Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Rupert Stadler, CEO de Audi AG, en la junta general de accionistas: "Tenemos como objetivo establecer nuevos records"

Rupert Stadler, CEO de Audi: "Subrayamos nuestro liderazgo tecnológico en el segmento premium". Axel Strotbek, responsable financiero: "A pesar de unas inversiones récord, mantenemos nuestros ambiciosos objetivos financieros".Nuevos modelos SUV de Audi: el nuevo Audi Q1 para 2016, el Q8 en 2019, y un SUV deportivo con propulsión eléctrica para 2018.7
Whatsapp
Planta de montaje Audi.

Planta de montaje Audi.

El Grupo Audi tiene previsto establecer nuevos registros en 2015. Con más de 591.000 vehículos entregados en el primer

cuatrimestre del año, la marca de los cuatro aros va camino de superar su récord de ventas anual de 1,74 millones de automóviles en 2014. En esta progresión cobran especial importancia nuevos y avanzados modelos, como el Audi Q7 o la próxima generación del Audi A4, que se lanzará al mercado en la segunda mitad de 2015. Para atraer a nuevos clientes, la compañía tiene previsto ampliar su gama hasta alcanzar los 60 modelos en 2020, incluyendo tres nuevos integrantes de la familia SUV. El Audi Q1, el Audi Q8 y un SUV deportivo con propulsión eléctrica proporcionarán un sólido asentamiento para el crecimiento del Grupo Audi. Con un programa de inversiones récord de 24.000 millones de euros hasta el año 2019, la compañía sienta las bases para el desarrollo de nuevos modelos y de tecnologías innovadoras, objetivo que se une al de ampliar la red de producción internacional. Al mismo tiempo, el fabricante premium está creando nuevos puestos de trabajo: aproximadamente se contratarán 6.000 nuevos empleados en 2015, de los que 4.000 trabajarán en las factorías de Ingolstadt y Neckarsulm.

En la Junta General de AUDI AG número 126, celebrada en Neckarsulm, el Consejo de Administración evaluó los resultados financieros del ejercicio 2014, e informó a los accionistas sobre el desarrollo actual de la compañía. El CEO de Audi, Rupert Stadler, resaltó los objetivos para 2015: “Tenemos la intención de seguir creciendo este año más rápido que el mercado mundial y en todas las regiones. Nuestra marca tiene como objetivo establecer nuevos récords”.

Tras el mejor primer trimestre en la historia de la compañía, Audi también incrementó sus ventas en abril. La demanda aumentó en todas las regiones del mundo, en comparación con el mismo mes del año anterior, con un desarrollo muy positivo para la marca, sobre todo en el continente americano. Las ventas mundiales aumentaron en un 5,2 por ciento, hasta superar las 591.000 unidades (enero-abril de 2014: 561.00 unidades).

Los principales índices económicos de referencia se mantuvieron en un alto nivel durante el primer trimestre de 2015. En el periodo desde enero a marzo, el fabricante premium con sede en Ingolstadt registró una facturación de 14.651 millones de euros (que en el primer trimestre de 2014 fue de 12.951 millones), y un beneficio operativo de 1.422 millones de euros (1.314 millones en el mismo periodo del año anterior). El margen operativo sobre las ventas ascendió a un 9,7 por ciento (frente al 10,1 por ciento en el primer trimestre de 2014).

Se espera que la demanda se mantenga alta para los modelos de Audi en todo el mundo.

Desde finales de marzo, Audi ya ha empezado a realizar las entregas a sus clientes del nuevo Audi TT Roadster, y los nuevos RS 3 Sportback y Audi R8 también están llegando a los concesionarios, impulsando así la iniciativa de nuevos modelos. En el segundo semestre de este año la marca de los cuatro aros presentará la nueva generación del Audi A4, su modelo más vendido.

Audi es atractiva no sólo por sus nuevos modelos. La respuesta de los clientes a las innovadoras tecnologías de la marca de Ingolstadt también resulta muy positiva. Por ejemplo, la compañía ha demostrado con éxito que está a la cabeza en conducción pilotada. En octubre de 2014 el Audi RS 7 piloted driving concept rodó sin conductor en el Circuito de Hockenheim a velocidades de hasta 240 km/h. Y a principios de enero, la marca de los cuatro aros estableció un récord mundial en un recorrido de unos 900 kilómetros con periodistas a bordo de un Audi con conducción autónoma en carreteras abiertas al tráfico.

Rupert Stadler declaró ante unos 600 accionistas e invitados: “Es evidente que hemos puesto de relieve nuestro liderazgo tecnológico en el segmento premium. La conducción pilotada aportará mayor seguridad, más comodidad y mayor eficiencia”.

En el nuevo SUV premium, el Audi Q7, que se lanzará en Europa en la segunda mitad del año, los clientes podrán experimentar una etapa preliminar de la conducción pilotada con el control de crucero adaptativo con asistente en atascos. El control de velocidad de crucero mantiene la distancia con el vehículo que circula delante, acelerando y frenando de forma automática. En su fase superior de desarrollo el sistema también se hace cargo de la dirección en situaciones de tráfico denso y a velocidades de hasta 65 km/h. Los pedidos recibidos para el nuevo Audi Q7 superan ya las expectativas de la compañía, incluso antes de que el nuevo modelo llegue a los concesionarios.

Además del Audi Q7, los SUV Audi Q3 y Audi Q5 también tienen una muy buena acogida por parte de los clientes. En los próximos años, la marca de los cuatro aros ampliará su oferta de modelos SUV. El Audi Q1 se producirá en Ingolstadt a partir de 2016, y el Audi Q8 se añadirá a la familia SUV en 2019. La compañía también está desarrollando un SUV deportivo con propulsión eléctrica, que se lanzará al mercado en 2018. Audi tiene previsto ampliar su gama de los 52 modelos actuales a 60 de aquí a 2020.

Para ello, la marca de los cuatro aros ha aprobado el programa de inversiones más grande de su historia: entre 2015 y 2019 se invertirán 24.000 millones de euros, lo que supone 2.000 millones de euros más que en el periodo planificado anteriormente. El 70 por ciento de estas inversiones se destinarán al desarrollo de nuevos modelos y tecnologías. Más de la mitad de las inversiones previstas recaerán en las factorías alemanas de Ingolstadt y Neckarsulm.

Axel Strotbek, responsable financiero, comenta: “A pesar de unas inversiones récord, mantenemos nuestros ambiciosos objetivos y planeamos alcanzar también este año un beneficio operativo sobre las ventas del 8 al 10 por ciento, dentro del margen estratégico”.

Audi consiguió unos resultados convincentes en 2014 a pesar del entorno heterogéneo del mercado, aumentando sus ventas en todas las regiones. El pasado año, la compañía entregó un total de 1.741.129 vehículos a sus clientes (2013: 1.575.480), lo que representa un aumento del 10,5 por ciento (2013: 8,3 por ciento). El Grupo Audi aumentó su facturación un 7,8 por ciento hasta los 53.787 millones de euros (2013: 49.880 millones). El beneficio operativo subió un 2,4 por ciento para alcanzar los 5.150 millones de euros (2013: 5.030 millones). El margen operativo sobre las ventas llegó al 9,6 por ciento (2013: 10,1 por ciento).

El Grupo Audi emplea actualmente a 80.000 personas; la plantilla creció en 5.732 empleados en 2014. Con el fin de fortalecer su estrategia de crecimiento con trabajadores cualificados, Audi también va a crear puestos adicionales en 2015. Más de 6.000 nuevas contrataciones se realizarán en todo el mundo -sólo en Alemania, la marca de los cuatro aros tiene previsto contratar a 4.000 nuevos empleados-, que contribuirán a mantener el lema “A la vanguardia de la técnica”.

La compañía tiene previsto continuar creciendo este año y superar la cifra de vehículos comercializados en 2014. Uno de los retos es el entorno económico y la volatilidad de los tipos de cambio en 2015. Al mismo tiempo, Audi aumenta los gastos para elevar su capacidad de producción y desarrollar tanto nuevas tecnologías como productos atractivos. Otro factor es la fuerte competencia en los principales mercados y la transformación tecnológica que está experimentando la industria del automóvil hacia conceptos de propulsión alternativos, en particular para cumplir las cada vez más estrictas normas anticontaminantes en todo el mundo.

Junto con los objetivos de crecimiento, la facturación del Grupo Audi aumentará de forma moderada, dependiendo de las condiciones económicas. La compañía anticipa un retorno operativo sobre las ventas del 8 al 10 por ciento, una vez más en el margen estratégico.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También