos marcáramos un objetivo más serio.

- ¿Por qué un cambio de nombre?

- Casualidades de la vida. Chocamos con una chica que canta y es animadora infantil de un grupo llamado Ai Carai, como nos llamábamos antes. Ellos tenían el nombre registrado y nos vinieron a decir que por cuestiones legales no podíamos compartir el nombre aunque ellos hicieran animación infantil y nosotras algo más para todos los públicos.

- ¿Cuáles son los objetivos actuales?

- Ya hemos alcanzado uno que es grabar cuatro temas como Dios manda, que hicimos en el estudio 6db hace un año. El siguiente paso era presentarlos a concursos para ver qué pasaba. Es verdad que no teníamos demasiadas expectativas y hemos tenido muy buenos resultados. Quedamos terceras en el Reussona, somos semifinalistas del Sona9, nos cogieron en el concurso de Barraques de Tarragona para tocar en Santa Tecla, en Sons de la Mediterrània de Manresa… Hemos tenido una cantidad de resultados no esperados y ante esta situación en la que cada día hay más gente que nos sigue en los conciertos y las redes sociales ahora uno de los objetivos es grabar un CD, que no será este año, quizás será el siguiente o en dos años. Intentamos salir un poco más del Camp de Tarragona ya que hasta el momento solo habíamos actuado por aquí y los concursos nos están abriendo puertas a otros sitios un poco más lejos.

- Si leemos su página web o la descripción en las redes sociales hay un punto de lucha. ¿Esto también está en los temas?

- En todas las canciones hay un mensaje que más que lucha es una presentación en público de cosas que no se dicen cada día, que es nuestra forma de luchar. A través de las canciones tradicionales damos una vuelta para decir: «Antes cantaban estas canciones para explicar sus cosas, y ahora después de 60 años vemos que muchas cosas siguen igual». Nosotras lo volvemos a cantar más fuerte y con más presencia. Todas las canciones tienen algo de lucha. No es una lucha de bombas sino que es a través de la palabra y de la canción.

- ¿Qué es el #FolkCalentó?

- Siempre nos preguntaban que estilo de música hacíamos y acabábamos diciendo que hacíamos folk, rumba y un poco de todo. Decidimos crear un género musical propio que es el Folk Calentó. A nuestras bases de Folk y tradicional le hemos añadido el Calentó por el carácter de las letras de las canciones, por el directo, el significado de llama, fuego.

- Así, ¿cómo es su relación con el público?

- Llevamos cuatro años haciendo conciertos más o menos informales y te das cuenta de que el público es súper importante. Cuando tienes un público que realmente entiende tu lenguaje y conecta contigo, la cosa fluye y es infinitamente agradable. El 16 de agosto cerramos la iMAGInada, que fue un concierto inolvidable. El público tenía todas las ganas de estar allí y nosotras todas las de estar en el escenario y la mayoría de gente entendía el lenguaje.

- ¿Y el directo?

- La propuesta de directo que llevamos y como lo hemos montado con mucha parte escénica en la que utilizamos romanços para introducir las canciones pedimos ya que se escuche lo que decimos porque va relacionado con lo que vamos a cantar. Ya pedimos que el público sea activo y que el concierto sea una cosa de dos, de ellos y de nosotras.

- Ya que hemos hablado de la iMAGInada, ¿cómo es tocar en casa?

- La iMAGInada fue tocar en casa en mayúsculas. Se agradece ver en el público gente próxima, gente que se sabe las canciones y gente que te sigue desde el principio que ve tu evolución después de cuatro años. Hace mucha ilusión.

- Por lo tanto estamos ante un público que ya se sabe vuestras letras.

- Esto es lo ideal. Nosotras mismas flipamos cuando se saben las letras. Tampoco es esencial porque hay conciertos en los que la gente no se las sabe y también se lo pasa bien. Nos lo llevamos como algo positivo al haber conseguido que a pesar de no conocernos hayan interactuado.

- Hoy actúan en La Acústica de Figueres, en la semifinal del concurso Sona9. ¿Cómo lo afrontán?

Este año hemos creado un directo con una atmósfera y con un hilo conductor. Como que normalmente la gente la letra no se la escucha ponemos un prólogo mediante romanços. La Acústica va a ser más o menos lo mismo pero con un tiempo reducido. Mostrar el trabajo que nosotras venimos haciendo de no solo cantar canciones sino de explicar historias con toda una tradición detrás por rompiendo a nivel lingüístico y social. Lo haremos de la mejor manera posible.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También