Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Roba estesa, el triunfo del folk que no se calla

La joven banda femenina (y feminista) del Camp de Tarragona no para de recoger éxitos y defiende su esencia: está para hacer música, no para cubrir cuotas

Norián Muñoz

Whatsapp
Roba estesa son Clàudia Gracia-Alba (violín y voces), Clara Colom (acordeón y voces), Gemma Polo (voces), Neus Pagès (guitarra y voces), Anna Sardà (bajo, violoncelo y voces) y Alba Magriñà (batería

Roba estesa son Clàudia Gracia-Alba (violín y voces), Clara Colom (acordeón y voces), Gemma Polo (voces), Neus Pagès (guitarra y voces), Anna Sardà (bajo, violoncelo y voces) y Alba Magriñà (batería

Seguro que calificarlas de ‘fenómeno’ no sería exagerado. La revista especializada Enderrock, referente en Catalunya, las premió como grupo revelación del 2016 y dice de ellas que «son seis chicas del Camp de Tarragona que han revolucionado el folk festivo». Habla de «la sorpresa musical más agradable de la escena catalana». Antes habían ganado el concurso Sons de la Mediterrània y conseguido otros premios importantes. Se habían unido en 2011 por el puro placer de tocar, aunque su primer disco salió apenas en mayo del año pasado. Desde verano hasta diciembre tocaron en más de 40 escenarios, especialmente en fiestas populares. Hablamos con Gemma, Clàudia, Alba y Clara, cuatro de las seis componentes de Roba Estesa.

 

[Lee también: La presencia de las mujeres no llega al 10% en los festivales]

 

Llegadas a este punto ¿Se pueden dedicar solo a la música?

Clara: Cada una estudia o trabaja, pero si ves las horas que le dedicamos a ensayar y al grupo esto es casi un trabajo (risas).

Después de este despegue, ¿cuál es el plan ahora?

Claudia: La idea es seguir con la presentación del disco reformulando el directo y agregando alguna canción nueva e ir preparándonos para un nuevo disco para el 2018.

¿Tenían referentes de grupos de mujeres?

Gemma: Hay muchas mujeres músicas que han llegado lejos, pero justamente en los últimos 20 años en Catalunya no había referentes en el ocio nocturno, que es donde estamos nosotras, que no perpetuaran el rol femenino tradicional... Te puedes ir de fiesta mayor y encontrarte con la orquesta de versiones donde todos son hombres menos las coristas y la cantante principal, que va con una minifalda y un escote de tres metros, comiéndose los comentarios de los borrachos que quedan a las cinco de la madrugada.

Compartieron un vídeo donde se escuchaba a un espectador gritando obscenidades de corte machista durante de un concierto y le respondieron en un post. ¿Ha pasado más veces?

Gemma. Sí, no son casos aislados, porque nos ha pasado más de una vez y creo que la diferencia entre estar abajo escuchando o arriba del escenario es mínima porque nos sentimos igual de abusadas.

¿Y cómo fue la respuesta?

Gemma: Fue muy buena, pero también algunos grupos de amigos músicos nos comentaron ‘a mí también me han tirado piedras’. Y yo les digo: ‘Pero a ti no te las han tirado por ser tío’.

Alba: Nosotras apostamos por visibilizar estas cosas y no callarnos y el hecho de colgar este vídeo y hacer letras que hablen de estos temas nos permite comenzar a mostrar que el problema existe y crear conciencia.

¿Por qué creéis que hay tan poca presencia femenina en los festivales, porque hay pocas mujeres o porque se programan poco?

Gemma: No, no es cierto que no haya mujeres músicas, lo que pasa es que nos queda un camino muy largo para comenzar a igualar un poco los datos... Y no es sólo cosa de que se programen, sino de que no sea en horas intempestivas. No se trata de que no existimos, sino de que no se nos dé el espacio. Si no tienes oportunidad de rodar, de hacer bolos, no consigues el nivel que necesitas.

Y además las escuelas de música y conservatorios están llenos de niñas y mujeres.

Claudia: Sí, aunque es diferente el mundo de la música clásica que el de la popular, tan regido por hombres a lo largo de la historia...Los instrumentos eléctricos, por ejemplo, hay una connotación sexual a la hora de tocarlos...

Clara: A veces te hacen sentir que tienes bolos porque somos seis chicas.

Gemma: Me han hecho sentir que estoy para cumplir cuotas y no, yo me lo estoy currando.

Alba: Y en las entrevistas priorizan hablar de que somos mujeres y no de lo que hacemos. A un grupo de chicos no le preguntan por qué son chicos.

Tomo nota. ¿Por qué el nombre de Roba Estesa? ¿Por aquello de la ropa tendida?

Alba: Sí, como tocamos temas que a veces son un poco tabúes, era una manera de hablar de ellos con naturalidad.

¿Seguiréis en el folk?

Clara: Hoy en día todo es mestizaje. Tenemos una instrumentación que se acerca mucho al folk y también hacemos algunas canciones tradicionales, pero incorporamos muchos ritmos.

 

 

Temas

  • NALTROS

Lea También