Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Naltros Estrenos

´San Andrés´, un megaterremoto como para echarse a temblar

Regresa el cine de catástrofes, con abundancia de efectos especiales y acción. 41 años después del estreno de ´Terremoto´, Dwayne ´The Rock´ Johnson se dispone a emular a Charlton Heston
Whatsapp
´San Andrés´, un megaterremoto como para echarse a temblar

´San Andrés´, un megaterremoto como para echarse a temblar

El cine de catástrofes regresa a la cartelera con ‘San Andrés’. Los amantes del cine ‘destroyer’ (entre los que me incluyo) van a poder disfrutar de caos, pavor, acción y terremotos de dimensiones desconocidas. O quizás no tanto.

Basta con echar la vista a los últimos años para ver que Roland Emmerich, por ejemplo, ya logró asustarnos en 2004 y 2009 con ‘El día de mañana’ y ‘2012’. En la primera, el clima era la clave para que se desencadenaran tornados, tifones o inundaciones. El cineasta alemán aún fue más allá cuando, aprovechando la psicosis colectiva de la profecía maya del fin del mundo previsto para el 21 de diciembre del 2012 , nos ofrecía un espectáculo dantesco-apocalíptico. Terremotos, volcanes, tsunamis, huracanes, etc... Todo vale para llevar al espectador al límite de la catástrofe natural.

Aunque, antes de ambas, el director Mark Robson ya nos había puesto los pelos de punta con algo aún mucho más real:un temblor de tierra similar a los que con frecuencia sufre la ciudad de Los Ángeles fue la primera señal de alarma. Luego llegarían otros supertemblores. Aquello fue en 1974 y ‘Terremoto’ (filmada entonces en formato de sonido sensorround) logró nominaciones a los Oscar y que el público ‘disfrutara’ viendo cómo Los Ángeles quedaba echa añicos. O trizas. En aquella ocasión era Charlton Heston quien trataba de salvar todo lo salvable.

Curiosamente, la culpable de todo aquel desaguisado era la falla de San Andrés, que se halla situada en una gran depresión del terreno y que se desplaza entre la placa Norteamericana y la placa del Pacífico. Si se ha hecho famosa la falla es por producir grandes y devastadores terremotos, pasando a través del estado de California, en Estados Unidos, a la Baja California, en México.

Y ‘San Andrés’ no juega con algo totalmente ficticio. Tiene una base ‘real’ a la que cogerse. El riesgo de que se produzca un terremoto de magnitud 8 en la escala de Richter en California en las próximas tres décadas ha aumentado de un 4,7 a un 7%, según un estudio publicado en las últimas semanas por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

¡Y vaya si se producen temblores! El fenómeno ha arrasado... en la taquilla americana. Ahora tratará de hacerlo en Europa. Para ello, el director Brad Peyton nos cuenta cómo los temblores en una falla desconocida destruyen primero la presa Hoover de Las Vegas (Nevada) y provocan enormes sacudidas en la de San Andrés, hasta generar un brutal terremoto de magnitud 9 que provoca el caos en toda California.

En esa situación, un piloto de helicóptero de rescate (Dwayne Johnson) y su exesposa (Carla Gugino) se desplazan desde Los Ángeles hasta San Francisco para salvar a su hija (Alexandra Daddario), perdida entre la destrucción que ha sufrido la ciudad.

‘San Andrés’ está repleta de personajes tópicos, coincidencias dudosas y salvajes improbabilidades. Pero entretiene.

Temas

  • CINE

Comentarios

Lea También