Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Samsung lanzará próximamente una versión reparada del polémico Galaxy Note 7

Samsung tuvo que suspender la producción y venta del dispositivo debido a los repetidos casos de combustión del aparato por culpa de su batería fija. El renovado teléfono, bautizado como Galaxy Note FE, comenzará a ser comercializado el próximo 7 de julio con un precio en torno a los 600 dólares
 

EFE

Whatsapp
El modelo Samsung Galaxy Note 7 fue retirado por los repetidos casos de combustión del aparato. FOTO: Flickr

El modelo Samsung Galaxy Note 7 fue retirado por los repetidos casos de combustión del aparato. FOTO: Flickr

Samsung Electronics planea comercializar próximamente una versión rediseñada de su polémico smartphone Galaxy Note 7, que le supuso pérdidas millonarias el año pasado debido a sus repetidos casos de incendio, indicó un portavoz de la compañía surcoreana.
El portavoz explicó están a la espera de que la división de "Tecnologías de la Información y Comunicaciones móviles" anuncie oficialmente una fecha de lanzamiento y que el precio aún no ha sido determinado.

Según la agencia oficial Yonhap, que cita fuentes próximas al asunto, el renovado dispositivo, bautizado como Galaxy Note FE, comenzará a ser comercializado el próximo 7 de julio con un precio en torno a los 600 dólares.
El gigante tecnológico surcoreano celebra desde este lunes su foro estratégico bianual en Seúl, donde está previsto que la división de telefonía decida sobre las fechas de sus próximos lanzamientos, incluido el Galaxy Note 8, sucesor del problemático modelo y que se prevé sea presentado en Nueva York en agosto.

Samsung
A principios de julio se comercializará el renovado teléfono de Samsung. FOTO: PIXABAY

Samsung tuvo que suspender la producción y venta del Galaxy Note 7 (en el primer caso de este tipo en la historia de la telefonía móvil) debido a los repetidos casos de combustión del aparato por culpa de su batería fija, según demostró más tarde una investigación.
El fiasco del "tabléfono" estrella de Samsung le supuso a la empresa una pérdida operativa de unos 6,1 billones de wones (unos 4,8 millones de euros).
El rediseño del Galaxy Note está equipado con una batería con menor capacidad que el modelo original (el intento por lograr una pila que tuviera muy larga duración minimizando al máximo su tamaño fue una de las causas de los incendios del terminal) y con un software totalmente actualizado.

Tras la retirada del "phablet" el otoño pasado, la compañía recibió infinidad de peticiones de grupos medioambientales para que reparara y reutilizara los 4,3 millones de dispositivos Galaxy Note 7 que fueron producidos.
Finalmente, Samsung se comprometió el pasado marzo a reciclar los modelos defectuosos y a comercializarlos de nuevo.

Temas

Comentarios

Lea También