Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Salvar el mundo desde Tarragona en solo 60 minutos

Los escape rooms nos conviertenen héroes que desactivan bombas nucleares o encuentran el antídoto contra una brutal pandemia

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
Salvar el mundo desde Tarragona en solo 60 minutos

Salvar el mundo desde Tarragona en solo 60 minutos

a misión es ayudar al FBI a encontrar un antídoto para salvar a la humanidad de la legión de zombies que deambula por las calles. Sólo tenéis sesenta minutos para dar con ella. Está escondida en una habitación llena de enigmas. En cualquier rincón, por extraño e inhóspito que sea, puede haber una pista. Dentro de un libro, en una caja, tras una puerta, en el suelo, en una fórmula matemática... Atentos a todo lo que pasa a vuestro alrededor. Salir de allí sólo depende de vuestra pericia.

El misterio, la intriga, la emoción y la adrenalina de los escape rooms se han consolidado en la provincia de Tarragona. Es un invento japonés –el primero data de 2008–, que enseguida se expandió por Asia y ahora está en todas partes. Hay en Tarragona, Reus, Torredembarra o Salou. Lo divertido es que se puede jugar en pareja o con amigos, habitualmente en equipos de dos a seis personas –en algunos, el máximos es cinco u ocho–. El precio va desde los diez euros por jugador.

Al entrar se cierran las puertas y ya no hay marcha atrás. El cronómetro se activa. Tienes ante ti la posibilidad de convertirte en un superhéroe capaz de librar al planeta de una catástrofe apocalíptica. Siéntete como Superman o el Capitán América por una hora. Que vuele la imaginación.

Puede ser un día soleado, con un poco de viento, en el que algo sale mal durante una visita al reactor de la central nuclear Vandellòs II. O puedes formar parte de un cuerpo de élite que tiene que desactivar una bomba nuclear en pleno casco antiguo de Tarragona.

Si lo que te va es viajar al pasado, únete a los guardianes del tiempo que se encargan de corregir las alteraciones provocadas por el grupo terrorista temporal Omega. Obusca al abominable Dr. Amsel, director de un hospital psiquiátrico en los años 30 que experimentó con pacientes en campos de concentración nazis. Dicen que ahora podría estar practicando en Reus. Y si eres un apasionado del terror, reta al demente doctor Santiago Deon en Torredembarra.

Un periódico chino describió los escape rooms como una actividad popular entre «estudiantes altamente estresados y trabajadores jóvenes» que acuden a este tipo de actividades para pasar un buen rato y desconectar de los problemas.

La implicación en el juego y la emoción son tan altas que, en ocasiones, los jugadores llegan a destrozar equipamiento o decoraciones de estas ‘prisiones’ temporales, a pesar de que sus responsables siempre advierten antes del inicio que no es necesario utilizar la fuerza, tan solo el ingenio.

Familias y grupos de amigos acuden a los escape rooms para fortalecer vínculos y pasar un buen rato, separados de pantallas y viviendo una auténtica aventura en la vida real.

Para las empresas, la actividad mental y en equipo que plantean son ideales como ejercicio de team building. Ayudan a crear un vinculo entre los trabajadores, que aprenden a apreciar las capacidades de cada uno.

Temas

  • NALTROS

Lea También